Casi 9.500 entradas vendidas el primer día y ninguna cola

El Zinemaldia despacha vía 'online' "más del 90% de las entradas" disponibles para las tres primeras jornadas del festival

14.09.2020 | 00:59
La imagen de las taquillas del Kursaal vacías en el día en que comenzaba la venta de billetes del Zinemaldia contrasta con las imágenes habituales de otros años, llenas de gente.

donostia – Sin colas. Cero. Ni una persona en las taquillas del Kursaal, vacías, mientras miles de personas se hacían en un solo día, el primero en que las entradas del Zinemaldia salían a la venta, con el 90% de los billetes que salieron a la venta. En circunstancias normales, en la fotografía que ilustra esta noticia estarían viendo colas interminables, actividad frenética. Un buen exponente del éxito del Zinemaldia.

Ayer, pandemia mediante, el tirón del Festival Internacional de Donostia no se vio, pero se sintió. La imagen, con la próxima playa de la Zurriola llena de gente en un día de elevadas temperaturas, chocaba especialmente, sabiendo que era la jornada de apertura de las taquillas. Vacías estas. Sin apreturas, con seguridad. Y con unas cifras que avalan, pese a lo desangelado de la imagen, la importancia y la pujanza de este certamen. Este año no habrá pálpitos y nervios en busca del autógrafo y el selfi en la alfombra roja, pero las salas estarán llenas. Todo lo llenas que pueden estar.

El Zinemaldia vendió ayer, y solo hasta las 20.00 horas, un total de 9.463 entradas, más del 90% de las localidades disponibles para las tres primeras jornadas de la 68ª edición. La cifra está lejos de los datos de otros años en términos absolutos, pero no relativos: Si en 2019 se habían adquirido 66.000 entradas para nueve días con el 100% de aforo, el porcentaje para tres jornadas a una media de un 40% de aforo equivaldría a la venta de 8.800 localidades. Efectos de la pandemia, que alguno tendrá, pero que indican también el tirón y la salud de la que goza este festival entre los guipuzcoanos.

En un comunicado, el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, se congratuló de esta gran acogida virtual en las taquillas. "El equipo del Festival quiere agradecer la respuesta del público que, en el año más difícil, ha respondido de una forma extraordinaria", dijo.

El Festival Internacional de Donostia, que se ha organizado con estrictas medidas de seguridad ante la pandemia de COVID-19, según reconocen los organizadores, ha reducido el aforo en las salas de cine a entre un 30% y un 60%; ha suprimido también sedes como el velódromo de Anoeta (Antonio Elorza), y ha programado 159 pases y 64 películas menos que en 2019. Con todo, un festival de envergadura.

La venta anticipada de entradas ha sido únicamente online, a través de la página de venta de entradas sansebastianfestival.janto.es. La organización ha optado por una venta escalonada, y en el día de ayer únicamente se pudieron comprar entradas para los tres primeros días del Zinemaldia (viernes 18, sábado 19 y domingo 20).

hoy más Hoy, a partir de las 9.00 horas, comenzará la venta de entradas correspondientes a los días 21, 22 y 23, y mañana se podrán adquirir los tiques de las sesiones del jueves 24, viernes 25 y sábado 26.

A partir del día 16 se podrá seguir comprando cualquier sesión que quede disponible, y a partir del 18 se podrán comprar las entradas restantes en las taquillas de las salas de cine. Ahí sí.

Las sesiones más vendidas han sido Rifkin's Festival (la película que el director estadounidense Woody Allen grabó el pasado año en Donostia; Akelarre, Été 85 (Verano del 85) y Druk / Another Round en la Sección Oficial; Limbo y Umibe No Kanojotachi / Along the Sea en New Directors; El prófugo en Horizontes Latinos; Wife of a Spy y Nuevo Orden en Perlak; y Nora en Zinemira.

El director del festival, José Luis Rebordinos, destacó que "en el año más difícil, el público ha respondido de una forma extraordinaria"