La CAV suma diez nuevos ingresos en una jornada con 244 positivos

Negativos los nuevos PCR realizados en el bloque de viviendas aislado en Zizurkil

01.08.2020 | 00:11
La Parte Vieja donostiarra, el pasado miércoles.

donostia – Las 4.930 pruebas PCR realizadas en Euskadi el jueves han dado como resultado 244 positivos distribuidos de la siguiente forma: 162 en Bizkaia, cuatro en Gipuzkoa y 29 en Araba, casos a los que hay que sumar otros cuatro con domicilio fuera de la CAV.

El número de positivos preocupa, y mucho, ya que suman 40 casos a los registrados tras la realización de test del miércoles. Pero no hay que olvidar que cuando se comparan los vigentes con los realizados en época de confinamiento no se toma en cuenta que el número de pruebas actual es claramente superior.

Hay otro dígito que da mucho que pensar y es el que hace referencia a las nuevas hospitalizaciones. El jueves, otras diez personas fueron ingresadas en planta.

Una de cal y otra de arena. Las UCI vascas están tranquilas y ayer permanecían en estas unidades dos personas, tres menos que el día anterior. Y lo que es más importante, no cabe registrar más defunciones atribuibles de forma directa al COVID-19.

Un índice que en las últimas semanas ha mostrado una clara tendencia a la fluctuación es el RO; que muestra la capacidad de contagio de un caso positivo en su entorno. El RO del jueves 30 de julio se situó en 1,22 casos.

Si nos fijamos en la curva de contagios por edades, cabe señalar un nuevo ascenso de positivos en los grupos de edades comprendidas entre los 40 y los 59 años, con 90 positivos según las pruebas efectuadas el jueves.

También es llamativo el aumento de contagios entre los más pequeños, con 16 positivos entre los niños y niñas menores de nueve años.

Aunque hay que esperar para analizar la curva de la evolución de los casos, cabe pensar que tras el pico de contagios entre la población más joven llega el aumento de positivos en su entorno más próximo, caso de sus padres y madres.

brotes Todas las pruebas PCR llevadas a cabo en el bloque de viviendas que resultó aislado en Zizurkil el jueves han dado negativo.

Según una nota que dio ayer a conocer el alcalde del municipio, Iker Urruzola, "el brote localizado en el número 1 de Aurrera plaza de Zizurkil se limita a dos viviendas", ya que las pruebas realizadas a los vecinos y vecinas del resto de pisos han dado resultado negativo, más allá de los siete positivos ya detectados.

Así las cosas, las personas que residen en el citado bloque, en torno a 60, han podido retomar su rutina diaria y el confinamiento únicamente tendrá que ser respetado por los vecinos de las viviendas en las que se han detectado casos positivos.

Urruzola quiso trasladar a los habitantes de Zizurkil un mensaje de "tranquilidad", a la par que insistió en la necesidad de mantener las medidas de seguridad dictadas por las autoridades sanitarias.

Por contra, hay en Gipuzkoa otro municipio en el que se siguen contabilizando nuevos casos positivos. En Eibar, las últimas PCR detectaron otros diez contagios, a los que cabe sumar los nueve de la localidad vecina, Ermua.

Las autoridades sanitarias han dirigido el foco de nuevo a Bilbao, donde preocupa la existencia de otro posible foco vinculado a una discoteca.

En la última semana en Bilbao se han notificado más de 300 positivos PCR, de los que 166 han sido en los últimos dos días.

Además, la oficina de atención ciudadana de la Ertzaintza en la plaza de Zabalburu fue desinfectada ayer en cumplimiento del protocolo anti COVID. La oficina cerró de 9.00 a 12.00 horas para realizar la desinfección y a las 13.00 horas volvió a abrir al público.

Las autoridades sanitarias investigan un posible foco vinculado al ocio nocturno y que se relaciona con

una discoteca de Bilbao

Cabe destacar el aumento de casos positivos entre niños y niñas con edades comprendidas entre 0 y 9 años, que sumaron 16