Los delitos contra la libertad sexual se redujeron un 20% en 2020 en Euskadi

La caída responde a las medidas de confinamiento, restricción horaria y de movilidad por la pandemia

08.02.2021 | 00:43
Detención de un acusado. Foto: N.G.

donostia – Un total de 338 mujeres denunciaron el pasado año haber sido víctimas de un delito contra la libertad sexual en Euskadi, lo que supone un 19,9% menos que el año anterior, cuando fueron agredidas 422, según datos recogidos por el Instituto vasco de la Mujer, Emakunde.

Esta caída viene determinada por las medidas de confinamiento y de restricción horaria y de movilidad impuestas a raíz de la pandemia de covid-19 a partir del 15 de marzo, ya que durante los tres primeros meses del 2020 los ataques contra la liberad sexual habían subido un 59% en enero, un 100% en febrero y un 10,34% en marzo.

A partir del cuarto mes del año, con las medidas restrictivas ya en vigor, vinieron reduciéndose este tipo de delitos mes a mes, siendo la menor caída en mayo (-4%) y la más abultada en agosto (-58%). En verano, por ejemplo, los delitos contra la libertad sexual se redujeron a la mitad, añadiéndose a las medidas adoptadas para combatir la pandemia del covid la no celebración de fiestas patronales.

Por territorios, destacó el descenso del 27,9% en las mujeres víctimas de este tipo de delitos en Bizkaia (233 en 2019, por las 168 denuncias que se registraron el pasado año). La reducción en Gipuzkoa fue del 15,6% (se habían producido 134 denuncias en 2019 por 113 en 2020). Por contra, en Araba creció un 3,6% la cifra de mujeres víctimas (pasaron de las 55 en 2019 a las 57 que se contabilizaron un año después).

Otros delitos Además, 2.892 mujeres fueron agredidas por su pareja o expareja el pasado año, lo que supone un descenso del 6,6% en relación a las 3.098 víctimas contabilizadas el año precedente.

En los tres territorios disminuyó el número de féminas atacadas por su pareja o expareja (un 10,5% en Araba, un 4,2% en Bizkaia y un 8,8% en Gipuzkoa).

A estas víctimas se sumaron las 947 mujeres atacadas por su entorno familiar (excluida la pareja o expareja), representando un ascenso del 5,3% con relación a las 899 víctimas de este tipo de delito contabilizadas en 2019.

En total, las mujeres víctimas de violencia en Esuskadi se elevaron a 4.177 el pasado año, lo que significa un descenso del 5,5% en relación a las 4.419 agredidas en 2019. Por territorios, la violencia contra la mujer descendió un 2,5% en Bizkaia, un 7,8% en Gipuzkoa y un 10,8% en Araba.

Los casos de malos tratos en el ámbito familiar es la tipología que menos se ha visto afectada por la crisis sanitaria motivado por el mayor contacto familiar.