El futuro de la hostelería

25.03.2020 | 20:32
Robots con entrega a domicilio.

Los hoteles, restaurantes y cafeterías apuestan por la tecnología para mejorar la experiencia de sus clientes, con la innovación, la digitalización y la sostenibilidad como ejes principales. 

Qué hacer para sorprender a los clientes del sector de la hostelería es la pregunta a la que han intentado responder los 30.000 profesionales del sector Horeca, que hace referencia a Hoteles, Restaurantes y Cafeterías, en el salón profesional de innovación en este ámbito, Expo HIP (Hospitality Innovation Planet), celebrado en Madrid. Es allí donde las compañías más punteras pueden exponer sus innovaciones destinadas a mejorar la experiencia de huéspedes y comensales. Y para ello la tecnología es la clave. 

Las innovaciones en proteína vegetal y las últimas tendencias en envíos, comida para llevar y nuevos modelos de negocio han sido protagonistas de estas jornadas.  Giuseppe Scionti, fundador y CEO de NovaMeat, ha presentado el primer filete de proteína vegetal impreso en 3D. 

En cuanto a los hoteles, los del futuro incluyen un recorrido que comienza en la recepción del alojamiento, en donde los registros de entrada y de salida se realizan mediante una app del móvil y se pueden consultar dudas a un chatbot recepcionista. Además, permitirán personalizar las habitaciones gracias a la domótica y el internet de las cosas, pudiendo crear una zona de ocio con experiencias de realidad virtual o un gimnasio, por ejemplo. 

Robótica

Como ocurre en otros sectores, la hostelería apuesta cada vez más por incluir robots en los establecimientos con el objetivo de ofrecer distintos servicios. 

Por primera vez, en HIP se ha desarrollado el primer foro mundial de robótica aplicada a hostelería, el Foodservice Robotics Pioneers, en el que Patrik Bergareche, director general de Just Eat España, ha avanzado el futuro de la entrega a domicilio y ha presentado un prototipo de robot autónomo de reparto conocido como Yape. Se trata de un vehículo de entrega que puede transportar hasta 70 kilos, incluye una cámara para evitar los obstáculos y es 100% sostenible porque funciona con un motor eléctrico. Lo han probado en una zona al norte de Londres, y dos minutos antes de llegar, la empresa envía una notificación al cliente a través de una app en el móvil y otra cuando el robot se encuentra en la puerta de su casa. Entonces, recibe un código para desbloquearlo y acceder a su pedido. 

Una versión similar es Statship, aunque este solo puede portar 20 kilos. Actualmente reparte en una zona de Reino Unido, en Estonia y en algunas áreas de Estados Unidos. 

En España no será hasta dentro de cuatro años cuando se abra el debate para dejar circular a los robots de manera autómata. 

Y de robots mensajeros a camareros, como Penny, de la empresa californiana Bear Robotics. La idea de esta compañía es que las máquinas se encarguen de los trabajos más físicos, como servir las mesas y recoger los platos para llevarlos a la cocina; es decir, que sirvan de ayudantes a los camareros, que realizarán tareas que aporten un valor añadido. 

Por su parte, Baronics no es un robot, es solo un brazo robótico capaz de preparar cócteles, cafés y cualquier tipo de bebida que pida el cliente. 

Pero si hablamos de robótica hay que ir más allá y pensar incluso en restaurantes con todos los procesos automatizados y en los que no hay empleados humanos. Es el caso de la primera pizzería en la que solo cocinan robots, creada por la empresa francesa Ekim. 

Y el más novedoso, el Foodom Robotic Restaurant, inaugurado este año en el cantón de Guandong (China). Un total de 750 profesionales de distintos sectores han hecho posible la apertura de este local, en el que los comensales se quedan embelesados mirando cómo los brazos robóticos prepararan su comida. En este restaurante solo trabajan 46 robots. Ni una sola persona. Los visitantes entran al local, piden su menú a través de una carta y la comanda llega a 32 woks robotizados. Después, otros robots sirven los platos en cada mesa. 

Restauración

En el futuro de la hostelería también se habla del restaurante que ofrece una experiencia en la que el comensal se involucra con los cinco sentidos. Consiste en incluir una mesa interactiva, un simulador de olores, paredes con proyección audiovisual en 360º y asientos táctiles con vibración, entre otras tecnologías. 

Además, algunos establecimientos quieren potenciar el turismo de su localidad, dar información al cliente o simplemente conexión wifi con dispositivos como los servilleteros digitales. La firma malagueña Pilarbox ha creado estos artículos que tienen dos pantallas táctiles. Además de la información municipal, también pueden servir como medio para que las empresas se anuncien o para que el propio local incluya su carta y elimine papeles y plásticos. Incluso pueden servir como datáfono.

Tecnología para el mundo Horeca que ya se puede ver en algunos locales de nuestro país. 

Aplicaciones

Pagar con el móvil no es algo nuevo, pero sí sacar dinero con él sin estar delante de un cajero automático. Y todo gracias a la app desarrollada por la start up valenciana Gelt Cash. Con ella, los clientes podrán obtener dinero en efectivo en distintos establecimientos. En la propia aplicación se notifica qué restaurantes, tiendas, etc. incluyen esta opción y se indica mediante GPS cómo ir. Con ella también se puede enviar dinero a tus contactos o pedírselo.