bertan

Iturritxo estrena el plan para reducir a "casi cero" el consumo en los edificios de Alokabide

El edificio de Ategorrieta es el primero de la CAV en adaptarse al programa Zero Plana para la eficiencia energética

30.05.2020 | 00:22
El edificio Iturritxo de Ategorrieta, con cuatro plantas y una docena de viviendas, en plenas obras.

donostia – El edificio Iturritxo de Ategorrieta, con una docena de pisos de alquiler que han pasado recientemente a manos del Gobierno Vasco, es el primer ejemplo de un plan de mejora de la eficiencia energética emprendido por departamento de Vivienda y denominado Zero Plan, que trata de que los edificios de pisos en arrendamiento del programa Alokabide tengan "un consumo energético casi nulo". El programa, con un horizonte de 30 años, tiene un coste de 193 millones de euros.

Así lo explicó ayer el consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, que añadió que el plan afecta a 136 inmuebles de la Comunidad Autónoma Vasca, con distintas tipologías y antigüedades, y una suma total de 7.500 viviendas destinadas al arrendamiento.

El inmueble Iturritxo, con casi un siglo de vida ya que fue construido en 1929 y es muy conocido por el bar que funcionó en su planta baja hasta hace un año, comenzó las obras el pasado 18 de mayo. Los trabajos afectan a las doce viviendas que alberga, así como a las fachadas y la cubierta, que serán dotados de una nueva envolvente térmica más aislante. Además, la obra conlleva la modernización de sus instalaciones (agua, luz y electricidad) y su centralización. También incluye la mejora de la accesibilidad, gracias a la instalación de un nuevo ascensor, y la reparación de puntos dañados de la estructura y la cimentación. Asimismo, se canalizará el agua por medio de zanjas.

Según explicaron ayer responsables de la iniciativa, el proyecto tiene varios elementos innovadores, como el sistema de aislamiento térmico por el exterior con placas aislantes de corcho de alto rendimiento térmico y un desempeño medioambiental eficiente. Además, el nuevo ascensor será "regenerativo", es decir, que producirá energía dependiendo de la carga y del sentido de la marcha, de modo que ahorre electricidad. Asimismo, podrá funcionar con las placas voltaicas, es decir, con energía 100% limpia.

Una vez terminada la obra, el inmueble quedará dotado de un sistema de autogestión energética para un mejor control y pago de los consumos. Los residentes podrán verificar el gasto de electricidad al momento así como de modo diario, mensual y acumulado, lo que les permitirá controlar el gasto. Los inquilinos del edificio podrán fraccionar los pagos.

El consejero de Vivienda, Iñaki Arriola, ensalzó ayer el proyecto "pionero por su amplitud, su carácter integral y la innovación tecnológica y social que incorpora". Asimismo, destacó que sus tres objetivos principales son la digitalización, el bienestar de sus vecinos y la eficiencia energética. "Esto implica un cambio profundo en la gestión del servicio público de alquiler, poniendo la revolución digital al servicio de las personas usuarias", señaló.

Antes de esta primera obra, el departamento de Vivienda del Gobierno Vasco ha llevado a cabo una evaluación energética del parque de viviendas de alquiler públicas con una auditoría en once edificios tipo, clasificados según sus niveles de eficiencia energética.

Accesibilidad. Tras la adaptación del edificio Iturritxo a Zero Plana en Donostia, el Gobierno Vasco llevará a cabo actuaciones similares en sendas construcciones de Amurrio y Ortuella. El gasto para los tres será de cuatro millones de euros. La antigüedad de Iturritxo hace que requiera una rehablitación profunda, lo que incluye también accesibilidad. Solo el 2% de los edificios de Alokabide tienen esta necesidad. El 67% de ellos necesita intervenciones de tipo medio, más baratas, y el 15%, de nivel alto, algo más caras.

edificio muy antiguo

rehabilitación