bertan

El frente del Buen Pastor y el inicio de Easo, peatonales cuando acabe la obra del Topo

En otoño cambiará el sentido de las calles San Martín y Zubietavetará el tránsito de coches por la Avenida hacia Gros, por lo que se aconseja el vial o la variante

25.07.2020 | 00:57
Zona peatonal frente al Buen Pastor, entre Urbieta y Fuenterrabía, con coches entrando a San Martin, con la dirección cambiada.

donostia – El frente del Buen Pastor, cerrado al tráfico en la actualidad por las obras del Topo, será peatonal cuando estas terminen, a partir de 2022. También lo serán las dos primeras manzanas de la calle Easo, recientemente reabiertas a la circulación. Estos dos nuevos espacios peatonales son algunos de los que nacerán en la trama urbana donostiarra, según anunció ayer el alcalde de Donostia, Eneko Goia, acompañado de la concejala de Movilidad, Pilar Arana.

Pero antes de la creación del nuevo "espacio peatonal espectacular" en el centro donostiarra, el próximo otoño cambiará la dirección de las calles San Martín y Zubieta, con el fin de ir adecuando el tráfico a la futura realidad, sin tránsito por parte de San Martín y parte de Easo.

La calle San Martín dejará de ser de entrada al centro de Donostia y servirá para salir hacia La Concha. Además, uno de sus carriles se convertirá en un ancho bidegorri. Quienes lleguen desde el carril ciclista de La Concha, por ejemplo, podrán seguir por San Martín y Easo en dirección a Amara. Otro carril de San Martín será para el transporte público y el tercero, para vehículos privados. La puesta en marcha de este bidegorri hará innecesario el actual tramo de Manterola.

Por otra parte, la calle Zubieta, que sale del Centro hacia El Antiguo en la actualidad, servirá para dirigirse del Centro en dirección al Oeste. Para ello, se creará un cruce de carriles junto a la plaza Zubieta.

Esta reforma conllevará el cambio de dirección de la calle Arrasate, así como de la del tramo de San Bartolomé comprendido entre la calle Triunfo y la calle Marina, que retomará su sentido anterior.

El cambio en las direcciones de estas dos principales arterias del centro donostiarra conllevará variaciones en el trayecto de los autobuses. Los que salgan del Boulevard en dirección Oeste (El Antiguo) se meterán en la calle Miramar, seguirán hacia Urbieta, girarán por San Martín y al llegar a la calle Zubieta tomarán los carriles más cercanos a la playa. La parada de la calle Zubieta 14 será traslada a Urbieta 20.

En dirección al Este (Centro-Gros), los autobuses que lleguen desde La Concha continuarán por la calle Zubieta (en lugar de San Martín, como ahora) hasta el hotel Londres y seguirán por la Avenida de la Libertad para retomar sus recorridos y paradas. La de San Martín 57 se trasladará a la plaza Zubieta.

avenida sin coches Los coches particulares, por su parte, no podrán dirigirse desde Zubieta hasta la Avenida, que quedará vetada para ellos. Así, tanto el alcalde como la concejala de Movilidad insistieron en que los conductores se vayan acostumbrando a tomar el vial Amara-Aiete-Antiguo o la Variante para dirigirse desde la zona Oeste al Este de Donostia ya que, si se dirigen al Centro, al llegar a la Avenida serán desviados a la calle Urbieta y, de allí, tendrán que continuar hacia el río, como ahora. Como se recordará, el cierre del tramo de San Martín frente al Buen Pastor obliga a los conductores a seguir por Urbieta hasta la calle Parque y el paseo Árbol de Gernika para tomar después el puente de Santa Catalina.

Goia destacó que los cambios anunciados ayer forman parte de un "proceso de transformación" en el que la ciudad está inmersa y que son "un nuevo paso en la hoja de ruta con parámetros ya definidos para lograr una mejora en la calidad urbana". "No son un cambio puntual por las afecciones de la obra del Topo", añadió. No obstante, recalcó que están ligados a esta actuación porque "cuando se termine el agujero de San Martín y llegue el momento de reponer la urbanización se aprovechará para colocar la nueva". En las nuevas zonas peatonales, además, estarán dos bocas de acceso a la estación nueva del Topo en el Centro.

Goia insistió en que las modificaciones hechas públicas son las que han sido decididas ya pero que hay otras en fase de proyecto, que se irán conociendo más adelante.

Por otra parte, la transformación del centro urbano prevista para el otoño coincidirá con la puesta en marcha del nuevo servicio de bicicletas públicas, que pasará a formar parte del conjunto del nuevo transporte público "integrado e integral con una visión de sistema único y complementario que se irá desplegando en los próximos dos o tres años". La nueva movilidad, según los responsables municipales, "tendrá una dimensión sostenible, con más transporte limpio y menos contaminante, con reducción de emisiones de gases de efecto invernadero".

cambios urbanos

Direcciones. Aunque el cambio de direcciones se pondrá en marcha en otoño, los nuevos tramos peatonales se irán creando a medida que finalicen las obras del Topo a partir de 2022.

Carril bici por San Martín. El carril bici de La Concha conectará con el que discurrirá por San Martín y este con el de Easo para ir a Amara. El tramo de bidegorri de Manterola desaparecerá.

Otros cambios. Habrá más cambios tras la apertura del tramo del Topo, aún en definición.

objetivos

Goia "no son cambios por la afección de las obras"

El alcalde, Eneko Goia, destacó que los cambios y peatonalizaciones anunciadas no tienen su origen en las afecciones de la obra del Topo sino que "forman parte de la transformación de la ciudad para un movilidad con menos coches circulando por el centro, más zonas para el disfrute y más transporte limpio".

Los coches que lleguen por Zubieta al Centro no podrán transitar por la Avenida y serán desviados por Urbieta hacia el río

Los cambios de direcciones afectarán también a Arrasate y el tramo de San Bartolomé entre Marina y Triunfo