Euskadi pide nuevas normas ante los avances en los métodos de videovigilancia

Román Intxaurtieta, letrado inspector de la Agencia vasca de Protección de Datos, advierte de la "pérdida de conciencia" social sobre las "implicaciones jurídicas y éticas que puede tener la captación de la imagen"

13.06.2022 | 15:01
Imagen de cámaras de videovigilancia.

La Agencia vasca de Protección de Datos (AVPD) reclama una normativa precisa ante la revolución tecnológica que han experimentado los sistemas de videovigilancia instalados en espacios de acceso público con la incorporación de la inteligencia artificial y los sistemas de identificación corporal.

El letrado inspector de esta entidad Román Intxaurtieta ha hecho estas declaraciones este lunes en su intervención en Donostia en un Curso de Verano de la Universidad del País Vasco dedicado al abordaje de la videovigilancia policial desde diferentes puntos de vista.

La directora de la Agencia Vasca de Protección de Datos, Margarita Uria, ha presidido el acto de inauguración de este curso en el que también estaba prevista la intervención del consejero de Seguridad y vicelehendakari primero, Josu Erkoreka, quien no ha podido asistir tras dar positivo en covid-19.

La ponencia inaugural ha corrido a cargo de Román Intxaurtieta, quien ha advertido de la "pérdida de conciencia" social sobre las "implicaciones jurídicas y éticas que puede tener la captación de la imagen". Ha destacado la necesidad de contar con "nuevas reglas de juego" ante los avances tecnológicos introducidos en los sistemas de videovigilancia, que requieren la implicación del "legislador y de las autoridades de control".

Ha puesto como ejemplo el caso polémico de un supermercado catalán al que la Justicia impidió usar un sistema de reconocimiento facial para detectar a dos ladrones condenados o los intentos infructuosos de alguna entidad bancaria de utilizar datos biométricos para abrir una cuenta corriente.

La incorporación además de determinados "algoritmos" puede dar lugar a tratamientos "sesgados o discriminatorios" como ocurrió en el sector bancario cuando las cámaras captaban como "sospechosos" los movimientos de las personas mayores dentro de las oficinas, ha relatado.

El experto ha defendido que la imagen es un dato de carácter personal y que su mera captación es un tratamiento de datos, al tiempo que ha reconocido que en algunos casos hay finalidades "disparatadas" y en otros salvaguardas específicas para su uso contra atentados terroristas o en la búsqueda de víctimas o menores.

El letrado ha urgido, en todo caso, a establecer nuevas "reglas de juego" y "clarificar" la normativa existente ante los vertiginosos cambios introducidos en los últimos tiempos. Entre las normas que ha citado en la regulación de este ámbito figuran la Ley Orgánica 7/2021 de protección de datos en España, el anteproyecto de ley que se impulsa en Euskadi y la propuesta de reglamento sobre inteligencia artificial que existe en el Europa.

noticias de noticiasdegipuzkoa