"No podemos más"

Miles de personas salen a las calles para exigir medidas de ayuda

07.11.2020 | 23:46
Un manifestante en la marcha de ayer en el Boulevard. Foto: Efe

donostia – Miles de hosteleros se sumaron ayer a las manifestaciones convocadas por SOS Hostelería/SOS Ostalaritza en las tres capitales vascas, en las que advirtieron: "No podemos más". Asimismo, pidieron ayudas urgentes para un sector que suma 70.000 empleos.

En Donostia miles de personas secundaron la marcha que partió a las 17.30 horas del Boulevard y en la que se hicieron sonar bocinas, aplausos y coreado consignas como Jo, ta ke, irabazi arte y Sin ingresos no hay impuestos.

La multitudinaria movilización estuvo organizada por columnas para garantizar las medidas de seguridad contra la pandemia. La cabeza de la manifestación se vio obligada a realizar una parada antes de retornar al Boulevard para no coincidir con la cola, que aún aguardaba en el punto de partida.

Representantes de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Gipuzkoa, entre ellos su presidente, Mikel Ubarrechena, acudieron a título personal a la manifestación, en la que estaban presentes numerosos representantes de EH Bildu como la parlamentaria vasca Nerea Kortajarena y la responsable del área institucional de la coalición, Marian Betialarrangoitia.

El malestar del sector se hizo visible en el recorrido, a lo largo del cual se podían ver pancartas y carteles con lemas como Si tú me cierras, tú pagas y la inscripción RIP.

En Bilbao a la misma hora partieron varios miles de personas desde la plaza Moyúa hasta el Ayuntamiento. El mismo día en que se cerraron los bares y con las reuniones limitadas a seis personas, los hosteleros llenaron las calles, en una marcha que abrían coches de la Er-tzaintza.

Al llegar al Ayuntamiento de Bilbao, se leyó un comunicado que comenzaba con un lamento: "No podemos más. Con las nuevas restricciones, la hostelería está en riesgo de desaparecer. Las nuevas medidas ya han llevado y llevarán al cierre de muchos establecimientos".

Los hosteleros son conscientes de la gravedad de la situación sanitaria y de la necesidad de tomar medidas, "pero no comprendemos la dureza de las restricciones para la hostelería frente a otros sectores. Según la consultora Focus, los bares y restaurantes son seguros, pues suponen solo un 2,3% de los casos acumulados" (de covid).

Por ello, pidieron al Gobierno Vasco ayudas al sector "para que esta segunda ola no se convierta en la puntilla definitiva".

Entre las medidas que solicitan los hosteleros se encuentran las rebajas en los alquileres y las moratorias para las hipotecas, además de una reducción de la presión fiscal, "porque las medidas tomadas han llevado a caídas desde el 60 al 80% de los ingresos y hasta el 100%".

Entre otros cambios, solicitan una reducción del IRPF, del IVA del 10 al 4%, de la Seguridad Social, tasas municipales, agua, basura... "Ingresos cero, gastos cero", resumieron.

"Y sí, sí hay dinero, mucho dinero (para estas ayudas). Solo hace falta la voluntad de dónde utilizarlo. Ahora no es el momento del TAV ni de que nuestros políticos se suban el sueldo", advirtieron.

En Vitoria también salieron a la calle los trabajadores de la hostelería. Miles de personas partieron a las 17.30 horas desde la plaza Bilbao, entre aplausos y gritos contra el Gobierno Vasco y el cierre de estos establecimientos. Uno de los portavoces de la plataforma SOS Ostalaritza, Iñigo Ortiz, expresó el "total desamparo" en el que se encuentra el sector por la falta de apoyo de las instituciones vascas, a las que ha reclamado ayudas directas, reducciones de los alquileres, aplazamientos de hipotecas y supresión de determinadas tasas porque ya no tienen "colchón económico".

Advirtió de que tras el cierre de la hostelería desde ayer "muchísimos" locales van a desaparecer definitivamente o van a tener pérdidas millonarias, con la consiguiente pérdida de empleo. Ayer por la mañana, según fuentes de los hosteleros, se reunieron con Javier Hurtado, el nuevo consejero de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, para tratar el cierre del sector, una cita de la que el ejecutivo no comentó nada.

"hay que intervenir" Por su parte, el alcalde de Donostia, Eneko Goia se mostró ayer partidario de "articular un fondo de rescate" para apoyar a la hostelería tras el cierre de bares y restaurantes y expresó la disposición del Ayuntamiento de Donostia a colaborar en la medida de sus posibilidades ya que "corresponde a todos ayudar al sector a "resistir en esta situación tan dura". "Hay que intervenir dando una respuesta efectiva a quien realmente lo necesita", defendió Goia, quien señaló que el Ayuntamiento parará el giro de las tasas que correspondan. "Ya hay movimientos institucionales para tratar de articular una respuesta", añadió.

El alcalde de Donostia anuncia que se parará el giro de las tasas que correspondan y defendió "un fondo de rescate"