Sánchez promete coordinar las ayudas con las autonomías

Anuncia que la conferencia de presidentes regionales tendrá periodicidad mensual

01.08.2020 | 00:09
Sánchez e Iglesias, en el transcurso de la conferencia de presidentes autonómicos. Foto: Efe

Donostia – El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asumirá directamente la gestión del fondo de recuperación de la UE –al presidir la comisión encargada– aunque prometió a los presidentes autonómicos que participarán también en este proceso. "En la recuperación, como en la lucha contra la pandemia, somos interdependientes. Las comunidades tendrán una participación activa en este proceso. Debemos aprovechar la oportunidad, hacer las cosas bien y juntos", resumió al término del cónclave que se prolongó durante toda la jornada de ayer.

En esa línea de promesas de cogobernanza, Sánchez anunció que los encuentros de presidentes autonómicos tendrán una periodicidad mensual y el próximo tendrá lugar este mismo mes de agosto para estudiar el regreso a las aulas. "Convocaré la conferencia de presidentes con periodicidad mensual. He emplazado a los presidentes a un nuevo encuentro a finales de agosto para evaluar la planificación del curso escolar", explicó al respecto.

En una jornada en la que se conoció la histórica caída de la economía –el PIB se derrumbó un 18,5% en el primer trimestre– el jefe del Ejecutivo señaló que el peor momento ya "ha pasado" y "después de la resistencia viene la reactivación". Por ello, insistió en que las cumbres autonómicas deben ser un "buen punto de apoyo" para abordar la recuperación económica.

Sánchez apeló además a la unidad –"cuanta más haya más fuertes seremos y más pronto saldremos de esta emergencia sanitaria, económica y social"– y a la necesaria búsqueda de la cohesión territorial, porque "no puede haber comunidades autónomas de primera y segunda".

El presidente expuso a los mandatarios autonómicos cómo será la gobernanza del fondo europeo. Para ello, el Ejecutivo creará una comisión interministerial que presidirá el propio Sánchez para gestionar el fondo de recuperación de la UE correspondiente a España, así como una unidad de seguimiento de las partidas.

Sánchez explicó a los presidentes autonómicos cómo será la gobernanza de este fondo de recuperación, y les informó de la creación de estos dos organismos, según explicaron fuentes de Moncloa.

En esa línea, Sánchez prometió a los presidentes que trabajarán "pronto y coordinados" en la gestión de este fondo por el que España va a recibir 140.000 millones de euros, de los que más de la mitad serán en ayudas directas y el resto en créditos. En el inicio de la Conferencia, el lehendakari Urkullu reclamó respeto al marco de relación bilateral entre los gobiernos español y vasco y consideró conveniente profundizar en la comunicación directa entre autonomías, sobre todo las colindantes, a la hora de tomar decisiones relacionadas con la prevención y la contención del COVID-19.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), por su parte, exigió un plan de choque ante una segunda ola de coronavirus, mejores mecanismos de coordinación entre las comunidades y el Gobierno, y un instrumento jurídico para que las regiones puedan dictar confinamientos de algunas zonas geográficas si es necesario.

En la misma línea, el presidente de la Xunta de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijóo, reclamó la redacción de un protocolo nacional que haga frente a los brotes de coronavirus y que se habiliten para las comunidades instrumentos jurídicos cara a posibles confinamientos. Solicitó además la rebaja del IVA de las mascarillas, y la eliminación de las tasas de reposición de las ofertas públicas de empleo de Sanidad.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), subrayó que Andalucía no va a permitir "ni un agravio territorial en ninguna materia, ni en el reparto del déficit ni en el reparto de fondos", y pidió "mayor coordinación" por parte del Gobierno ante la pandemia.

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano Garcia-Page, reclamó que se armonicen las decisiones que se tomen por las comunidades en materia sanitaria para el control de la pandemia, y consideró necesarios unos presupuestos que tengan en cuenta la aplicación de los fondos europeos, que, a su juicio, deben tener un carácter estructural y buscar la cohesión territorial.

Rastreadores Por último, el presidente del Gobierno español instó a los presidentes autonómicos a atender las recomendaciones de expertos sanitarios y contratar rastreadores, "instrumento esencial e insustituible" para hacer frente a la crisis sanitaria. "El número de rastreadores no debe ir por detrás de la cifra de contagios, sino siempre por delante", concluyó.