Altuna y Ezkurdia aclaran sus ideas

Los dos manistas de Aspe defienden su “buena voluntad” en la intención de crear una asociación y mantienen los objetivos mostrados el lunes

24.10.2020 | 01:26
Ezkurdia y Altuna III posan durante una elección de material del Cuatro y Medio.

donostia – El conflicto entre los pelotaris en huelga y Baiko no solo afecta a estas dos partes. Los campeonatos están paralizados y la empresa bilbaina no tiene más remedio que programar festivales repetitivos con los únicos siete manistas que tiene disponible en estos momentos. La preocupación y la incertidumbre mandan en la pelota profesional y el acuerdo entre la mayoría de la plantilla de Baiko y su director general, José Ramón Garai, parece que todavía es demasiado lejano. En un intento de desbloquear esta situación Jokin Altuna, Joseba Ezkurdia, Aimar Olaizola y Mikel Urrutikoetxea crearon una asociación para tratar de intermediar con la Liga de Empresas de Pelota Mano y defender los derechos de los pelotaris. Esta iniciativa no tuvo la mejor de las acogidas por parte de los pelotaris en huelga y ayer Altuna y Ezkurdia lanzaron un comunicado para tratar de aclarar la situación.

Los dos pelotaris de Aspe involucrados en la creación de esta asociación decidieron romper su silencio ayer y dejar clara su postura ante este conflicto. "Nuestra intención ha sido de lo más honesta y, en ningún momento, hemos sido manipulados. La preocupación y el sentido de la honestidad han sido el único motivo que nos ha llevado a intervenir", comentaron Altuna y Ezkurdia, que mantienen que la asociación de los pelotaris es la "alternativa más adecuada" y puede ayudar en este conflicto y en futuros problemas que surjan en el mundo de la pelota profesional. "Bajo el amparo de esta asociación se puede canalizar todas las reivindicaciones de los pelotaris en huelga", añadieron.

En el comunicado, los pelotaris de Aspe expusieron los pasos seguidos para formar esta asociación y tratar de buscar una solución al conflicto. Altuna y Ezkurdia se juntaron con Aimar Olaizola y Mikel Urrutikoetxea, los otros dos integrantes de esta iniciativa, y decidieron poner en marcha este proyecto. También comunicaron su intención a la Liga de Empresas y realizaron varias reivindicaciones entre las que se encuentra la reanudación de las negociaciones con los pelotaris que no fueron renovados por Baiko. "Vista la dimensión que ha tomado la situación que estamos viviendo, simplemente, hemos querido hacer una labor de intermediación. Hemos querido hacer nuestras aportaciones por la situación de bloqueo en las negociaciones entre Baiko y ELA", expresaron en el comunicado.

Este proceso no tuvo la acogida esperada y debido a ello, Altuna y Ezkurdia decidieron justificar con este comunicado sus intenciones colaborativas en el asunto entre Baiko y ELA. Uno de los puntos que no sentó bien a los pelotaris en huelga fue la falta de comunicación entre las partes. "Somos conscientes de que las prisas nos impidieron aclarar debidamente nuestros planteamientos, así como, apelar al colectivo de pelotaris a un plazo tan corto como 48 horas", apuntaron. En el primer comunicado, Altuna, Ezkurdia, Urrutikoetxea y Olaizola indicaron que tenían la intención de ser la cabeza visible de esta asociación. Sin embargo, ayer Altuna y Ezkurdia declararon que en no quieren erigirse como "los responsables de la asociación, sino ser meros intermediarios".

Este nuevo capítulo en el actual litigio de la pelota mano profesional no hace que la idea principal de Altuna, Ezkurdia, Urrutikoetxea y Olaizola quede descartada. Los pelotaris de Aspe volvieron a dar valor a la asociación y a los planteamientos realizados: "Queremos reivindicar los objetivos marcados el lunes y el firme propósito de que la asociación de pelotaris es la mejor herramienta para proteger los derechos de los pelotaris en el futuro".

reunión Por otra parte, los quince pelotaris en huelga celebraron ayer una reunión en la que no se dieron novedades significativas. Los manistas debatieron sobre los últimos acontecimientos vividos y ratificaron su intención de mantener la convocatoria de paro hasta finales de noviembre.