Gipuzkoa marca el segundo mejor dato de noviembre con 365 contagios

La situación de los hospitales todavía no refleja los efectos de las dos semanas de restricciones más severas

22.11.2020 | 01:14
Varias personas pasean con mascarillas por el espigón de El Kursaal. Foto: Javi Colmenero

Donostia – Dos semanas después de la entrada en vigor de restricciones como el cierre de los locales de hostelería y el confinamiento nocturno a partir de las diez de la noche, los datos que evidencian la expansión del coronavirus muestran claros signos de contención de la pandemia. Buen reflejo de ello es que con 365 nuevos positivos, Gipuzkoa marcó ayer su segundo mejor dato del mes de noviembre. Las mejoras se observan, sobre todo, en las tasas de positividad derivadas de las pruebas realizadas y en el número de contagios producidos a partir de una persona infectada. La situación en los centros hospitalarios, sin embargo, aún recoge las elevadas cifras de positivos registradas en las primeras semanas de noviembre.

Los datos oficiales referidos al viernes y notificados ayer indican que Euskadi ha registrado en las últimas horas 867 contagios por COVID-19, la cifra más baja de positivos de toda la semana, lo que hace que la tasa de positividad se quede en el 6,6%, un porcentaje ligeramente superior al de la víspera, que se situó en el 6,5%.

Los 867 positivos en coronavirus detectados el viernes son 68 menos que en el día anterior, una jornada que también había rebajado la cifra precedente en 134 contagios. Según recoge el boletín publicado ayer por el Departamento de Salud con la actualización de los datos de incidencia, a lo largo del viernes se realizaron 13.164 pruebas PCR y de antígenos, 1.155 menos que las notificadas el día anterior (14.391 pruebas).

Por territorios Por territorios, Gipuzkoa contabilizó 365 positivos, frente a los 407 de la jornada previa. En Bizkaia se detectaron 385 nuevos contagios, 27 menos que el jueves, y en Araba sumaron 108 nuevos positivos, uno menos que en la jornada anterior. Además, se registraron nueve casos positivos de personas residentes fuera de la Comunidad Autónoma Vasca (+2).

Si, como consecuencia de las restricciones de actividad y movilidad, de la concienciación ciudadana o de las medidas de prevención, se consigue que las reducciones consecutivas en el número de positivos diarios se mantengan durante los próximos días, eso acabará teniendo reflejo en indicadores clave, como las tasas de incidencia y en el índice R0 (el número reproductivo básico). Este índice, que muestra el número de personas que se contagian a partir de un infectado, se ha reducido en siete días desde el 0,97 hasta el 0,83 del pasado viernes.

En cuanto a la incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes, el último dato situaba la media de Euskadi en 753,6 casos, tras una rebaja sostenida desde el máximo de 849,5 casos alcanzado hace algo más de una semana. Esta, sin embargo, presenta grandes diferencias territoriales, ya que la incidencia más alta sigue registrándose en Gipuzkoa con 978,1 casos por cada 100.000 habitantes, seguida por Bizkaia con 665,2 y Araba con 514,4 casos.

La incidencia acumulada también varía si se analiza por tramos de edad de los positivos. Así, los datos del Departamento de Salud muestran que la tasa más alta –826,53 casos por cada 100.000 habitantes– se da entre las personas de 19 a 39 años, y la segunda más alta –791,67 casos– la registran los ciudadanos menores de 18 años. Estas tasas de incidencia entre la población más joven superan incluso las de los mayores de 80 años, que ahora se sitúan en 773,2 casos. La tasa de incidencia más baja en función de la edad se registra entre las personas de 65 a 79 años, que tienen 555,87 casos acumulados en las dos últimas semanas.

El conjunto de medidas establecido en Euskadi ante el agravamiento de la expansión del virus en la segunda ola de la pandemia también trata de evitar que durante los próximos puentes y días festivos de diciembre se produzca un aumento de las reuniones sociales y familiares, de los desplazamientos y de las actividades que están demostrando ser factores de riesgo de contagio. Se trata, según recuerdan los responsables del Departamento de Salud, de atajar la transmisión comunitaria y rebajar el riesgo de contagio para la población.

139 ingresados en la uci En cuanto a la situación en los hospitales vascos, el viernes se produjeron 48 nuevos ingresos en planta, que son 14 menos que los registrados durante la jornada previa, sin embargo se elevó la cifra de pacientes ingresados en UCI hasta los 139, cuatro más. A lo largo de los últimos días la evolución de los ingresos en centros hospitalarios, tanto en planta como en UCI, no secunda la reducción o estabilización de otros indicadores. De hecho, ahora hay en las UCI más pacientes con covid-19 que en la primera semana de noviembre. Desde que comenzó esta semana y a falta de los datos de ayer y hoy, casi 300 personas (296) han tenido que ingresar en planta en algún hospital vasco.

Problemas en Sagües. Con motivo del buen tiempo de ayer, cientos de personas se dieron cita en el muro de Sagües que, durante algunas horas, fue desalojada y acordonada por la Er-tzaintza para evitar que se produjeran aglomeraciones. Según explicó la Policía vasca, se estaban produciendo reiterados incumplimientos de las normas de seguridad, lo que propició el cierre del lugar. Pese a que fue reabierto sobre las 18.30, al poco rato la acumulación de gente volvió a obligar a desalojar.