Mercado laboral

Gipuzkoa despide 2020 con un incremento del paro del 13,55%

Las listas de Lanbide registran 4.110 desempleados más aunque en diciembre el descenso se haya frenado

05.01.2021 | 12:34
Una oficina de Lanbide ubicada en Donostia

El difícil año que ha concluido ha tenido duros efectos a nivel sanitario que también se han trasladado al ámbito económico y un claro reflejo en Gipuzkoa se encuentra en el mercado laboral, que ha cerrado el ejercicio con un incremento del paro del 13,55% con respecto a diciembre de 2019, lo que significa que el año se despidió con 4.110 guipuzcoanos desempleados más.

La evolución positiva de diciembre en comparación con noviembre no ha logrado paliar los efectos de las medidas adoptadas para intentar frenar la expansión de la epidemia de Covid. El último mes de año registró un descenso de la tasa del paro del 2,2% porque en esos 30 días en Gipuzkoa 781 personas lograron encontrar un puesto de trabajo. El sector de los servicios fue el que presentó un mejor comportamiento, ante la llegada de la temporada navideña que invita al consumo.

Sin embargo, la afiliación a la Seguridad Social cayó en 346 guipuzcoanos, en consonancia con la tendencia del año. Según los datos facilitados por el Departamento vasco de Trabajo y Empleo y por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, en diciembre se produjo una caída de la afiliación a la Seguridad Social de 6.423 personas en Gipuzkoa, lo que significa un retroceso del 1,96%.

Este comportamiento es similar en el conjunto de Euskadi, que ha cerrado 2020, el año de la pandemia, con 129.240 parados registrados en los servicios públicos de empleo, un 13,21% más que en 2019 al incrementarse en 15.078 personas. Respecto a la Seguridad Social, en diciembre había inscritos un total de 959.132 vascos, 21.460 menos que en el mismo mes de 2019, lo que se traduce en una bajada del 2,19%.

VALORACIÓN DEL GOBIERNO VASCO

La viceconsejera de Empleo, Elena Pérez Barredo, se ha centrado en analizar los datos correspondientes al mes de diciembre en comparación con los del mes anterior que, según ha destacado, tuvo uno de los mejores comportamientos de los últimos 15 años. La viceconsejera ha señalado que estos datos son en conjunto positivos porque la economía "ha mostrado una capacidad de resistencia muy superior a lo que apuntaban todas las previsiones" desde que en marzo se decretó el primer estado de alarma y después de que "numerosos sectores, muy especialmente la hostelería, hayan sufrido sucesivas limitaciones o incluso impedimentos de su actividad".

"Que el paro descienda es siempre un dato positivo, porque lo que nos indica es que hay gente que encuentra empleo o que se reincorpora al mismo. Pero en las circunstancias que estamos viviendo, y teniendo en cuenta que hemos vivido el año con el descenso del PIB más importante que hayamos conocido, el impacto en el empleo ha sido menor del esperado", ha señalado.

No obstante, la viceconsejera ha insistido en la necesidad de "leer" estos datos "con la máxima de las cautelas" por "el contexto de incertidumbre que vivimos" y ha recordado que el Gobierno Vasco centra sus esfuerzos en recuperar los niveles de empleabilidad anteriores a la irrupción de la pandemia de coronavirus.