El fiscal ve nuevas perspectivas sobre el rey emérito

Rechaza la querella de Òmnium por la inviolabilidad pero estudia los datos de Suiza

02.10.2020 | 01:14
El rey emérito. Foto: Efe

donostia – La Fiscalía del Tribunal Supremo admite que la comisión rogatoria solicitada en su momento a la Fiscalía de la República y Cantón de Ginebra en relación con la investigación al rey emérito Juan Carlos I –pese a que, a día de hoy, no ha sido cumplimentada en su totalidad–, "abre nuevas perspectivas" y la necesidad de ser complementada con la práctica de otras diligencias, "que sin duda abrirán un abanico de posibilidades imposibles de valorar en este momento".

Así lo señala el Ministerio Público en un escrito dado a conocer ayer en el que solicita la inadmisión a tramite de la querella presentada el pasado mes de julio por la asociación independentista Òmnium Cultural contra Juan Carlos I por presuntos delitos de corrupción, blanqueo de capitales y fraude fiscal relacionados con el origen de su presunta fortuna en cuentas en el extranjero.

"En efecto, las diligencias del fiscal del Supremo han avanzado desde su iniciación cualitativa y cuantitativamente", añade el informe, firmado por el mismo fiscal que dirige las diligencias contra el rey emérito, Ignacio Campos. El documento, de 14 páginas, incide no obstante en la inviolabilidad del exmonarca al relacionar la querella de Òmnium con hechos anteriores a 2014.

En el escrito, el Ministerio Público solicita que también se inadmita una segunda querella similar que se adhirió a la de Òmnium, por parte de Atenes des Juristes pels Drets Civils, a quien no obstante hay que imponer una fianza por el trámite realizado ante el alto tribunal. El fiscal incide en que no puede afirmarse que exista "un procedimiento judicial abierto" sobre este asunto, que de momento se limita a diligencias de investigación por parte de su departamento.

La Fiscalía rechaza por lo tanto que deba apartarse de la investigación, como procedería en el caso de existir ya una causa penal, y recuerda el decreto de la fiscal general que le atribuyó este asunto el pasado mes de junio en el que se señalaba que, en dicho momento, no resultaba posible "establecer ni tampoco descartar la participación de don Juan Carlos en hechos penalmente relevantes ocurridos con posterioridad al mes de junio de 2014, momento en el que dejó de estar protegido por la inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución reconoce al Jefe del Estado".

Admite por otra parte el fiscal que el contenido de sus diligencias de investigación "pudiera coincidir en su punto de partida, y parcialmente, con el tenor de las querellas" de las asociaciones independentistas sobre las que ha realizado este informe. Sin embargo, alude a la prescripción y la inviolabilidad.