alerta mundial por el coronavirus

Gipuzkoa suma cinco fallecidos más en las residencias

Ocho personas han muerto en los centros desde el inicio de la pandemia y 95 usuarios se han infectado

30.03.2020 | 23:49
El centro Caser Residencial Anaka de Irun. Foto: Ruben Plaza

donostia – El fin de semana no ha sido sencillo en las residencias de ancianos de Gipuzkoa. La crisis sanitaria causada por el COVID-19 continúa cobrándose víctimas entre la población más vulnerable y, entre el sábado y el domingo, cinco usuarios de residencias perdieron la vida, lo que eleva a ocho los fallecidos en estos centros.

Las personas fallecidas residían en los centros de Arangoiti de Beasain, Iurreamendi de Tolosa, Iturbide de Arrasate, Caser Residencial Anaka de Irun y Santa Ana de Zarautz.

Así lo señaló ayer en un comunicado la portavoz foral, Eider Mendoza, quien explicó que, conforme a los datos recabados en las residencias, cinco personas más fallecieron –se suman a las tres personas que perdieron la vida la semana pasada– y siete usuarios más dieron positivo en COVID-19.

Por lo tanto, son ya 95 las personas mayores afectadas por el virus en esta red, que atiende a un total de 5.425 personas.

Según indicó Mendoza, 19 de estos usuarios infectados por el virus se encuentran en el centro de la Cruz Roja de Donostia, el recurso que ha sido movilizado por la Diputación para atender a este sector de la población. Además, otros nueve residentes permanecen hospitalizados.

Los casos positivos registrados en Gipuzkoa se han dado en diez residencias de personas mayores, de un total de 65 centros, y los últimos siete casos registrados han sido en Arangoiti de Beasain, Egogain de Eibar, San José de Ordizia y Otezuri de Zumaia.

En cuanto a las personas con discapacidad, no hay cambios respecto a los últimos datos publicados: son en total catorce personas las que han dado positivo en COVID-19, pertenecientes a tres residencias.

servicio de lavandería

Acuerdo con Gureak

Desinfección. La portavoz foral, Eider Mendoza dio a conocer ayer el nuevo servicio de lavandería puesto en marcha desde la Diputación en colaboración con Gureak, que dará servcio a las 65 residencias de personas mayores del territorio. Según explicó Mendoza, de esta manera se permite a las residencias externalizar el lavado de ropa de las personas que han dado positivo en COVID-19, ya que el servicio de lavandería industrial de Gureak dispone de medios automatizados que minimizan el contacto con dicha ropa en su lavado y desinfección.

Bolsas hidrosolubles. Según informó Mendoza, el servicio está en marcha desde ayer y tendrá la capacidad de amoldarse a las características de cada centro. Las residencias deberán introducir la ropa contaminada en bolsas hidrosolubles que podrán pedir con base en sus necesidades.

Lo último Lo más leído