La Diputación advierte de que la situación es "muy difícil" y pide responsabilidad

Las residencias de Gipuzkoa cuentan con 114 casos positivos entre los usuarios

03.11.2020 | 15:05
Imagen del cribado realizado en Hernani el día de ayer.

DONOSTIA - La Diputación de Gipuzkoa ha advertido de que la situación es "muy difícil" por la evolución de la COVID-19 y ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que "sigan haciendo un esfuerzo" en el cumplimiento de las medidas sanitarias para "evitar escenarios peores".

La portavoz foral, Eider Mendoza, ha asegurado este martes, en la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Gobierno Foral, que habrá que esperar a la reunión que celebrará el jueves el consejo asesor del LABI, que analizará los últimos datos y estudiará si se adoptan más restricciones para frenar la pandemia.

Mendoza ha indicado que la Diputación de Gipuzkoa no ha cuantificado el importe dedicado a la lucha contra la COVID-19 que, según ha subrayado, afecta a todos los departamentos, especialmente al de Políticas Sociales.

La portavoz ha aprovechado la comparecencia para informar de la situación en la que se encuentran los recursos de política social, en especial, las residencias de mayores, en las que hay 114 casos positivos entre los usuarios repartidos en 17 residencias, de los cuales 2 se encuentran hospitalizados.

En cuanto a los trabajadores, en estos momentos hay 87 casos positivos en 38 residencias del territorio.

Respecto a los centros de día, en la última semana se han detectado 17 nuevos positivos, mientras que se han contabilizado 6 en los servicios de atención a personas con discapacidad, todos ellos en residencias.

En el ámbito de la inclusión social se han registrado 5 casos, y en la red de recursos de atención a menores 1 positivo.

En cuanto a las pruebas PCR, la Diputación, en colaboración con la DYA, ha realizado 36.508 pruebas, de las cuales 4.337 se hicieron la semana pasada, entre residentes y personal de residencias.