PNV y PSE sellan un gobierno de "mano tendida" a toda la oposición, salvo a Vox

Ortuzar y Mendia firman el acuerdo de coalición que permitirá encarar "con fuerza" la reconstrucción tras el COVID --- Piden a los partidos sumarse a los acuerdos, "más necesarios que nunca"

02.09.2020 | 00:59
Urkullu y Mendia, ayer durante la firma del acuerdo. Foto: Efe

DONOSTIA – PNV y PSE estamparon ayer la firma para un gobierno de coalición en los cuatro próximos años en lo que fue la antesala de la investidura mañana de Iñigo Urkullu como lehendakari de un Gobierno Vasco que, dos décadas después, vuelve a ser de mayoría absoluta. Los líderes de ambos partidos celebraron el acuerdo por la necesidad de responder a las urgencias generadas por la pandemia del COVID-19 y ponerse manos a la obra en la reconstrucción de sus devastadoras consecuencias sanitarias, sociales y económicas. Subrayaron que el acuerdo programático va a dar fortaleza y estabilidad al próximo Ejecutivo, que tiene la "mano tendida" a toda la oposición, salvo a Vox.

Los dirigentes del PNV y PSE, Andoni Ortuzar e Idoia Mendia, respectivamente, comparecieron en una rueda de prensa tras firmar en el Parlamento Vasco el acuerdo que permitirá repetir la fórmula de un gobierno de coalición entre ambas formaciones presidido por Urkullu, que también asistió al acto formal en el que se rubricó el pacto. Ambos se felicitaron por un acuerdo "muy trabajado" y "detallado" que se hará público en su totalidad mañana coincidiendo con el pleno de investidura de Urkullu.

Antes de explicar la importancia del acuerdo, Mendia y Ortuzar no quisieron pasar por alto la idoneidad de haber realizado las elecciones vascas en julio, a pesar de las críticas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos que lo consideraron precipitado y arriesgado y apuntaban a septiembre. "Durante la campaña pusimos un especial énfasis en la necesidad de conformar a la mayor brevedad posible un Gobierno sólido y fuerte para hacer frente a la grave crisis sanitaria, económica y social, que no tiene precedentes", subrayaron. "El tiempo ha demostrado que el planteamiento de EH Bildu y Podemos era erróneo, ahora estamos en disposición de encarar desde ya y con fortaleza renovada la batalla contra la pandemia y la recuperación", remarcó Ortuzar.

Tras constatar que 22 años después Euskadi va a contar con un Ejecutivo con mayoría absoluta, pero tal y como recalcó Ortuzar "no es tiempo ni de rodillo, ni de imposición" y tendió la mano al resto de partidos del Parlamento Vasco, excepto a Vox, formación con la que el PNV no comparte "nada" y que está en "las antípodas" del PSE, según precisó Mendia. En reciprocidad a la cintura política con la que proclamaron actuar en esta legislatura, los dos dirigentes pidieron a EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP+Ciudadanos lealtad y arrimar el hombro en la complicada tarea de reconstrucción en ciernes. "Es esta una certeza que compartimos ambos partidos, por lo que hoy tendemos nuestra mano a la colaboración a EH Bildu, a Elkarrekin Podemos y al PP", añadió Ortuzar.

La dirigente socialista indicó que el acuerdo recoge los programas de gobierno de ambos partidos, pero también compromisos adquiridos durante estos últimos cuatro años en el Parlamento Vasco y pidió al resto de formaciones "altura de miras" en estas circunstancias tan difíciles. Es un "acuerdo abierto a los demás", añadió por su parte el dirigente jeltzale.

Ortuzar explicó también que el pacto es una "hoja de ruta" que fija objetivos al próximo Gobierno Vasco y que aborda cuestiones urgentes como la recuperación del empleo, la reactivación económica y la consolidación de los servicios públicos, pero también otros objetivos más a medio y largo plazo como la transición energética y los aspectos vinculados con la convivencia y el autogobierno.

IRIARTE El documento, denominado Bases para el acuerdo entre PNV y PSE, se cerró el pasado 27 de agosto por las delegaciones negociadoras de ambas formaciones. y marca como principales objetivos del próximo Ejecutivo la reconstrucción económica y social de Euskadi, con la defensa y refuerzo de los servicios públicos esenciales, como el de salud, tras la crisis del coronavirus, y sobre la base de "más autogobierno". Hasta mañana no se conocerá al detalle su contenido de alrededor de un centenar de páginas y será el lehendakari Urkullu el que lo desgrane durante su discurso de investidura. No será el único discurso que se escuchará en el legislativo vasco ya que Maddalen Iriarte también presentará su candidatura a lehendakari pese a no contar con más apoyos que los 21 parlamentarios de EH Bildu, frente a los 41 (31 jeltzales y 10 socialistas" que apoyarán a Urkullu. La candidata se presentará como la única "alternativa para cambiar de rumbo las políticas", algo que "ya era urgente" antes de la pandemia de COVID-19.

En declaraciones a Radio Euskadi, advirtió de que, si la respuesta a esta crisis va a ser "la misma" que en anteriores crisis, "no habremos aprendido nada" y, por ello, instó a "cambiar las políticas públicas", poner los cuidados "en el centro" y afrontar los "grandes retos como país" para darles respuestas "inmediatas" pero también "comenzar a analizar las necesidades de este país para dentro de 20 o 30 años" y tomar "las decisiones estratégicas" correspondientes. Por otro lado, aseguró que le ha "extrañado" la actitud de Elkarrekin Podemos hacia su candidatura –que no apoyará–, después de que "se pasara la campaña" diciendo que apostaba por un tripartito de izquierdas. A su juicio, "ahora tenían una oportunidad" de apoyar su candidatura "en muchos aspectos cercana a las propuestas que ellos podrían apoyar".

CORONAVIRUS

FIRMA SIN APRETÓN DE MANOS

Mascarillas y distancia. El acto de la firma del acuerdo de gobierno entre el PNV y PSE siguió el guion que marca el coronavirus. Si hace cuatro años la rúbrica se selló con un apretón de manos a tres, esta vez la pandemia impuso sus normas y la distancia física y las mascarillas fueron las protagonistas.

Tres firmas, tres bolígrafos. El vestíbulo de la segunda planta del Parlamento Vasco acogió ayer la rúbrica de este acuerdo entre Andoni Ortuzar, Idoia Mendia y el lehendakari Urkullu. Los tres se sentaron en la mesa de madera tallada Simón Bolívar, procedente de la casa palacio de Bolibar, donde ya les esperaban tres copias del acuerdo. Los tres utilizaron sus propios bolígrafos para estampar sus firmas en el documento.

"Somos conscientes de que no es tiempo de rodillo. Aspiramos a que el resto sume fuerzas al Gobierno Vasco desde la lealtad y la colaboración"

"Somos dos partidos que nos conocemos mucho, nos queremos mucho, pero somos diferentes"

ANDONI ORTUZAR

Presidente del EBB del PNV

"Es necesario contar con un acuerdo que haga un gobierno fuerte pero que dé esperanza a las personas"

"Es la primera vez en 22 años que Euskadi va a tener un gobierno con mayoría absoluta, lo que da mucho sosiego"

IDOIA MENDIA

Secretaria general del PSE