La negociación de las cuentas condicionará el traspaso de la Seguridad Social a Euskadi

Esteban avanza que en las conversaciones sobre los presupuestos del Estado se avanzarán aspectos de la transferencia

22.02.2020 | 02:07
Aitor Esteban conversa con Joan Baldoví (Compromís) ayer en un receso de la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados.

donostia – El cronograma acordado entre los Gobiernos español y vasco sitúa la transferencia del régimen económico de la Seguridad Social en el último lugar de la totalidad de materias a traspasar a Euskadi. Las partes entrarán a estudiar cómo abordar el traspaso entre junio y diciembre de 2021 para posteriormente acometer la transferencia en los términos y plazos que acuerden en su momento. Los primeros pasos de ese traspaso se dejarán ver antes de que los dos ejecutivos comiencen el estudio y posterior negociación. Será en las conversaciones públicas y privadas entre los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2020. El proyecto presupuestario incluirá algunos temas como la renta mínima –Euskadi tiene su propia RGI– e incluso las mismas pensiones que remiten al título de la Seguridad Social y en este punto se irán desgranando algunos puntos que se aplicarán al traspaso de la materia a Euskadi.

Así lo desveló ayer el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que explicó que en breve va a producirse la reforma del sistema de la Seguridad Social y habrá "algunos asuntos que, probablemente, pasen a presupuestos, mientras que otros se mantendrán dentro del sistema". En este sentido, subrayó que los socios del gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos tienen intención de abordar un proyecto de renta mínima que quieren encajar por el título de Seguridad Social.

En declaraciones a Radio Euskadi, Esteban señaló que esas adaptaciones "se tiene que ir previendo cómo se va a hacer luego el traspaso (a Euskadi) y de quién van a ser las competencias". Por ello, el diputado jeltzale cree que los dos gobiernos tendrán que ir manteniendo "conversaciones paralelas" mucho antes de la negociación formal establecida en el cronograma para la segunda mitad de 2021.

Esteban aclaró que su partido no renuncia a "la transferencia total de las pensiones", pero reconoció que no existe en el Estatuto de Gernika "la competencia completa" de la Seguridad Social, en referencia a la denominada caja única. Además, aseguró que, "si ha habido una rémora y una excusa perfecta" para que se retrasaran las competencias, ha sido la violencia de ETA, que la izquierda aber-tzale ha apoyado.

Tras recordar que hasta ahora el Gobierno español de turno, independientemente del partido que lo presidiera, siempre se ha negado en redondo a la transferencia a pesar de que viene recogido con claridad en el Estatuto de Gernika, el diputado jeltzale destacó que, "por primera vez en la historia, el Gobierno español ha aceptado que va a transferir la gestión económica del régimen de la Seguridad Social".

Por ello, consideró que "es una novedad, es llamativo y significativo" que el Ejecutivo español haya accedido a traspasarla. "Es un antes y un después en el desarrollo estatutario porque esto siempre se había negado, a diferencia de lo que ha pasado con el traspaso de Prisiones que ya hace un año el Gobierno español transigió a entregarlo a Euskadi, aunque finalmente no pudo materializarse por el adelanto de las elecciones.

PRISIONES La transferencia al Gobierno Vasco de la gestión de los centros penitenciarios de Zaballa (Araba), Martutene (Gipuzkoa) y Basauri (Bizkaia) ha sido interpretada desde algunos sectores como un traspaso íntegro de la gestión de las cárceles así como de la política penitenciaria. Preguntado sobre esta cuestión, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, subrayó ayer que nada tienen que ver ambas cosas. "No se pueden meter en el mismo paquete" las decisiones sobre el alejamiento de los presos de ETA y la transferencia de Prisiones a Euskadi, "porque son cosas totalmente diferentes".

En declaraciones a Euskal Telebista, el también consejero de Autogobierno aclaró que al Gobierno Vasco no le corresponde la legislación penitenciaria. "Las leyes y reglamento penitenciarios serían las mismas )si hubiera transferencia), porque nuestra competencia es aplicar la ley, y, mediante esa aplicación, encargarnos de la gestión de nuestras prisiones", explicó.

De esta manera, el portavoz del Gobierno vasco indicó que la transferencia de Prisiones será "integral" en cuanto al funcionamiento de los centros penitenciarios, pero no en cuanto a "todos los elementos del sistema penitenciario, porque la ley es unificada y única y así va a seguir siendo".

Los ejecutivos de Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu, así como los partidos que los sostienen, consideran un hito el compromiso de dejar en manos vascas el régimen económico de la Seguridad Social e incluso las Prisiones, mientras que EH Bildu recela de que vaya a materializarse y la derecha española arenga a sus bases con el mensaje de que es el fin de Euskadi en España y de la igualdad entre todos los españoles.

A pesar del cronograma anunciado donde se especifican las materias a transferir y los plazos para su materialización, la parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, duda de que los traspasos lleguen a buen puerto. "La experiencia nos lleva a pensar que es muy aventurado decir que existe un compromiso claro para completar el Estatuto de Gernika", subrayó ayer en Donostia. A su juicio, el acuerdo sobre transferencias es "una buena noticia", pero matizando que "son nuestros derechos y que ya deberían estar aquí".

"Las decisiones sobre el alejamiento de presos y la transferencia de Prisiones son cosas distintas"

josu erkoreka

Portavoz del Gobierno Vasco

"Es muy aventurado decir que existe un compromiso claro para completar el Estatuto"

MADDALEN IRIARTE

Parlamentaria de EH Bildu

Noticias relacionadas