Viaje a las entrañas de Gipuzkoa

14.10.2021 | 01:23
Campamento en el subterráneo de Aixa. Fotos: Félix Ugarte Elkartea

--- Un grupo de 18 espeleólogos topografía los primeros 2,5 kilómetros de unas galerías subterráneas en Deba, en pleno Geoparque de la Costa Vasca, que albergan uno de los complejos bajo tierra más extensos del territorio.

--- Los promotores del proyecto buscan confirmar que las cuevas de Aixa, Ibarrengo, Ermittia y Pagatza, situadas entre Deba e Itziar, forman parte de la misma cuenca hidrogeológica.

El Departamento de Espeleología de la asociación guipuzcoana Felix Urgarte Elkartea, dedicada a la investigación del medio subterráneo, ha dado un salto cualitativo en la exploración y topografía del gran sistema subterráneo de Aixa-Ibarrengo, situado en el municipio de Deba, en pleno Geoparque de la Costa Vasca.

Un total de 18 espeleólogos distribuidos en cinco equipos concluyeron el martes los trabajos que se han desarrollado durante cinco días para avanzar en el conocimiento de uno de los pasos subterráneos más extensos de Gipuzkoa, con más de 15 kilómetros de galerías que están siendo estudiados para determinar si existe una interconexión entre sí.

La exploración se encuentra en una fase inicial. Por lo pronto, durante este pasado puente se han topografiado 2,5 kilómetros que permiten ganar terreno en los estudios realizados hasta la fecha. "Estamos ante un proyecto a medio o largo plazo. Probablemente tardemos al menos un año en poder determinar si es posible unir dos de las grandes oquedades. Por lo pronto, se ha avanzado en la topografía, especialmente en la de Aixa, que seguramente nos dé en un futuro la conexión con las otras cavidades", indica el geólogo Kandido García Maiztegi.

Durante dos noches, cuatro espeleólogos exploraron las galerías del sector conocido como Eguzkitza Paseoa y topografiaron 700 metros de galerías. Se tomaron fotografías y se han recogido muestras de fauna subterránea pertenecientes a cinco géneros diferentes.

Los promotores del proyecto buscan confirmar que las cuevas de Aixa, Ibarrengo, Ermittia y Pagatza, situadas entre Deba e Itziar, forman parte de la misma cuenca hidrogeológica.

Si en un futuro se confirmara esta hipótesis, se trataría de la galería más larga de Gipuzkoa, puesto que llegaría a alcanzar hasta los 50 kilómetros de longitud.

Tras una primera exploración, está previsto que los trabajos se desarrollen a partir de ahora cada fin de semana. Según explica García Maiztegi, siete espeleólogos han topografiado durante tres días el entramado de galerías entre la conocida como Urkutzu Gela y el Meandro Berria. Se han topografiado 300 metros de galerías.

Estos trabajos han permitido descubrir interesantes formaciones de "cristales y depósitos de sedimentos fluviokársticos" que podrían ser datados y aportar valiosa información sobre el origen y evolución del karst de Izarraitz, entre los ríos Urola y Deba.

Este enclave alberga hábitats naturales de interés especial. Se trata de una Zona de Especial Conservación en la que se pueden observar vestigios de épocas pasadas, como la creación de los Pirineos. Se trata de un entorno repleto de simas y cuevas. "Queremos avanzar en el conocimiento de las galerías más en punta de exploración para valorar si existe continuidad hacia las otras cavidades", indica García Maiztegi.

Durante dos días, cuatro espeleólogos se han dedicado a descargar los datos de los equipos. Se ha recabado información de siete ubicaciones diferentes en el interior del karst y se han registrado datos de temperatura y presión atmosférica en el interior y el exterior de las cavidades.

El objetivo de la expedición es realizar un mapa completo y adaptado a las nuevas tecnologías digitales de este gran complejo subterráneo.

Los espeleólogos tienen previsto explorar numerosas galerías desconocidas que, por su proximidad a la cueva de Ermittia (14 kilómetros de extensión), podrían llegar a comunicar ambas cavidades. Estos trabajos cuentan con el apoyo del Ayuntamiento de Azpeitia. Con el proyecto se quiere comprobar a su vez la veracidad de la leyenda que divulgó el antropólogo vasco José Miguel de Barandiarán. "En una ocasión, una oveja se introdujo en una cueva en Itziar pero por más que buscó el pastor no pudo dar con ella. Desolado, bajó a Deba en busca de ayuda y, para su sorpresa, se encontró a la oveja al llegar a la playa". Comprobar si puede ocurrir algo así es lo que se han propuesto los miembros de la asociación.

A pesar de ser uno de los sistemas subterráneos más extensos de Gipuzkoa, no ha sido por el momento explorado en su totalidad


anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa