Salud habilita nuevos espacios para no saturar los ambulatorios con la vacuna de la gripe

Se preparan carpas, casas de cultura, gaztelekus y otros lugares "cómodos y seguros" para atender a la población

07.10.2020 | 00:19
Varias personas se realizan la PCR en el centro cultural Okendo de Donostia, que también se habilitará para la vacuna de la gripe.

donostia – En plena segunda oleada de contagios del COVID-19, con una situación que parece que comienza a estabilizarse en Euskadi, el próximo martes, día 13, comienza en Gipuzkoa, Bizkaia y Álava la campaña de vacunación contra la gripe estacional. Si cada año las autoridades sanitarias insisten en la importancia de que los sectores de riesgo de la población (mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas y personal sanitario y sociosanitario) se vacunen contra este virus, ni qué decir tiene que este año, en el que la pandemia del coronavirus ha puesto en jaque el sistema de salud, se va a hacer más hincapie aún si cabe. De hecho, ya ha comenzarse a distribuirse en uno de los sectores que más ha padecido el COVID-19: los usuarios de las residencias de ancianos, que empezaron el lunes a ser vacunados.

Sin embargo, no será hasta el próximo martes cuando la campaña comience de forma oficial y el Departamento de Salud se ha visto obligado a repensar cómo se va a llevar a cabo, a fin de que los ambulatorios no se conviertan en un espacio de trasiego de personas durante las próximas semanas.

Por ello, desde Osakidetza se pide "paciencia" a la población. Explican que el centro correspondiente llamará por teléfono a los mayores de 65 años y demás personas que integran los grupos de riesgo para darles la cita de vacunación (día, hora y lugar de vacunación). Además, se les enviará un SMS recordatorio de su cita. Indican que durante las primeras semanas se priorizará a los pluripatológicos, a los pacientes crónicos domiciliarios y a los vacunados en 2019.

Asimimo, se ha habilitado un nuevo servicio de gestión de la vacunación de gripe, con horario de 8.00 a 22.00 horas los siete días de la semana, en los dispositivos de Osarean, para que se puedan atender consultas de la ciudadanía relacionadas con la vacunación. "Cuando el usuario llame a su centro de salud le saltará una locución en la que se le preguntará si su llamada está relacionada con la campaña de la vacunación de la gripe y, es este caso, se le derivará a este nuevo servicio de Osarean", señalan.

Finalmente, se recomienda a aquellas personas que no pertenecen a ninguno de los grupos llamados a vacunarse pero que quieran inocularse, que se pongan en contacto a partir del día 31 con su centro de salud.

habilitados nuevos espacios Asimismo, Osakidetza ha hecho un llamamiento a distintos ayuntamientos para que cedan espacios para que la vacunación pueda llevarse a cabo en espacios distintos a los ambulatorios, con el objetivo de que estos puedan continuar con su rutina actual y que la afluencia de pacientes no ponga en mayor riesgo de contagio al personal sanitario.

Donostia es el vivo ejemplo de lo distinta que será la campaña de la gripe de este 2020 tan atípico. Según confirmó el Ayuntamiento a este periódico, se han habilitado diez espacios para que los donostiarras puedan vacunarse. Así, los vecinos del barrio de Gros tendrán que acudir al gazteleku del centro cultural Okendo; y los de Egia a la Musika eta Dantza Eskola. En Intxaurrondo se habilitará el gazteleku del centro cívico, mientras que en Altza se abrirá un espacio en el gazteleku o en el haurtxoko (todavía no se ha tomado una decisión al respecto). En el caso del ambulatorio de Amara Berri, la vacunación se trasladará al hall del frontón Atano III, mientras que en Amara Centro se llevará al club de jubilados Jatorra. En Loiola, los vecinos tendrán que acudir al club de jubilados; en Benta Berri, al hall trasero del polideportivo; y en Bidebieta, a Kutxazabal (caserío Moneda). Finalmente, a los vecinos de la Parte Vieja se les vacunará en la cafetería del museo San Telmo.

Pero no es el único municipio en el que se producirán estos cambios. Hondarribia, por ejemplo, habilitará el auditorio de la Itsas Etxea. Según recordó el Ayuntamiento, se trata de un espacio contiguo al ambulatorio (de hecho está comunicado con él), que permite establecer un circuito seguro de entrada y de salida para que quienes vayan a vacunarse no se crucen.

El mismo ejemplo seguirá también el Ayuntamiento de Ordizia, que ha preparado dos carpas en el frontón, con una enfermera y un administrativo en cada una de ellas. Según explicó el Consistorio, quienes acudan a vacunarse deberán esperar su turno en el frontón pequeño, de forma que únicamente accederán a las carpas en el momento del pinchazo.

La instalación de carpas ha sido la solución escogida también en Zarautz. En este caso, se habilitará en el propio aparcamiento del ambulatorio, de forma que quienes vayan a vacunarse no necesitarán entrar en el centro de salud.

Del mismo modo, Elgoibar ha cedido el aula polivalente del antiguo centro de día para que pueda desarrollarse la campaña de vacunación.

Son solo algunos ejemplos que dejan a relucir que este año una buena organización y coordinación serán muy importantes para evitar aglomeraciones que puedan poner en riesgo a la población.

limitar contagios A escasos días de que comience la campaña, el Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (Coegi) recordó ayer que la vacuna es "la única herramienta para limitar la propagación de la gripe y que evita ingresos y defunciones".

En un comunicado, la Comisión de Vacunación del Coegi recordó que la vacuna antigripal es "prioritaria en personas a partir de los 64 años, en aquellas con enfermedades crónicas y con inmunodeficiencias, así como en embarazadas". Además, también se dirigió a los trabajadores sanitarios y sociosanitarios "para evitar poner en riesgo a los pacientes que atienden". "La población que presenta mayor riesgo en esta pandemia coincide con la población de mayor riesgo para la gripe, por lo que es previsible que puedan coexistir ambas infecciones en una misma persona", señalaron desde el Coegi.

Por ello, pidió a todas las personas de estos grupos que se vacunen frente a la gripe para "evitar un riesgo incrementado de infectarse de coronavirus". Este pasado lunes comenzó el periodo de vacunación en Euskadi contra el virus de la gripe con el fin de limitar la difusión de esta enfermedad y el colapso de los sistemas sanitarios.

Algunas pautas

Cita Previa. Los ambulatorios llamarán por teléfono a los mayores de 65 años y demás pacientes de riesgo para darles la cita de vacunación con la correspondiente fecha, hora y el lugar en el que serán atendidos. Se les enviará un SMS con el recordatorio correspondiente de su cita.

Prioridades. Recuerdan que durante las primeras semanas se priorizará a los pacientes pluripatológicos, a los crónicos domiciliarios y a los vacunados en 2019. Se ruega a las personas que no conforman los grupos de riesgo y que quieren vacunarse, que se pongan en contacto con su ambulatorio a partir del 31 de octubre y no antes para no saturar el sistema.

Reforzar el servicio. Se habilitará un nuevo servicio de gestión de la vacunación de gripe (con horario de 8.00 a 22.00 horas los siete días de la semana) en los dispositivos de Osarean (teléfono 900 203 050, CAU Coronavirus, IVR y Consejo Sanitario) para que puedan atender consultas de la ciudadanía, citar, modificar y anular citas ya asignadas.

Cambios en donostia

Se han habilitado diez espacios en Donostia para la vacunación en los diferentes barrios. Los vecinos del barrio de Gros tendrán que acudir al Gazteleku del centro cultural Okendo; los de Egia a la Musika eta Dantza Eskola. En Intxaurrondo se abrirá el gazteleku del centro cívico, mientras que en Altza se habilitará un espacio en el gazteleku o en el haurtxoko. En el caso del ambulatorio de Amara Berri, la vacunación se trasladará al hall del frontón Atano III, mientras que en Amara Centro se llevará al club de jubilados Jatorra. En Loiola, los vecinos tendrán que acudir al club de jubilados; en Benta Berri, al hall trasero del polideportivo; y en Bidebieta, a Kutxazabal (caserío Moneda). Finalmente, a los vecinos de la Parte Vieja se les vacunará en la cafetería del museo San Telmo.

El Colegio de Enfermería recuerda que la vacuna es la única herramienta para limitar la propagación de la gripe y evitar defunciones