El COVID-19 vuelve a dejar dos fallecidos en Euskadi

06.08.2020 | 00:28
Varias personas con mascarilla, en Donostia.

donostia – Euskadi registró dos fallecimientos por causa directa del virus la pasada semana, a lo que hay que añadir otros dos decesos de personas que habían dado positivo por COVID-19 en los dos meses anteriores a su muerte, según el informe que facilitó ayer el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y que se refiere a la semana que va del 27 de julio al 2 de agosto. Por tanto, son ya 1.629 las muertes con coronavirus contabilizadas en la CAV desde el comienzo de la crisis sanitaria.

Además, los brotes registrados en los tres territorios durante las últimas fechas –especialmente los sucedidos en Bizkaia– han provocado que la tasa de incidencia del COVID-19 en Euskadi haya subido de los 68,05 casos por cada 100.000 habitantes registrados el 26 de julio (día en el que se cerró el anterior informe) a los 96,25 casos del 2 de agosto. Echando la vista más atrás, al 19 de julio, la cifra prácticamente se ha triplicado, ya que entonces eran 38 los casos por 100.000 habitantes en la CAV. La tasa refleja la incidencia acumulada del virus en los últimos 14 días. Es decir, se trata de la proporción de personas que enferman en un periodo de tiempo concreto. En el caso de Gipuzkoa, la tasa de incidencia ha bajado a 31,65 casos por cada 100.000 habitantes, aunque las cifras de territorios están menos actualizadas, así que corresponde al 26 de julio.

Entre el 27 de julio y el 2 de agosto se realizaron en Euskadi un total de 27.595 pruebas PCR (una media de prácticamente 4.000 al día), en las que se detectaron 1.255 positivos. Bizkaia fue el territorio más afectado, ya que se registraron 780 casos nuevos, mientras que en Gipuzkoa se detectaron 250 positivos y en Araba, 176. Además, 120 personas que eran positivas dieron negativo en la prueba PCR y hubo 65 altas hospitalarias.

241 nuevos casos el martes En cuanto a las cifras diarias facilitadas por Osakidetza, el martes se detectaron en Euskadi 241 nuevos casos, que supone la segunda cifra más alta de contagios desde la finalización del estado de alarma después de los 244 casos detectados el 30 de julio.

Preocupa especialmente la situación en Bizkaia, donde se contabilizaron 155 positivos y se siguen haciendo pruebas a personas relacionadas con dos discotecas y una cervecera, donde se han detectado sendos brotes. En Gipuzkoa la situación parece haberse estabilizado y el martes se registraron 26 positivos más, cifra muy parecida a las del sábado (25), domingo (29) y lunes (25). Los casos están muy repartidos y solo Donostia, con ocho nuevos positivos, y Elgoibar, con cuatro, presentan números llamativos. En Araba se ha producido un repunte, con 58 contagiados que contrastan con los 14 detectados un día antes.

De los 241 casos, 130 corresponden a personas menores de 39 años, franja de edad que sigue siendo la más afectada, aunque el tramo entre los 40 y 59 años registra cada vez más positivos, como lo demuestran los 72 casos detectados. Los mayores de 60 años suman 37 positivos.

En cuanto a la situación hospitalaria, 10 personas con COVID-19 ingresaron el martes en planta en los hospitales vascos, con lo que ahora son ya 57 las que siguen hospitalizadas en estas áreas. Además, en cuidados intensivos permanecen tres ingresados, por lo que en total son 60 las personas hospitalizadas que eran COVID el día del ingreso.