Diario de un conductor

¿Por qué no se puede conducir sin permiso?

Conducir sin carnet no debería ser nunca una opción, porque como seguramente habrás imaginado ya, se trata de una conducta muy grave. En caso de que lo hagas, o de que ya lo hayas hecho, te contamos a qué te enfrentas por conducir así.

10.06.2021 | 10:22
Conducir sin carnet está considerado un delito contra la Seguridad Vial.

Da igual que sepas conducir, y que incluso puedas hacerlo mejor que muchas personas que sí tienen el carnet correspondiente. Y sí, da igual también que lleves un acompañante mayor de edad y con carnet, o que estés apuntado a la autoescuela y que, por ejemplo, hayas aprobado ya el examen teórico. Igualmente es conducir sin carnet y te puedes meter en un buen lío. ¿Qué pasa si una agente de tráfico te pilla conduciendo sin permiso?

Esta cuestión está recogida en el Código Penal, así que podrás imaginarte que las consecuencias van a ser bastante graves y severas. Como se explica en el artículo 384 del dicho código, se castiga la acción de llevar un vehículo a motor o ciclomotor sin permiso de conducción, da igual por pérdida de vigencia, por haber perdido todos los puntos, por no haberlo obtenido nunca o por haber sido privado de él por decisión judicial.

Sin embargo, la conducción sin permiso se puede dar en varios contextos y de diferentes formas, y por lo tanto las autoridades competentes no actuarán de la misma manera en todos los casos.

Una cosa es conducir sin carnet porque no lo llevamos encima y otra, y bien distinta, es conducir sin autorización administrativa porque, sencillamente, no hemos pisado una autoescuela en la vida. Nos referimos a este segundo caso, como es evidente, y si nunca lo hemos obtenido porque no nos lo hemos sacado estaremos cometiendo un delito por el que seremos detenidos, se abrirán diligencias en un Juzgado de Guardia y el vehículo se inmovilizará para ponerlo a disposición del juzgado.

En caso de que estemos sin permiso porque hemos perdido la totalidad de los puntos ocurrirá exactamente lo mismo: habremos cometido un delito por el que seremos detenidos y nuestro vehículo quedará inmovilizado por las autoridades competentes y puesto a disposición judicial. Y el protocolo de actuación será idéntico, una vez más, si somos interceptados conduciendo cuando hemos sido privados cautelar o definitivamente de nuestro permiso o licencia por sentencia judicial.

Para que la conducción con pérdida de vigencia del permiso por agotamiento de todos los puntos constituya e integre un delito resulta necesario que la resolución administrativa que así lo acuerde sea firme, bien porque no se haya interpuesto en plazo un recurso contra la misma o porque se haya interpuesto y se hayan desestimado los mismos. Y será delito hasta que se obtenga de nuevo el permiso administrativo una vez transcurridos los plazos establecidos en la ley (seis o tres meses, en virtud de que seamos o no conductores profesionales) y tras realizar con éxito el curso de reeducación y sensibilización vial. Puede darse también el caso de que tengamos el carnet caducado; si se produce este supuesto estaremos cometiendo una infracción administrativa, lo mismo que si las autoridades competentes detectan que conducimos sin permiso, pero poseyéndolo en otro país, canjeable o no, y caducado o no.

Después de haber revisado los supuestos anteriores de conducir sin permiso, quizá te queden algunas dudas. En el caso de infracciones administrativas, nos enfrentamos a una multa con sanción económica de 500 euros con inmovilización de vehículo.

Pero cuando conducir sin carnet está considerado un delito contra la Seguridad Vial según lo previsto en el artículo 384 del Código Penal, nos enfrentamos a tres tipos de penas que no son acumulativas, sino alternativas:

* Multa diaria de duración de 12 a 24 meses. La multa variará, no obstante, en función de la capacidad económica del acusado, ascendiendo hasta un máximo de 288.000 euros. Este caso se correspondería con la pena máxima de 24 meses y 400 euros por día.

* Trabajos en beneficio de la comunidad durante 31 a 90 días como máximo.

* Prisión de tres a seis meses, pero esta pena está reservada para aquellos conductores que reinciden en el delito. Muchas veces se elude la pena de prisión con el decomiso y entrega del vehículo, propiedad del conductor multirreincidente, que queda a disposición del Estado, como pena adicional.

Visto esto, aunque es algo que debería resultar evidente para cualquiera, hemos de tener muy claro que nunca hay que conducir sin permiso. 

noticias de noticiasdegipuzkoa