Un tribunal rechaza separar en las redes euskera y castellano

Anula la decisión del Ayuntamiento de Iruñea de crear dos perfiles diferentes para cada idioma

29.07.2020 | 01:12
Un grupo de jóvenes pasea por Pamplona.

pamplona – El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha dado la razón al recurso interpuesto por el grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona después de que Navarra Suma creara perfiles distintos en castellano y euskera para las redes sociales del Consistorio. El tribunal considera "contraria a derecho" y anula la decisión de separar los dos idiomas y transformar el perfil institucional, que "pasó de tener un único soporte bilingüe a tener dos soportes diferentes, uno en castellano y otro en euskera".

Aunque el equipo de Gobierno consideró que la medida se ajustaba a la legalidad vigente, el TAN establece que el Ayuntamiento y su sector público institucional tenían la obligación de considerar "el castellano y el euskera en pie de igualdad cuando se dirijan a la ciudadanía y en especial en su imagen corporativa".

En la resolución se alude a la anterior ordenanza del euskera –que estaba en vigor cuando se eliminó el bilingüismo en las redes sociales– aunque los argumentos empleados por el TAN también hacen referencia a la actual (que fue aprobada el pasado 14 de abril por Navarra Suma y PSN). por lo que es probable que no sea el último varapalo que se lleva la coalición UPN-PP-C's por la cuestión lingüística.

De hecho, a la hora de analizar el recurso de EH Bildu, el TAN alude a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que ya en 2002 zanjó el debate sobre las interpretaciones del término bilingüe: "El bilingüismo en la imagen corporativa municipal no se alcanza con dos programas separados en castellano y euskera –la sentencia estaba referida al cartel de los sanfermines– sino con un único programa bilingüe". En su dictamen, el Tribunal Administrativo establece que no hay precepto legal o reglamentario "que impida a una Administración de la zona mixta el ofrecimiento de una imagen corporativa bilingüe", y recuerda que el artículo 12 de la anterior ordenanza del euskera –la que estaba vigente en el momento de los hechos enjuiciados– determinaba que "el término bilingüe implica necesariamente que los contenidos se ofrezcan en un único soporte o unidad".