El área de Arcelor Zumarraga se reactivará

El Gobierno Vasco adquiere parte de los terrenos de la antigua fábrica para destinarlos en un futuro a actividades económicas

01.09.2021 | 23:47
Fábrica de Arcelor Mittal en Zumarraga que desde 2016 permanece inactiva. Foto: Ainara Garcia

donostia – La zona donde se sitúa la antigua fábrica de Arcelor Mittal en Zumarraga, en desuso desde 2016, recuperará en un futuro la actividad económica tras la adquisición por parte del Gobierno Vasco de una parte de los terrenos, en concreto una superficie de 15 hectáreas, por siete millones de euros.

La agencia Sprilur gestionará esta operación, que fue anunciada ayer por el Gobierno Vasco, con la que confía en regenerar una zona industrial infrautilizada. Desde que la multinacional angloindia Arcelor Mittal decidiera cerrar la fábrica acerera de Zumarraga en 2016, en una decisión que fue muy contestada tanto por los trabajadores como por el propio Ejecutivo vasco, tan solo se mantenía la actividad de un almacén que gestiona chatarra.

Esta situación cambiará tras proceder a la formalización de esta adquisición, que el Gobierno Vasco prevé en este mismo mes de septiembre. Su intención es volver a dotar a esta zona de Urola Garaia de actividad económica, aunque aún no pone una fecha orientativa para su materialización. En cualquier caso, adelanta que no se tratará de la misma actividad que desarrollaba Arcelor Mittal, centrada en la transformación de aceros y posterior comercialización.

Como primer paso, Sprilur informó de que se procederá a descontaminar las 15 hectáreas adquiridas donde se encontraban el tren de laminación y el almacén de chatarra. Esta última instalación, que en la actualidad se encuentra en funcionamiento, será trasladada a otro enclave, tal y como figura en el pacto alcanzado con la multinacional angloindia.

El Gobierno Vasco asumirá los costes de la descontaminación de los suelos porque, según argumentó, la adquisición se integra dentro de su política de regeneración de suelos industriales que impulsa a través de Sprilur y que, tal y como destacó, será "cada vez más" la misión de este organismo.

Los planes establecidos por el Ejecutivo vasco contemplan comenzar con el proceso de desmantelamiento en octubre de este mismo año, con el inicio del trámite para la demolición de los edificios industriales existentes que dará paso a la operación de descontaminación.

Esta intervención además tiene otra vertiente ambiental, puesto que contempla sacar a cielo abierto una parte del cauce del río que discurre de forma soterrada por debajo de la antigua fábrica de Arcelor Mittal en Zumarraga y cuyo proceso se iniciará de forma paralela a la descontaminación de suelos.

En este caso se implicará otro organismo dependiente del Gobierno Vasco, la Agencia Vasca del Agua URA, cuyo objetivo es gestionar la política pública relacionada con la gestión del agua en Euskadi. De este modo, el Gobierno Vasco afirma que cumple con el doble objetivo de proceder a una regeneración ambiental y a la recuperación de la actividad económica.

inactividad La operación anunciada ayer entre el Gobierno Vasco y Arcelor Mittal significará la vuelta de las máquinas a una zona de Zumarraga que en los últimos cinco años no ha visto funcionar apenas ninguna.

La multinacional acerera cerró a mediados de 2016 el tren de laminado y los hornos en los que trataba el acero para ser posteriormente comercializado y en los que trabajaban 324 personas. Tan solo ha mantenido el almacén de chatarra con ocho trabajadores, que ahora serán trasladados a otra ubicación para permitir la regeneración de esta zona degradada.

La decisión de Arcelor Mittal de cerrar la fábrica de Zumarraga y recolocar a parte de estos tres centenares de empleados en otras plantas de la CAV, Navarra y Asturias se mantuvo firme a pesar de la implicación institucional para evitar esta clausura.

Así, el Gobierno Vasco, la Diputación de Gipuzkoa, los ayuntamiento de la comarca de Urola Garaia y los sindicatos se unieron para elaborar un plan de viabilidad de la fábrica, que no fue tomada en cuenta por la multinacional. Arcelor Mittal optó por apostar por otras plantas que tiene en Gipuzkoa, tanto en Bergara como en Olaberria, que ha previsto ampliar.

la cifra

7

millones de euros es la cifra que el Gobierno Vasco ha acordado abonar a Arcelor Mittal para la adquisición de parte de los terrenos que ocupa su fábrica situada en Zumarraga, y que tiene una superficie de 15 hectáreas.

noticias de noticiasdegipuzkoa