Coronavirus: Euskadi se abre a retirar el pase covid pero no a levantar otras restricciones

El LABI se convoca mañana in extremis ya que las medidas, salvo el certificado digital, expiran ese mismo día 28

27.01.2022 | 00:18
La hostelería ha sido uno de los ámbitos donde más se ha exigido el certificado digital de vacunación. Foto: Efe

donostia – Una curva de contagios por coronavirus que no desciende al ritmo esperado y la inasumible cifra de fallecidos, 94 solo la última semana, podrían llevar al Gobierno de Iñigo Urkullu a prorrogar alguna semana más varias de las restricciones en vigor como el cierre de locales entre la 1.00 y las 6.00 horas o la prohibición del consumo en barra. Una vida más corta parece que le queda al pasaporte covid que expira el 31 de enero y que podría decaer en cinco días ya que el Gobierno Vasco no había pedido aún ayer aval judicial para prorrogar su exigencia aunque tiene hasta hoy de plazo.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha convocado para mañana por la tarde al comité asesor del Plan de Protección Civil (LABI) con el objetivo de revisar las restricciones vigentes para contener la pandemia. Las limitaciones, que entraron en vigor el 29 de diciembre, contemplan el cierre de la hostelería a la 1.00 horas, un aforo en establecimientos que no puede sobrepasar el 60%, con grupos de diez personas como máximo, y la prohibición de consumo en barra.

Sin embargo, el lehendakari no quiso aclarar ayer si se mantendrán o no las restricciones o si va a anularse la exigencia del certificado de vacunación. En este sentido, recordó que ya ha decaído en algunas autonomías (como Cantabria) y recordó que otras lo mantienen, al igual que hay países que lo exigen "de manera obligatoria". "Estamos analizando todas las circunstancias que están en torno a la certificación covid", agregó Urkullu sobre la vigencia del pase digital, cuya caducidad está fijada para el próximo lunes.

Y es que cinco comunidades autónomas –Catalunya, Asturias, Cantabria, Galicia y La Rioja– se han abierto a relajar las restricciones que tenían vigentes frente a otras tres autonomías –Andalucía, Comunidad Valenciana y Navarra– que han pedido prorrogar las restricciones al Tribunal Superior de Justicia de su comunidad para poner freno a la sexta ola de contagios. Ayer mismo la Junta de Andalucía decidió solicitar a los jueces la prórroga de quince días para la exigencia del certificado de vacunación para acceder tanto a los establecimientos de hostelería y ocio nocturno como para visitas a hospitales y residencias de mayores.

Se apuesta por la prudencia


En Euskadi, dada la situación epidemiológica, con todavía 4.289 casos de incidencia, y teniendo en cuenta que la curva no desciende al ritmo previsto, con 730 pacientes en planta y 112 en las UCI, no parece el momento de levantar el pie del freno y se apuesta por mantener la vigilancia y la prudencia.

De hecho, los vascos necesitan el certificado desde el pasado 4 de diciembre, un documento que ha contribuido a incentivar miles de primeros pinchazos entre los más reacios a inmunizarse. Este pase cuenta con el aval del Tribunal Supremo, que el pasado 30 de noviembre revocó la resolución anterior del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que había desautorizado pedir el pasaporte covid tanto en restaurantes de más de 50 comensales como en establecimientos como discotecas, salas de baile o karaokes. Desde el día 15, el Gobierno Vasco extendió su uso a otros ámbitos como polideportivos, gimnasios, hospitales, salas de cine y conciertos.

Saber si seguirá siendo necesario es una incógnita ya que tampoco el martes, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, quiso desvelar el sentido de las decisiones que adoptará el LABI y recordó que la comisión científico-técnica de este órgano hace un seguimiento diario de la evolución de la pandemia y será la que eleve una propuesta al lehendakari.

Vuelta de la competición


Sin embargo, ese día ya se comunicó la decisión de retomar las competiciones de deporte escolar que permanecían canceladas desde la vuelta a clase. El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, manifestó, en este sentido, que este es "un caso más de entidades, familias, federaciones que se han visto afectadas por unas medidas que son duras" y que en el contexto del LABI se han establecido "por el aumento exponencial" de casos de covid.

Olano opinó ayer que, en la medida en que "estos últimos días la pandemia parece que va remitiendo", en el seno del LABI "vamos a poder tomar medidas como esta última que el LABI técnico ha asumido" –en referencia a la vuelta a la competición en el deporte escolar–, pero "siempre adecuándonos a la evolución de la enfermedad".

"Nunca con otros criterios, las reivindicaciones son legítimas pero nunca deben primar sobre el valor máximo que es preservar la salud de las personas", defendió Olano en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum en Bilbao. En esa línea, el diputado general recordó que cada vez que se han tomado decisiones en esta mesa de crisis "ha sido de la mano de las propuestas establecidas por el LABI técnico y, por lo tanto, cuentan con criterios científicos y técnicos".

 


noticias de noticiasdegipuzkoa