Sánchez y Ayuso entran en el barro político por el covid-19

Se acusan mutuamente del “desmadre” por la expansión del coronavirus

05.04.2021 | 00:10

DONOSTIA – Queda menos de un mes para que la ciudadanía pase por las urnas en la Comunidad de Madrid, pero el ambiente político se crispa cada vez mas. Ayer fue debido a un intercambio de declaraciones entre la presidenta de la Comunidad madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quienes entraron de lleno en el barrizal político al culparse mútuamente de la expansión del virus debido a la apertura del aeropuerto de Barajas. Así, y mientras por la mañana Sánchez censuró Ayuso por haber dejado circular libremente el virus, asegurando que la libertad "es todo menos el desmadre de hacer circular el virus", esta última acusó al líder del ejecutivo por el "desmadre" en la región madrileña porque "sigue sin controlar Barajas".

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, recordó ayer a la presidenta madrileña su pasividad en dejar expandirse la crisis, bajo a su juicio el falso argumento de la libertad. En un acto de precampaña de las elecciones, Sánchez apoyó a Ángel Gabilondo lanzado duros dardos contra Ayuso. "Si hay elecciones es porque de una vez por todas, sin ambages, la derecha madrileña ha decidido echarse en brazo de la ultraderecha", comenzó el presidente, para posteriormente argumentar que toda esta situación es consecuencia de haber sufrido "un gobierno fallido".

"¿Por qué lanzan esa afirmación tan falsa?", se preguntó Sánchez sobre la necesidad de elecciones el 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. "Para esconder el verdadero dilema, que es que solamente hay dos opciones en Madrid: una seria, que es la liderada por el PSOE, y otra que sea el gobierno de la plaza de Colón", se respondió. Acto seguido, el presidente español enumeró los ingredientes de la receta del PP en estas elecciones: injusticia social, corrupción, demagogia y ultraderecha. Todo ello, dijo, aderezado con una capa de "transfuguismo", sentenció.

Y sobre todo, censuró la demagogia de Ayuso, quien calificó previamente de "modélica" su gestión en la región, cuando en realidad, dijo Sánchez, cuenta con récord de contagios, de muertes en residencias y de "lentitud en la vacunación", ya que solo al 68% de los mayores de 80 años se ha administrado la primera dosis frente al 75% de media nacional. A todo ello, sumó el "descontrol y desmadre" que está poniendo en riesgo la salud de los madrileños.

La respuesta de Ayuso no se hizo esperar. Lo hizo en sus redes sociales, en las que cargó contra Sánchez precisamente por lo mismo, por la gestión de la pandemia. Culpó del "desmadre" al presidente, porque "sigue sin controlar Barajas". Y tomó una cita de Sánchez de julio del año pasado, en la que el presidente aseguraba que se había "vencido al virus y controlado de la pandemia". "Ahora, ¿quién explica lo del desmadre? ¿Aquel que sigue sin controlar Barajas?", se cuestionó.