La militancia del M5S respalda un Gobierno de Draghi

Con un 59,3% de las bases a favor y un 40,7% en contra, el economista consigue todos los apoyos necesarios

12.02.2021 | 00:47

Roma – La militancia del partido Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Italia votó ayer a favor de apoyar el Gobierno de Mario Draghi, que suma así un respaldo clave, pero en la consulta por Internet el partido constató de nuevo sus divisiones internas.

La última palabra sobre la postura del M5S en esta crisis de Gobierno la tenían sus bases y el resultado dejó claro que no fue una cuestión sencilla: el 59,3% votó a favor y el 40,7% en contra.

En cualquier caso, el expresidente del Banco Central Europeo encajó así el último apoyo que le quedaba después de recibir el encargo de formar Gobierno tras la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte, el pasado enero.

Draghi ha recibido el apoyo de todos los partidos, a excepción de la formación ultraderechista Hermanos de Italia. Le sostendrán la izquierda del Partido Demócrata, la derecha de Silvio Berlusconi y Matteo Salvini, el centro de Matteo Renzi y ahora también el Cinco Estrellas.

próximos pasos de draghi Tras constatar el apoyo de casi todos los partidos, Draghi podrá acudir en las próximas horas, presumiblemente ya el viernes, ante el jefe del Estado para formar su Gobierno, con el que se desencallará la crisis provocada por la salida de Conte, por falta de apoyos. Acto seguido, deberá elaborar su Gabinete, proponer a sus ministros y después jurar el cargo en el Palacio de Quirinale. Más allá de este ceremonial, la parte clave será la investidura en la Cámara de los Diputados y el Senado, que podría tener lugar a lo largo del fin de semana o a comienzos de la próxima, aunque por el momento no hay fechas oficiales.

Mientras la política sigue su curso, el tiempos apremia y se deberá prorrogar el decreto que establece los cierres perimetrales entre todas las regiones del país, que expira el lunes.

Antes se deberá convocar un Consejo de Ministros que apruebe esa disposición, tal y como ha reclamado el presidente de la Conferencia de Regiones, Stefano Bonaccini, que ha hablado con Draghi y con el ministro de Asuntos Regionales en funciones, Francesco Boccia.