Liga Asobal: El Bidasoa Irun cumple con el pronóstico (34-24)

El equipo irundarra se impone en Artaleku de forma holgada al Puente Genil y se acerca a su objetivo de acabar el campeonato en la segunda posición

20.04.2022 | 22:16
Los jugadores del Bidasoa Irun celebran la victoria sobre el Puente Genil en Artaleku.

Dos puntos más y una jornada menos en el camino del Bidasoa hacia el subcampeonato de la Liga Asobal. La victoria ante el Puente Genil fue más holgada de lo esperado (34-24) y permitió al entrenador irundarra rotar a sus jugadores sin que el equipo perdiera el oremus de la efectividad. Los diez primeros minutos prácticamente decidieron el pulso y la elocuencia del tanteo pesó como una losa en los visitantes, que siguen en la pelea por evitar la pérdida de categoría.

El partido presentaba suficientes atractivos como para interesar a la concurrencia. Por un lado, ver en el equipo local a Jon Azkue, Kauldi Odriozola e Iñaki Cavero, salientes de lesiones, suponía recuperar valores para un tramo final del campeonato que se presenta espectacular. Cierto es que sigue habiendo jugadores entre algodones cuyo rendimiento está limitado por las lesiones que les afectan. Otro de los atractivos, indudablemente, correspondía a la presencia en las filas cordobesas del lateral izquierdo Mihajlo Mitic, quien el año que viene defenderá los colores amarillos del Bidasoa. La feligresía de Artaleku puso la lupa sobre el dorsal 32 de los visitantes. Cada cual a esta hora se habrá formado una opinión, después de verle marcar siete goles.

Más allá del entorno, lo importante eran los puntos. El Puente Genil es un equipo incómodo, al que le gusta jugar desde fuera, soltando latigazos, aunque muchas veces el pivote es un auxilio para estructurar la versión ofensiva del equipo. El último encuentro en casa lo sacaron adelante ante el Anaitasuna pese a llegar perdiendo al descanso. Joao Pedro, hermano de Matheus da Silva, es el lanzador más efectivo del conjunto andaluz. A él, a Xavi Túa, Pomeranz, Mitic y compañía debía frenar la defensa local. Lo comentaba el entrenador, Jacobo Cuétara, en la previa del partido: "Si nuestra defensa está sólida, tendremos esa ventaja con ellos". Dicho y hecho.

Desde el inicio de la contienda, el Bidasoa apretó en el habitual 6-0 y los cordobeses se perdieron ante las paradas de Sierra, las pérdidas de balón y la mala selección de lanzamiento. Como en su propia área el rendimiento no era mejor, el marcador fue tan claro como decisivo. Al cuarto de hora, la ventaja era de nueve goles (13-4) y la sensación de que todo estaba finiquitado mucho antes del final.

El entrenador visitante trataba de que su equipo reaccionase. Paco Bustos usó un tiempo muerto, cambió la defensa inicial, pasando del 6-0 al 5-1 con Joao Pedro da Silva, o Marcio da Silva, en el avanzado. Apenas se notó diferencia, porque el Bidasoa seguía defendiendo bien y atacando rápido y marcando con facilidad. Esa situación facilitó las permutas de jugadores, el reparto de esfuerzos y un menor desgaste del esperado, sobre todo pensando en el encuentro de este sábado en Cuenca (18.30), donde a buen seguro la pelea será diferente.

El Puente Genil solo podía mejorar tras un calamitoso primer tiempo. Dio un paso al frente, rebajando la diferencia a seis goles (19-13), pero el asunto no fue más allá. Marcaba más tantos, pero el Bidasoa también y las cosas volvieron al mismo cauce. Cuando Paco Bustos volvió a reunir a sus jugadores, el tanteo no dejaba lugar ni a dudas, ni a sorpresas (28-18). Diez minutos por delante que el técnico local aprovechó para probar cosas pensando más en las próximas citas que en lo que faltaba para el final. Incluso, ante la ausencia del meta Xoan Ledo, el joven Jon Ander Larrarte dispuso de una oportunidad en un partido de la Liga Asobal, el mismo día en el que Mikel Zabala alcanzaba el partido número cien en la competición.

FICHA TÉCNICA:

(34) CD BIDASOA IRUN (18+16) J.M. Sierra; Iñaki Cavero (9, 6p), Rodrigo Salinas (2), Tesoriere, Matheus da Silva, Dariel García (4) y Adrián Fernández (4) –equipo inicial- Jon Ander Larrarte, Ander Ugarte (1), Mikel Zabala (1), Eneko Furundarena, Kauldi Odriozola (2), Julen Aginagalde, Jon Azkue (4), Gorka Nieto (2), Victor Rodríguez (5)
(24) ÁNGEL XIMENEZ PUENTE GENIL (9+15) Alvaro de Hita; José Cuenca, Dukic, Felipe Borges (2), Javier García (3, 1p) Chen Pomeranz (4), Mihajlo Mitic (7) –equipo inicial- Michal Konecny (ps), Marcio da Silva (1), Jaka Spiljak, Sean Corning (1), Joao Pedro Silva (2), Xavi Tua, Luisfe Reina, David Estepa (4, 3p)
ÁRBITROS: Maros Nagy y Patrik Papaj (Eslovaquia). Exclusiones de Tesoriere, Adrián Fernández y Mikel Zabala (Bidasoa); Marcio da Silva y Corning (Puente Genil).
PARCIALES CADA CINCO MINUTOS: 3-1, 8-3, 13-4, 14-6, 16-7, 18-9 (descanso) 20-13, 23-15, 25-17, 29-19, 30-21, 34-24.
INCIDENCIAS. Polideportivo Artaleku. Dos años después, los espectadores no necesitaron usar la mascarilla obligatoria. El trofeo de la Recopa conquistada hace 25 años se situó a la entrada del pabellón para que los aficionados que lo desearan pudieran hacerse una fotografía de recuerdo.

noticias de noticiasdegipuzkoa