El Consistorio de Hondarribia considera positivo el macro 'outlet' de Zaldunborda

El Pleno aprueba una declaración con los votos a favor del PNV y los negativos de todos los grupos de la oposición

20.12.2019 | 06:26
El equipo de Gobierno de Hondarribia en el momento de la votación, en un abarrotado Salón de Plenos.

hondarribia - La casa consistorial de Hondarribia acogió durante la tarde de ayer una sesión plenaria extraordinaria con un único punto en su orden del día: la valoración, la aclaración de la posición de cada grupo municipal y la votación de propuestas en relación al posible desarrollo de proyecto comercial a llevar a cabo en el ámbito de Zaldunborda Gaina.

Tras el debate, que se extendió durante aproximadamente una hora y media, la Corporación hondarribiarra aprobó una declaración institucional en la que se afirma que el Ayuntamiento "considera positiva la iniciativa para establecer actividad comercial, crear puestos de trabajo y limpiar los terrenos contaminados en Zaldunborda Gaina", si bien los promotores deberán "cumplir con toda la tramitación administrativa con acuerdo a la ley". La declaración fue aprobada gracias a los votos a favor del equipo de Gobierno jeltzale (9) y con los votos en contra de los tres grupos de la oposición: Abotsanitz (4), PSE-EE (2) y EH Bildu (2).

Antes del debate propiamente dicho dos entidades habían solicitado intervenir: la recientemente creada Amuitz Hondarribiako Merkatarien Elkartea y la plataforma Zaldunborda Gelditu. Sus representantes fueron los primeros en tomar la palabra y coincidieron al considerar el proyecto "inasumible" por motivos ecológicos, comerciales y turísticos.

En esa misma tesitura se pronunció a continuación el portavoz de Abotsanitz, Igor Enparan, haciendo hincapié en que una parte de Zaldunborda pertenece al corredor Aiako Harria-Jaizkibel, "un espacio natural a proteger". Enparan también denunció la tala de árboles y la construcción de una edificación sin licencia en el ámbito por parte de Higertoki, la empresa promotora del proyecto, a la que "no se le ha puesto ninguna traba ni control".

El portavoz socialista, Iosu Álvarez, también se mostró en contra del outlet al afirmar que su grupo considera que "no es un proyecto del futuro, sino del pasado". Por ello, Álvarez urgió a buscar otros modelos de ciudad para Hondarribia, "modelos de futuro, sostenibles, que comporten cercanía con los comercios locales".

Por su parte, el concejal de EH Bildu Xabier Bengoetxea ahondó en la problemática medioambiental de Zaldunborda, un ámbito que no solo pertenece en parte al corredor natural Aiako Harria-Jaizkibel, sino que también estaría protegido por la Red Natura 2000 europea.

El último en intervenir fue el alcalde, el jeltzale Txomin Sagarzazu, que defendió el proyecto al argumentar que daría respuesta a las necesidades de Hondarribia de desarrollar actividad comercial. Según Sagarzazu, a diferencia de muchos municipios del entorno, la orografía de Hondarribia no ofrece muchos terrenos en los que desarrollar dicha actividad, siendo Zaldunborda una de las excepciones. Así, con esta iniciativa comercial, desde el equipo de Gobierno se considera que se cumplen tres objetivos: "El impulso de la actividad económica en la ciudad, la creación de nuevos puestos de trabajo y la descontaminación de los terrenos", que eran un vertedero de residuos no peligrosos.

Tras una ronda de réplicas, en los que se volvieron a reproducir muchos de los argumentos ya esgrimidos, se procedió a la votación de propuestas. La de la oposición, presentada en conjunto por los tres grupos, instaba a hacer cumplir la Ley vasca de centros comerciales y a paralizar definitivamente el proyecto de Zaldunborda. Al no contar con la mayoría de los votos del Pleno, la propuesta fue rechazada, aprobándose la del Gobierno.