Scholz defiende a la unidad de su ministerio encargada de investigar casos de blanqueo

El candidato socialdemócrata rinde cuentas a seis días de los comicios alemanes

21.09.2021 | 00:08
El candidato socialdemócrata alemán Olaf Scholz.

Berlín – El ministro de Finanzas y candidato socialdemócrata a la Cancillería, Olaf Scholz, defendió ayer el trabajo de la unidad especial dependiente de su ministerio encargada de perseguir casos de blanqueo de dinero y que está siendo investigada por un presunto delito de obstrucción a la justicia. Scholz comparecía a solo seis días de las elecciones generales y dijo tras declarar en la comisión parlamentaria de Finanzas que la unidad de inteligencia financiera (FIU, por sus siglas en inglés), dependiente de Aduanas, departamento a su vez adscrito al ministerio, ha logrado más en los últimos tres años que en los treinta anteriores, informan los medios.

El ministro señaló, al igual que hizo ya el pasado domingo durante el tercer "duelo televisado" a tres antes de los comicios generales del próximo domingo para los que lidera en los sondeos, que desde que la FIU depende de su ministerio tiene más personal y una estructura informática moderna.

Recordó que la FIU fue trasladada de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) a Aduanas en otoño de 2017 por decisión del anterior ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, tras lo cual, subrayó, pasó de 100 a los actuales 500 empleados, con el objetivo de aumentar en breve esta cifra hasta los 700.

Más medios Scholz destacó la dotación con tecnología informática "de primera categoría", la introducción de inteligencia artificial y el trámite de una serie de procedimientos legislativos para poder acceder a bases de datos de policía y fiscalía para comparar información, así como el nombramiento de una nueva dirección y el replanteamiento de todos los procesos.

Lo más importante para el ministro, según aseguró el propio Scholz, es que se ha "animado" a bancos , instituciones financieras y otros organismos a realizar notificaciones de manera voluntaria a la unidad, de manera que el volumen ha aumentado de 50.000 avisos a 150.000 en la actualidad.

"Creo que en Alemania no hay ningún organismo que haya crecido con tal rapidez y haya recibido tanto apoyo", también desde el punto de vista legislativo, agregó en el debate en el que volvió a enfrentarse a su principal rival, el conservador Armin Laschet, y a la aspirante de los verdes a la Cancillería, Annalena Baerbock.

Durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria, Scholz aludió, según círculos próximos a los participantes en la sesión, al papel de la FIU y a las reformas llevadas a cabo en el departamento en los últimos años.

No obstante, ningún ministro puede solucionar los problemas "de un plumazo", le citan.

Sin declaraciones También durante el debate televisado, Baerbock había expresado su esperanza de una "total transparencia" en esta sesión y señaló que la comisión exige desde hace un año que se hagan públicos determinados informes y cartas relativos a la cuestión que está siendo investigada.

Por otra parte, Scholz, que compareció finalmente de forma presencial ante la comisión, rechazó hacer declaraciones sobre la investigación al ser un proceso en curso.

Inicialmente se había informado de que respondería a las preguntas de manera virtual, ya que tenía programados para ayer varios mítines en el estado federado de Baden-Württemberg en la recta final de la campaña electoral, lo que la presidenta de la comisión, la liberal Katja Hessel, había calificado de "inusual".

El socialdemócrata Jens Zimmermann, miembro de la comisión parlamentaria, defendió poco antes del inicio de la sesión la posible ausencia física de Scholz y se preguntó si es "oportuno" y "justo" que el candidato a la Cancillería de un partido "se vea privado" de participar en eventos electorales seis días antes de los comicios.

Hessel, por su parte, rechazó en declaraciones a la cadena NTV las acusaciones por parte del Partido Socialdemócrata (SPD) de que la convocatoria de esta sesión extraordinaria a petición de los verdes, el Partido Liberal (FDP) y La Izquierda, a seis días de los comicios generales responda a motivos electoralistas.

"Si tenemos que celebrar una sesión especial seis días antes de las elecciones porque las acusaciones son de tal actualidad, es cierto que coincide con la campaña electoral, pero no diría que se trata de una maniobra electoralista. Es nuestra tarea", subrayó Hessel.

El pasado 9 de septiembre, la Fiscalía de Osnabrück llevó a cabo registros en el Ministerio de Finanzas y el de Justicia -–cuya titular es la socialdemócrata Christine Lambrecht – en relación con una investigación abierta en febrero de 2020 contra la FIU por no informar a las autoridades pertinentes sobre posibles casos de blanqueo de dinero.

La fiscalía reclama información sobre el intercambio de correos electrónicos entre la FIU y Finanzas para tratar de esclarecer si dicho departamento antiblanqueo no transmitió demasiado tarde a la policía o la justicia datos de transferencias bancarias sospechosas.

Debate a tres

Victoria de nuevo para scholz

Aliado con los verdes. - El candidato socialdemócrata Olaf Scholz ganó el domingo el tercer debate televisado a una semana de los comicios generales en el que en muchos temas se alió con la aspirante verde, Annalena Baerbock, contra el cristianodemócrata Armin Laschet. En el "tercer duelo a tres" de esta campaña electoral, Scholz logró de nuevo el triunfo con un 42% de los votos de los encuestados, frente a un 27% para Laschet y un 25% para Baerbock, según un sondeo realizado por el instituto demoscópico Forsa entre 2.000 espectadores. Los tres candidatos discutieron sobre la justicia social, el clima, la crisis del coronavirus y, relacionado con la pandemia, seguridad interna y digitalización.

noticias de noticiasdegipuzkoa