Erdogan anticipa una operación turca en el noroeste de Siria: "Es cuestión de tiempo"

19.02.2020 | 15:59
Carros armados turcos se dirigen a región de Idlib, Siria.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que una operación militar turca en el noroeste de Siria es solo "cuestión de tiempo", lo que añadiría a un nuevo factor en una región que ya está siendo escenario del mayor éxodo de desplazados de toda la guerra, con más de 900.000 desde principios de diciembre.

"Turquía ha hecho ya todos los preparativos para llevar a cabo sus propios planes operativos en Idlib", ha dicho Erdogan durante un encuentro con miembros de su partido en el que ha abogado por hacer de esta región un lugar seguro, en aras también de la seguridad de Turquía, según la agencia Anatolia.

Ankara ya ha iniciado tres operaciones en la zona norte de Siria desde 2016 --la última de ellas en octubre de 2019-- y, en el caso de Idlib, mantiene contactos con Moscú para garantizar que exista una zona de distensión.

Erdogan ha confirmado que siguen abiertas dichas conversaciones con el Gobierno ruso, aunque ha avisado: "Es una realidad que estamos muy lejos de lo que queremos". El régimen de Bashar al Assad, apoyado militarmente por Rusia, mantiene abierta una intensa ofensiva contra el último gran bastión rebelde de Siria.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha advertido de que una hipotética ofensiva turca sería el peor escenario posible y ha abogado por mantener los contactos, aunque por ahora no hay prevista ninguna conversación telefónica entre Erdogan y su homólogo ruso, Vladimir Putin, según la agencia Sputnik.

"Planeamos seguir manteniendo contactos de trabajo con los colegas turcos para no permitir una escalada de la situación en Idlib", ha dicho Peskov ante los medios, reiterando que Moscú está "satisfecho" con los acuerdos suscritos en Sochi hace más de un año para establecer zonas sin combates.

La ONU, entretanto, ha reclamado "alto el fuego inmediato" en el noroeste de Siria, ante el "rápido deterioro" de la situación humanitaria y del "trágico sufrimiento" de los civiles, en palabras del secretario general de la organización internacional, António Guterres.