Donostia ciudad

Donostia | El paseo de La Concha quedará cerrado al tráfico todos los domingos y festivos

La céntrica carretera será exclusiva para peatones y bicicletas de 9.00 a 19.00 horas en invierno y hasta las 21.00 horas en verano

02.12.2020 | 15:51
Paseo de La Concha cerrado al tráfico el 20 de septiembre, con motivo del Día Sin Mi Coche

El Ayuntamiento decide peatonalizar el paseo "tras los buenos resultados" de experiencias anteriores

DONOSTIA - El paseo de La Concha será exclusivamente peatonal y ciclista los domingos y festivos de aquí en adelante, según ha dado a conocer el Ayuntamiento de Donostia, que ha tomado una decisión que ya había venido probando en los últimos tiempos en distintas ocasiones y que enmarca dentro de las políticas de restricción de áreas céntricas al tráfico y de reducción de emisiones.

El cierre al tráfico motorizado, incluidas las motos y autobuses, ya se ha producido en el pasado en distintas ocasiones, como cuando se autorizó hacer deporte a la población tras el confimamiento. También se ha repetido en distintas ediciones del Día sin Mi Coche, la última el 20 de septiembre pasado, así como algunas noches de Semana Grande, para favorecer la contemplación de los fuegos artificiales sin tráfico, por la presencia de los Gigantes y Cabezudos en la zona y con motivo de distintas pruebas deportivas que atraviesan el paseo de La Concha y obligan a dejar cerrada la carretera a todo tipo de vehículos.

El cierre al tráfico en domingos y festivo no es una experiencia piloto sino una decisión a futuro, sin fecha de finalización. En horario de invierno, la peatonalización del paseo se producirá de 9.00 y 19.00 horas mientras que en verano se alargará hasta las 21.00 horas.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, ha explicado que la medida busca "favorecer el paseo de peatones y ciclistas, teniendo aún más relevancia en estos momentos en los que la distancia social y los espacios al aire libre son tan importantes". Sin embargo, recalcó que la medida no es solo para el periodo de pandemia en el que nos encontramos sino que nace con vocación de futuro y recordó que las experiencias que se han llevado a cabo hasta el momento "han dado muy buenos resultados".

Una de las consecuencias que tendrá el cierre de los dos carriles de esta céntrica vía urbana de los vehículos a motor es que los autobuses deberán cambiar sus itinerarios, como en otras ocasiones. Solo de en Dbus hay cinco líneas que atraviesan el paseo de La Concha. En concreto, las 5-Benta Berri, 18-Seminarioa, 25-Benta Berri-Añorga, 33-Larratxo-Intxaurrondo-Antiguo-Berio y 45-Estaciones Renfe-Bus Geltokiak-Antiguo-Aiete. La de Igeldo hace tiempo que sube por Miraconcha y no atraviesa el paseo. Además, hay otras líneas de Lurraldebus que quedarán igualmente afectadas.

En sentido hacia El Antiguo, el transporte público subirá por Miraconcha para circular posteriormente por Sanserreka para bajar por Pío Baroja hacia El Antiguo y recuperar sus recorridos. Todas las paradas seguirán en activo ya que, precisamente, la última del paseo de La Concha está en La Perla y seguirá en activo.
En dirección al Centro, los autobuses que salen del oeste subirán por Pío Baroja y bajarán por Aldapeta. En este caso, quedará suprimida la parada habitual de Ondarreta, que se trasladará a Esclavas o a Pío Baroja 4. Asimismo, la de San Martín 57 quedará anulada.

El cierre a los motores del paseo de La Concha en días festivos forma parte de la estrategia de ampliación de peatonalizaciones que tiene sobre la mesa el Ayuntamiento, aprovechando la puesta en marcha de la pasante del Topo bajo el centro de la ciudad. El último paso se dio en junio con la puesta en marcha de una acera más ancha y un bidegorri más amplio, aún a falta de rematar.

Además, en el caso del paseo de La Concha, se une a la idea barajada hace tiempo y asumida por el Gobierno de Eneko Goia de convertir esta carretera en una zona peatonal, construyendo debajo un subterráneo por el que circulen los vehículos a motor.

Recientemente, Goia se mostró partidario de dejar el paseo de La Concha exclusivamente peatonal en el futuro y de construir una calzada subterránea para no anular el tráfico, tal y como se lleva estudiando desde que Odón Elorza era alcalde. La reforma del paseo de La Concha, además, es uno de los 78 proyectos que Donostia presentará a las ayudas de los fondos europeos Next Generation. "Sería ingenuo no querer convertir el paseo más bonito que tiene Donostia en peatonal", dijo Goia. El programa de gobierno municipal PNV-PSE ya contemplaba llevar a cabo estudios para analizar esta opción, pero esta posibilidad ha dado pasos adelante en los últimos meses, hasta llevar a un posicionamiento tajante a favor de la obra.