Asociaciones turísticas de Euskadi piden un plan de rescate por la covid-19

Reclaman medidas que les permitan paliar las pérdidas que están sufriendo

16.12.2020 | 19:45
Una pareja de turistas abandona en hotel Lasala de Donostia, el pasado otoño.

Ocho asociaciones turísticas vascas reclaman el diseño y puesta en marcha de un plan de rescate y reactivación de un sector que "lleva meses en clara agonía" debido a la crisis por la pandemia de la COVID-19.

Estas organizaciones han difundido un manifiesto, titulado "Cuando la industria del turismo desaparece, algo tuyo se muere", en el que plantean una serie de reivindicaciones para paliar las pérdidas que están sufriendo y garantizar su vuelta a la actividad.

El documento ha sido suscrito por la Asociación de Empresas de Turismo Activo de Euskadi (Aktiba), la Asociación Profesional de Guías de Turismo de Euskadi (Apit), las Agencias Turísticas Receptivas de Euskadi (Atrae), la asociación hotelera Destino Bilbao, la Asociación de Alojamientos Rurales de Euskadi (Nekatur), la Asociación de Empresas Turísticas de Urdaibai (Tourdaibai), la Asociación de Agencias de Turismo Receptivo e Euskadi (Asoarte) y la Asociación de Viviendas de Uso Turístico de Euskadi (Aparture).

Esas organizaciones solicitan la articulación de un "plan integral de rescate de la industria turística vasca", que incluya "ayudas a fondo perdido, campañas de marketing y promoción destinadas tanto a atraer al público extranjero, como sobre todo al cliente interno estatal", entre otras medidas.

Proponen que dicho plan responda a un impulso de colaboración público-privada, en la que cada parte "identifique las líneas de intervención necesarias" para lograr que el sector "no desaparezca".

Las asociaciones piden que se amplíen los ERTE hasta que "haya indicadores de recuperación de la actividad turística de manera clara y evidente", que la Administración asuma los pagos de cotización de la Seguridad Social, ayudas directas para el mantenimiento de los empleos los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad, exención de pago de cuotas, condonación de impuestos y prolongación del cese de actividad hasta el 30 de junio cuando la facturación sea inferior al 30% de la de 2019.

También plantean establecer un IVA reducido para todo el sector, justificado en la "importancia social del turismo", por lo que consideran que los subsectores de agencias e viajes, guías turísticos, turismo activo y organización de congresos y eventos deberían pagar la misma tasa que la hostelería y los alojamientos.

"No hemos tocado fondo. No hemos desaparecido. Pero no queda mucho para ello. Pretendemos que el sector pueda legar a un plan de reactivación con la mayor de las garantías posibles, cuando el mercado lo requiera", sostienen las asociaciones.