Los cinco bloques de viviendas proyectados en Amillaga tendrán una altura menos de lo que estaba previsto

El Pleno de Deba aprueba modificar el Plan Especial de ese ámbito “para reducir el impacto visual negativo”

07.11.2020 | 23:45
La ladera de Amillaga, con el viejo cementerio a la izquierda. Foto: J.L.

deba – La corporación municipal de Deba aprobó en el Pleno del pasado jueves, por unanimidad, modificar de manera inicial el Plan Especial redactado hace años para urbanizar el ámbito de Amillaga.

Como consecuencia de ese cambio, los cinco futuros nuevos bloques de viviendas que se construirán en ese ámbito tendrán una altura menos de lo proyectado inicialmente, por lo que serán bloques "con planta baja, cuatro plantas y ático".

Tras varias semanas de trabajo conjunto, los representantes de EH Bildu, Debarren Ahotsa y el PNV acordaron introducir esa modificación en el Plan Especial de Amillaga "para reducir el impacto visual negativo que iba a producir en la localidad el proyecto que estaba elaborado".

Por otro lado, en la sesión plenaria también se aprobó la contratación del equipo de abogados que defenderá a varios integrantes de la anterior corporación municipal en el juicio que se celebrará como consecuencia de la denuncia interpuesta por un particular por la presunta comisión de un delito medioambiental en las obras para la construcción del nuevo cementerio de Artzabal (el Consistorio no prevé que pueda empezar a funcionar hasta que termine ese litigio).

Además, los corporativos aprobaron (por unanimidad) una moción institucional promovida con motivo del Día Internacional para la erradicación de la violencia contra las mujeres. Según ese texto, "el Ayuntamiento de Deba asume la responsabilidad de construir nuestros territorios, países y pueblos como espacios libres de violencia machista".

Por último, la corporación decidió (con el apoyo de los 6 ediles de EH Bildu, los 3 del PNV y 1 de Debarren Ahotsa y la abstención de tres concejales de Debarren Ahotsa) declarar persona non grata en la localidad a Rodolfo Martín Villa "por ser uno de los principales artífices de la política y la represión franquista en los años 60 y 70".

En esa moción, el Consistorio debarra también insta al Gobierno español a "revocar el acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros el 13 de marzo de 2015, relativo a la petición de extradición formulada por la juez María Servini para tomar declaración a Martín Villa"; al mismo tiempo que agradece a la jueza argentina "el trabajo que está realizando para acabar con la impunidad de los crímenes del franquismo".