CAF no descarta acciones legales contra Bombardier si no cumple el contrato

El comité de empresa de la planta de Bombardier en Crespin exige a Alstom que les informe sobre el futuro de la fábrica

09.02.2021 | 01:04
Unidades en construcción en las instalaciones de CAF en Beasain. Foto: N.G.

donostia – CAF no descarta iniciar acciones legales contra Bombardier, en la actualidad integrada en Alstom, en caso de que decida no continuar con el contrato del RER B en París. Así lo señala el consejero delegado de CAF Francia, Alain Picard, en declaraciones a varios medios de comunicación franceses en las que también afirma que la postura de Alstom cuestiona la libre competencia en el país galo.

Picard admite que la decisión de Alstom de retirar a Bombardier del consorcio que, junto con CAF, logró la adjudicación de 146 trenes de Cercanías a París por valor de 2.560 millones de euros ha causado "decepción" e "incomprensión" en la firma con sede en Beasain. "Esto genera una situación en la que CAF tiene que reclamar daños y perjuicios a la empresa Bombardier, ahora parte del grupo Alstom", considera.

Mañana miércoles los operadores franceses RATP y SNCF han convocado a CAF y a Bombardier para tratar los detalles del contrato que ya está firmado y, además, no es renegociable según subraya Alain Picard. El consejero delegado de CAF Francia asegura que esta empresa acudirá a la cita, pero desconoce si Bombardier hará lo mismo. En caso de que se ausentara, "podría haber litigios, porque nos impedirían acceder al contrato", advierte.

En cualquier caso, refuerza la idea de que CAF se ha comprometido a ejecutar un proyecto en Francia que las operadoras le han adjudicado, y mantendrá esta responsabilidad con los clientes, RATP y SNCF, siempre y cuando las condiciones lo permitan. Picard afirma que "todas las opciones están sobre la mesa" y que entre ellas se encuentra la posibilidad de cumplir el contrato en solitario.

libre competencia El malestar generado se extiende al comprador de Bombardier, la compañía ferroviaria gala Alstom que, según opina Picard, ha impedido la libre competencia en el país galo. Según señala, la decisión de rechazar el contrato del RER B parisino plantea tres cuestiones legales. La primera de ellas hace referencia a la retirada de una de las partes que conforma el consorcio.

Una segunda cuestión se refiere a la libre competencia en Francia, y a este respecto señala que son las autoridades galas las que deben establecer si se han incumplido las normas que garantizan que cualquier empresa puede acceder a desarrollar proyectos en suelo galo.

Por último, el consejero delegado de CAF Francia apunta más alto, a la Unión Europea, al considerar que "la dificultad de un tercero para entrar en el mercado europeo plantea la cuestión de que los remedios no son eficaces".

El estupor con el que Alain Picard ha recibido la noticia de que Alstom retiraba a Bombardier del consorcio con CAF afecta también a las razones esgrimidas por el gigante francés. En este sentido, asegura "no entender" que Alstom haya adquirido por 5.000 millones de euros Bombardier si sabía que tenía pérdidas en los contratos. "Es asombroso", piensa.

Además, lamenta que alegue incompetencia para llevar a cabo este contrato. "Su actitud es de desprecio tanto hacia los empleados de Bombardier como los de CAF", critica.

En esta línea, el malestar por la decisión de Alstom ha alcanzado a los propios trabajadores de Bombardier. El comité de empresa de la planta que tiene la firma canadiense en Crespin, Francia, exigió ayer a Alstom explicaciones y una reunión para que les informe de qué planes de futuro tiene para esta fábrica ya que, según asegura, no conocen los detalles de la estrategia que va a seguir.

colaboración anterior Alain Picard lamenta que la firma ferroviaria francesa cuestione la capacidad de la guipuzcoana de fabricar los trenes contemplados en el contrato cuando "hemos desarrollado proyectos conjuntos" con Alstom para construir trenes de alta velocidad y de cercanías "que han salido muy bien, y eso Alstom no lo menciona".

Por otro lado, reitera su compromiso con el mercado francés, donde tiene una fuerte implantación que data de años y que se ha reforzado con la implantación de una planta en la localidad gala de Bagnères de Bigorre, ubicada en la zona de Altos Pirineos.

Precisamente en esta fábrica "tenemos intención de invertir" para potenciar la mejora de la calidad de los productos y una optimización en la gestión de proyectos, según afirma el consejero delegado de CAF Francia, quien añade que este compromiso tiene la intención de mantenerse en el tiempo.

"El objetivo de CAF no ha cambiado", indica, para añadir que su apuesta se dirige hacia tranvías, trenes ligeros, trenes de hidrógeno, renovaciones de los RER e incluso trenes nocturnos. "Si tenemos contratos tendremos que fortalecer nuestros equipos y el ferrocarril sigue siendo un sector en crecimiento, mucho más que la aeronáutica o el automóvil", concluye.

"Las acciones de Alstom impiden el desarrollo de cualquier competencia en Francia"

"CAF reitera su intención de desarrollarse en Francia en diferentes segmentos"

alain picard

Consejero delegado de CAF Francia