Manu Díaz
Nuevo Presidente de la federación guipuzcoana de fútbol

Manu Díaz: "Estamos tranquilos en cuanto a la salud y a la unidad del fútbol guipuzcoano"

21.12.2020 | 00:41
Manu Díaz: "Estamos tranquilos en cuanto a la salud y a la unidad del fútbol guipuzcoano"

Tras un duro proceso electoral, el nuevo presidente de la Federación Guipuzcoana, Manu Díaz, quiere "mirar hacia el futuro y trabajar en pro del fútbol de Gipuzkoa, sin pensar en quién votó a quién"

donostia Desde el pasado lunes es el presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol. ¿Cómo se presentaría a los aficionados guipuzcoanos?

–Oficialmente, la Junta Electoral publicó el jueves el acta de proclamación de candidatura vencedora. Me presentaría como un persona que lleva toda su vida ligada al mundo del fútbol, en un club en concreto que es el Bergara, que conoce bastante bien la realidad de los clubes de Gipuzkoa, que en el ámbito profesional está acostumbrada a coordinar equipos, y que tiene una trayectoria bastante amplia en el mundo de la empresa y de las instituciones.

¿Y que es seguidor de la Real?

–No, no soy seguidor de la Real. El fútbol profesional siempre me ha cogido un poco de refilón. Mi padre era del Athletic, soy aficionado de todos los equipos vascos y tengo un cariño especial a la Real porque siempre he trabajado en su cantera y porque conozco a toda su estructura. Siempre digo que quiero que gane todos los partidos.

Pero no se considera seguidor de la Real.

–Claro que soy seguidor de la Real. Y de más equipos, como el Eibar, el Alavés, el Athletic... Lo que no soy es fanático de nadie, ni forofo, ni me he puesto una camiseta en un campo en mi vida. Yo tengo 55 años y vengo de una época en la que queríamos que ganaran todos los equipos vascos. Claro que sigo la actualidad, y claro que me preocupo por la Real, porque llevo muchos años trabajando en el ámbito de la Real. Es un debate que me da un poco de pena, porque me parece fuera de lugar, pero a la gente le causa morbo. Como no había otra cosa, han tenido que buscar eso. Si en la Real nos han apoyado es porque me conocen muy bien, llevo un montón de tiempo de relación con ellos. ¿Seguidor? Soy. ¿Quién quiero que gane la final de Copa? La Real Sociedad. Pero tampoco quiero que el Athletic pierda. Yo, al menos, quiero que ganen los equipos vascos.

La plataforma que encabezaba, Garai Berriak, ganó las elecciones con tan solo siete votos de ventaja de un total de 109 sobre la otra candidatura, Gipuzkoa: Denon Joko-Zelaia. ¿Qué opina de haber ganado con un margen tan estrecho?

–Que fue una remontada espectacular, porque partíamos con 20 votos de diferencia, un 6-26 en contra. El margen de votos fue estrecho, pero el apoyo de la mayoría de los clubes ha sido abrumador. Hemos tenido el apoyo de dos tercios de los clubes, que es un margen bastante mayor del que ha tenido Juan Luis Larrea durante doce años. Creo que es un resultado magnífico y un apoyo muy grande por parte de los clubes.

¿Ha salido fracturado el fútbol guipuzcoano de estas elecciones?

–No. Cuando uno confronta modelos y elige democráticamente, jamás puede haber fractura.

No hubo ninguna posibilidad de acordar una candidatura conjunta entre 'Garai Berriak' y la otra plataforma, 'Gipuzkoa: Denon Joko- Zelaia'. ¿Por qué?

–No llegamos a un acuerdo. Desconozco los motivos. Apostábamos por aglutinar en nuestra candidatura a las personas que estaban con Gipuzkoa: Denon Joko-Zelaia sin experiencia federativa, y que pensábamos que podían aportar en un proyecto renovador, y simplemente no alcanzamos un acuerdo.

Sí que ha sido una campaña electoral muy bronca€

–Tenemos que aprender y que la próxima campaña sea mejor. Que esto sirva para que no se repitan esos escenarios. Pero tampoco tenemos que anclarnos en lo que ha pasado. Tenemos que ser positivos, mirar hacia el futuro y trabajar en pro del fútbol guipuzcoano sin pensar en quién votó a quién y en quiénes estaban en cada sitio. Nosotros ya estamos en clave de junta directiva y, evidentemente, tenemos que gobernar para todos.

¿Cambiaría algo del proceso electoral?

–Propondría una campaña corta y la posibilidad de confrontar ideas, y que en pocos días quienes tengan derecho a voto puedan ejercerlo. Para la gente que estamos en esto, este tipo de sistema electoral es una carga excesiva.

Releva en el cargo a Juan Luis Larrea, que fue el presidente de la Federación durante 33 años. ¿Cómo valora su etapa?

–No me considero nadie para poder valorar lo que se ha hecho. Durante un período tan largo ha habido cosas que se han hecho muy bien, seguro, y cosas que igual no hay que cambiar de un modo drástico, pero sí que hay que hacerlas de otra manera, más cercana, más adecuada a los tiempos que corren y conforme a la realidad del fútbol guipuzcoano. Evidentemente, Juan Luis Larrea tiene un sitio en la historia de la Federación, porque la ha presidido durante un tercio de la existencia de la propia Federación.

La Real se posicionó a favor de Garai Berriak. ¿Cree que les benefició?

–Hace unos meses compartimos el programa con la Real y a nivel de lo que es fútbol formativo hubo sintonía. En un momento determinado, la Real ve queGarai Berriak es una candidatura a apoyar, lo hace públicamente y, evidentemente, conseguir un apoyo tan importante beneficia. Pero todo el mundo ha participado en la campaña. La junta directiva saliente ha participado, el resto de clubes ha participado, unos a nuestro favor y otros a favor del otro proyecto. Cada uno ha presumido de sus apoyos y nosotros, evidentemente, hemos presumido del apoyo de la Real.

Una vez que ya es presidente, ¿cuál es su mensaje para el fútbol guipuzcoano?

–Sería un mensaje de optimismo y de esperanza, y sobre todo, de ilusión. Garai Berriak es un colectivo muy ligado al fútbol, a los campos de fútbol, muy transversal, y vamos a estar muy cerca de los clubes. Si lo hacemos mal no será por falta de ilusión ni de implicación. Estamos muy tranquilos en cuanto a la salud y a la unidad del fútbol guipuzcoano, porque así nos lo han demostrado en las urnas: el fútbol guipuzcoano tiene buena salud y está en buenas manos. Todas las personas de la junta tienen unas trayectorias importantes en el fútbol guipuzcoano y es un equipo de mucho nivel.

Al llegar al cargo, ¿cuál ha sido el primer asunto del que se ha ocupado?

–Organizar la ronda de reuniones con los clubes que haremos en los próximos días para conocer la opinión de todos y cómo ha afectado la pandemia a sus economías y a su situación anímica, y para conocer su opinión sobre qué podemos hacer con esta temporada. Ahora tenemos un problema fundamental y urgente, que es gestionar la actual temporada, con una situación que no nos permite competir ni saber qué va a pasar.

¿Y qué cree que pasará con las competiciones de esta temporada?

–En estos momentos el fútbol tiene que ser solidario con la sociedad, no pensar solo en sí mismo, y pensar en una situación sanitaria dramática. Estamos pendientes de lo que digan las autoridades sanitarias y estamos preparando planes de contingencia por si podemos retomar las competiciones y ver qué tipo de competición organizar, porque ya nos quedaría muy poco tiempo para las ligas de este año.

¿Es partidario de que haya campeonatos durante esta campaña?

–Si se puede empezar la competición en enero todavía hay tiempo para organizar una competición a una sola vuelta, parecida a las que estamos acostumbrados, pero más corta. Mi opinión es que si no conseguimos comenzar en enero va a ser muy complicado tener una temporada normal, y tendríamos que ir a otro modelo, con competiciones más zonales o con burbujas competitivas sin trascendencia en cuanto a ascensos y descensos. La temporada pasada solo hubo ascensos, con lo cual las categorías están sobrecargadas. Probablemente tengamos que ir a un modelo no habitual, pero primero vamos a oír a todos los clubes.

Una polémica habitual suele ser la relación con el deporte escolar...

–La aplicación del deporte escolar en Gipuzkoa nos gusta. Nos gusta su filosofía basada en no sobrecargar con un solo deporte a los niños y niñas, la multiactividad o el multideporte en edades tempranas, y nos gusta la idea de que los niños y niñas crezcan en clubes de su entorno, sobre todo porque los clubes de Gipuzkoa están preparados para atenderlos bien. Sí que hay temas de la aplicación de esa normativa que son muy dispares en cada territorio histórico y que nos gustaría tratar con la Diputación. Pero la aproximación va a ser amable porque creemos que puede haber sintonía en cuanto al fondo de este tema.

¿El objetivo es que haya más licencias en los clubes?

–No. En cuanto a licencias estamos bien. El objetivo es que los chavales estén mejor atendidos, que tengamos claro que esto es un proyecto formativo, y luego la sociedad y la demografía nos dirán cuántas licencias tenemos que tener. Prefiero buscar la calidad en cuanto a la educación deportiva y en cuanto al fútbol. En el fútbol femenino sí me gustaría que las licencias estuvieran mejor repartidas y que los pueblos pequeños y medianos tuvieran más oportunidades.

En su programa proponen "un acuerdo de buenas prácticas entre los clubes guipuzcoanos para tratar temas de trasvase de jugadores y movilidad en edades tempranas y similares".

–Vamos a redactar una serie de borradores y, con calma, hablar con los clubes sobre este tema. Aunque no podemos cambiar las leyes, el fútbol guipuzcoano sí que puede ser pionero en dotarse de una especie de pacto de buenas prácticas en cuanto a movilidad en edades tempranas y en cuanto a captación. Se trata de que todos cumplamos la Ley del Deporte Escolar, que todos nos respetemos a la hora de captar jugadores de otros equipos, de seguir unas prácticas adecuadas, y de evitar la captación agresiva en edades tempranas.

La Real es la punta de la pirámide del fútbol guipuzcoano. ¿Cómo ve que clubes como el Antiguoko puedan captar jugadores para el Athletic?

–Los clubes son libres de firmar convenios con quien quieran, pero creo que el modelo actual del fútbol guipuzcoano es un modelo de éxito, y a mí personalmente me gustaría que los clubes guipuzcoanos comprendieran que es un modelo a cuidar. A nivel personal, no me parece una buena noticia que clubes guipuzcoanos firmen convenios con clubes profesionales de fuera de Gipuzkoa. El modelo actual está en un momento de desarrollo espléndido, con una Real cuya política deportiva enamora a todo el mundo, también en cuanto a las edades inferiores, y que está siendo exportada y estudiada en otros sitios y en foros importantes del fútbol. Respetando el derecho de cada uno, me da pena que haya clubes guipuzcoanos que se puedan convenir con clubes de fuera de Gipuzkoa.

¿Cree que habría que sancionar a los equipos que se vinculasen a clubes ajenos al territorio?

–La Federación no puede sancionar a nadie por convenirse con un club de fuera. Nosotros estaremos vigilantes a que los clubes respetemos la normativa sobre deporte escolar o captación a edades tempranas, que es la parte que más nos preocupa.

El Eibar también reivindica entrar en esa pirámide.

–El Eibar es un club que en estos momentos tiene un proyecto que, estructuralmente, es de Primera División. Es un proyecto ganador, diferente al de la Real, en el sentido que yo veo al Eibar muchos años en Primera División. Entiendo sus reivindicaciones, pero entiendo que el sistema actual ha funcionado hasta ahora. Desconozco cuáles son en profundidad las inquietudes del Eibar, y me interesaré por ellas.

¿En qué consistirá el plan estratégico para el fútbol femenino que quieren elaborar?

–Me gustaría detectar algunas debilidades que creo que tiene el fútbol femenino en Gipuzkoa. El trabajo de la Federación y de los clubes guipuzcoanos ha sido excelente, pero hemos crecido de forma diferente dependiendo de la zona y de los tamaños de las localidades. Tenemos unas cuantas estructuras sin problemas para la captación, que tienen muchos equipos, y muchísimas estructuras que quieren apostar por el fútbol femenino pero que cada verano se las ven y se las desean para completar las plantillas. El primer objetivo es detectar por qué sucede esto y ver qué medidas podemos adoptar para que las niñas que empiezan en su pueblo a los 8 años puedan retirarse en categoría senior sin tener que salir de allí. También queremos eliminar algunos pequeños tics de desigualdad. Por ejemplo, a los alevines de rendimiento en chicos los arbitran árbitros federados, y a las chicas infantiles, voluntarios. Son tics que no se han podido solucionar, no por mala intención, sino porque el fútbol femenino ha crecido muy rápido en pocos años.

La Federación Vasca está dando pasos para conseguir la oficialidad de la selección de Euskadi...

–Garai Berriak ha abogado por el camino de la oficialidad de la Euskal Selekzioa, respetando todas las sensibilidades y todas las normativas, entendiendo a todo el mundo, porque es un tema sensible. La amplia mayoría del fútbol guipuzcoano aboga por seguir en el camino de la oficialidad. Hay que dar pasos, concienciar, seducir, y apoyar y ser activos en la Federación Vasca para que se siga por este camino. Es un camino probablemente largo y complicado, pero creo que hay que seguir reivindicándolo y llevar un debate sereno sobre este tema.

"Me gustaría que las licencias en el fútbol femenino estuvieran mejor repartidas"

"La aplicación de la Ley del Deporte Escolar es muy dispar en cada territorio histórico y nos gustaría tratarlo con la Diputación"

"Tengo un cariño especial a la Real y quiero que gane todos los partidos"

"El modelo actual del fútbol guipuzcoano es un modelo de éxito. Me gustaría que los clubes comprendieran que es un modelo a cuidar"

"El margen de votos a favor en las elecciones fue estrecho, pero el apoyo de los clubes es abrumador"

"El fútbol guipuzcoano puede ser pionero en dotarse de un pacto de buenas prácticas en cuanto a captación de jugadores"

"Me da pena que haya equipos del territorio que se puedan convenir con clubes de fuera de Gipuzkoa"