Irun tendrá el primer pacto local PSE-Podemos en Euskadi

Hoy presentan los detalles del acuerdo que permite a Santano gobernar con mayoría absoluta

28.11.2020 | 01:54
El alcalde de Irun, José Antonio Santano. Foto: J. Guezala

donostia – El PSE y Elkarrekin Podemos-IU han alcanzado un acuerdo para gobernar en coalición el Ayuntamiento de Irun, pacto que darán a conocer hoy al mediodía en una rueda de prensa. La formación socialista gobernaba en solitario desde las pasadas elecciones. El de Irun será, de este modo, el primer ejecutivo de coalición formado por estas dos fuerzas en Euskadi, una excepción dentro de los gobiernos de coalición que PNV y PSE mantienen en las instituciones de la CAV.

Con el acuerdo de Gobierno de coalición con Elkarrekin Podemos-IU, Santano se asegura la mayoría absoluta en la corporación, con un Ejecutivo municipal formado por diez ediles socialistas y cuatro de la formación morada. El resto de la Corporación está integrado por siete representantes del PNV, tres de EH Bildu y uno del PP.

En Irun, la segunda localidad de Gipuzkoa con 60.000 habitantes, no se aplicó el pacto general entre PSE y PNV, por la falta de sintonía entre el primer edil, José Antonio Santano, y el portavoz del PNV, Xabier Iridoy. El desencuentro surgió tras la desautorización que sufrió Iridoy cuando era responsable de Urbanismo a cuenta de una operación urbanística enquistada desde hace años y que desatascó tras negociar con los propietarios del solar. Santano deslizó graves insinuaciones sobre las intenciones del portavoz jeltzale, al que acusó de no defender los intereses municipales. Iridoy fue destituido y la coalición en la que gobernaban se rompió.

Lo curioso del caso es que tras esta ruptura, EH Bildu amagó con la presentación de una moción de censura contra Santano, acción para la que tanteó al PNV y a Sí Se Puede Irun, la marca municipal de Podemos en la localidad bidasotarra, y que inicialmente no hizo ascos a la propuesta. La intentona no prosperó pero los tres partidos sí sumaron fuerzas para convocar una comisión de investigación sobre el comportamiento de Santano en la gestión de la citada operación urbanística. En las conclusiones, que fueron refrendadas por PNV, EH Bildu y Sí Se Puede Irun, la actuación del alcalde recibió la censura de la Corporación. Pero aquello es el pasado y hoy, los intereses y las necesidades son otros.