Rosa Lluch liderará la lista de los comunes por Girona en las elecciones catalanas

La hija del ministro socialista asesinado por ETA, baza para “construir país”

05.11.2020 | 01:03
Rosa Lluch, en una visita al Parlamento Vasco. Foto: Jorge Muñoz

dOnostia – La historiadora Rosa Lluch, hija del ministro socialista asesinado por ETA Ernest Lluch, encabezará la candidatura de los comunes por Girona en las elecciones catalanas previstas para el 14 de febrero, acompañando a Jèssica Albiach en su carrera a la Generalitat, a expensas de la ratificación en la segunda fase de las primarias que se celebrarán en los próximos días. "La elección de Lluch se incluye en la lógica de ampliar y enriquecer nuestro espacio con gente que ha desarrollado importantes trayectorias profesionales en ámbitos como la enseñanza y la universidad, que en un momento como este es más importante que nunca", señalaron desde En Comú Podem. Además, destacaron la " resonancia del apellido en la tradición del catalanismo popular y de izquierdas, con una fuerte voluntad unitaria y de construcción de país" de una candidata que sigue los pasos de su padre, que se presentó por este territorio en las primeras elecciones democráticas de 1977 en el Congreso de los Diputados.

Lluch ya cerró la lista de los comunes en las elecciones generales de 2018, lideró la lista de la formación en el Senado en los comicios del 10 de noviembre de 2019, y ahora presenta candidatura a las elecciones catalanas. En los últimos comicios autonómicos los comunes obtuvieron 316.360 votos, un 7,46% del total de sufragios que les permitieron ocupar ocho escaños en el Parlamento, en una cita electoral donde siempre se han quedado bastante por debajo de sus expectativas. De esos asientos, siete los consiguieron en Barcelona y uno más por Tarragona y, con Lluch, los comunes buscan presentar una "apuesta fuerte" para obtener un asiento más en el hemiciclo por la circunscripción de Girona, tradicional feudo del soberanismo.

Con el legado de un padre al que el PSC rinde homenaje cada año después de su asesinato a manos de ETA hace veinte años, Rosa Lluch explicó a través de las redes sociales que siente "ilusión y esperanza" ante el nuevo proyecto, donde aspira a defender los "derechos" de los ciudadanos de un territorio que califica de "fundamental" en su vida, después de doctorarse allí en 2003. Además, Ernest Lluch está enterrado en la localidad gerundense de Maià de Montcal, donde cada año acuden destacados líderes socialistas a realizar una ofrenda floral, precedida de parlamentos en los que se evoca su figura.

El nombre de Rosa Lluch estuvo asociado a principios de años como candidata a ocupar la cartera de ministra de Universidades en el Gobierno de Pedro Sánchez como parte de la representación de Unidas Podemos en el Ejecutivo de coalición, aunque finalmente resultó designado Manuel Castells. A su vez, fue una de las comparecientes en la Ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento Vasco, donde llamó a "cerrar heridas y reconstruir puentes. "La violencia fue un error colosal, la de ETA, la de su entorno, la que se gestó en las cloacas del Estado y la de las Fuerzas de Seguridad", narró.