motor

Tendencia dominante

25.10.2020 | 01:32
Tendencia dominante

Es la guerra y todos quieren participar en ella. Los eléctricos parecen ser el futuro, pero el presente más innovador es de los híbridos enchufables. Seat ya tiene el suyo y se incorpora a su modelo estrella, el León.

Seat se sube al carro de los híbridos enchufables. Hace más de una década, en aquellos años previos a la última crisis económica –aunque, la verdad, uno tiene ya la sensación de estar viviendo inmerso en una constante crisis, ya sea económica, sanitaria o de lo que sea–, durante una intensa y muy interesante presentación de la gama Seat en Vitoria, uno de los responsables del acto, ante las preguntas sobre el futuro de los sistemas de propulsión, nos adelantó que, en su opinión, hasta que los vehículos eléctricos se convirtieran en la tendencia generalizada, siempre con el permiso de los modelos de hidrógeno, consideraba que los híbridos enchufables eran la solución ideal, el eslabón de transición hacia una movilidad sin emisiones. Y es ahora cuando Seat pone en práctica aquella afirmación con la llegada al mercado del nuevo León 1.4 e-Hybrid, del que ya se admiten pedidos, con un precio de partida, previo a descuentos y ayudas, de 34.080 euros.

Producido en la fábrica de Martorell, con una potencia combinada de 204 CV, la equiqueta Cero Emisiones de la DGT, cambio automático DSG de seis velocidades y una autonomía en modo eléctrico de hasta 64 kilómetros (WLTP), estará disponible en la carrocería compacta de cinco puertas y en la familiar deportiva Sportstourer, así como en los acabados Xcellence y FR. Pocos automóviles pueden ofrecer una combinación de prestaciones y eficiencia energética al nivel de este asequible León, que con los descuentos y ayudas gubernamentales se presenta a un precio muy competitivo. Asimismo, permite al superventas compacto de Seat contar con una amplia oferta de sistemas de propulsión: gasolina (TSI), diésel (TDI), de gas natural comprimido (GNC), Mild-Hybrid (eTSI) e híbrida enchufable (e-HYBRID), con potencias entre los 90 CV del 1.0 TSI y los 204 del PHEV.

El nuevo sistema de propulsión emplea un cuatro cilindros de gasolina sobrealimentado del que obtiene 150 CV junto a un motor eléctrico de 116 CV, lo que reporta una potencia combinada de 204 CV y hasta 350 Nm de par máximo, lo que permite al Seat León pasar de 0 a 100 km/h en apenas 7,5 segundos. Por su parte, los consumos y las emisiones homologados caen en picado, hasta situarse en valores de 1,1 a 1,3 litros de carburante a los 100 kilómetros y de 25 a 30 gramos de CO2 por kilómetro. El grupo eléctrico se alimenta con un conjunto de baterías de iones de litio con 13 kWh de capacidad, que se recargan mediante un enchufe (corriente alterna en 3 horas y 42 minutos a través de una toma de 3,6 kW o en 5 horas y 48 minutos en un enchufe normal de 2,3 kW) y por medio del sistema de frenada regenerativa.

Otro detalle de esta nueva versión es que se trata de la variante del León mejor conectada, según explica Seat, ya que "además de disponer de las funciones habituales del sistema permite controlar de forma remota mediante el smartphone la carga de la batería, el estado de la misma y activar la climatización a distancia".

Asimismo, cabe destacar la completa dotación en asistencias a la conducción con la que cuenta este modelo, entre ellas: los asistentes de emergencia, de viaje, el lateral, el de ángulo muerto hasta 70 metros, la alerta de tráfico al salir marcha atrás, la advertencia de peligro posterior antes de abrir las puertas y, en las próximas semanas, el control de crucero adaptativo y predictivo, que hace uso de la conexión online para obtener información sobre el tráfico y la infraestructura. En definitiva, un coche para satisfacer todos los deseos y necesidades, una compra inteligente.

Con 204 CV, 350 Nm, cambio DSG y 64 kilómetros de autonomía eléctrica, sale por 34.080 euros menos ayudas

Seat ha puesto a la venta este mes el nuevo León

e-HYBRID, el primer híbrido enchufable de la marca