La corporación municipal de Azkoitia aprobó en el Pleno del pasado miércoles, de manera inicial, las ordenanzas fiscales para el 2023, que por norma general contemplan la congelación de todas las tasas e impuestos municipales.

La excepción estará en el impuesto de la plusvalía municipal que se recauda cuando se lleva a cabo una transmisión o compraventa de un inmueble; toda vez que “tras el cambio en el método de cálculo introducido por el Decreto Foral-Norma 7/2021, se ha modificado con el fin de equiparar la recaudación a lo que venía recaudando el Ayuntamiento por el citado impuesto”, explican desde el Consistorio.

Sea como fuere, las ordenanzas fiscales para el próximo año salieron adelante con el voto favorable de los representantes del equipo de gobierno municipal (PNV y PSE); mientras que los ediles de EH Bildu se abstuvieron en la votación y el concejal de Azkoitia Bai se posicionó en contra.

Bonificaciones

Como novedad, en las ordenanzas fiscales aprobadas para el 2023 se contempla aplicar durante cinco años una bonificación del 25% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a aquellas personas de la localidad que instalen placas solares u otros sistemas de energías renovables para el aprovechamiento térmico o eléctrico en sus viviendas o caseríos. En cualquier caso, esa bonificación no superará el 50% del coste de la instalación y será de 1.000 euros como máximo.

Además, el Consistorio aplicará una bonificación del 95% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras a las personas propietarias de viviendas o comunidades vecinales que incorporen sistemas para el aprovechamiento energético en construcciones, instalaciones y obras.

Tarifas de Elkargunea

El Pleno del miércoles también aprobó congelar para el próximo año las tarifas que se cobran por los servicios que se prestan en el edificio socio-deportivo de Elkargunea.

La excepción estará en la tasa relativa al servicio de fisioterapia, que ha sido modificada y sufrirá un incremento “para equipararla a los precios del mercado”.

En cualquier caso, las tasas de Elkargunea para el 2023 tampoco salieron adelante con un apoyo unánime. Los ediles del PNV y del PSE votaron a favor y los representantes de EH Bildu y Azkoitia Bai se abstuvieron en la votación. l