Urueña, el pueblo con más librerías que estudiantes

La villa vallisoletana, con 191 habitantes, tiene 11 librerías, cinco museos y un espectacular patrimonio cultural y arquitectónico

27.04.2022 | 16:48
Vista aérea de la localidad vallisoletana.

"El pueblo más culto de España". Este es uno de los elogios que recibe una Urueña, de las localidades castellanas más singulares y con una gran riqueza cultural pese a su pequeño tamaño y escasa población. El pequeño municipio, perteneciente a la provincia de Valladolid, es uno de los referentes turísticos de Castilla y León por su belleza y lugares históricos (cuenta con un castillo del siglo XI y una muralla medieval), pero sobre todo destaca por sus 11 locales especializados en la venta de libros. Algunas son librerías tradicionales y otras son locales que combinan la pasión por la literatura y la venta de ejemplares con otras actividades. Un dato curioso que ha fascinado al prestigioso diario The New York Times.

El artículo se publicó en ele prestigiosos rotativo estadounidense el sábado 23 de abril con motivo del Día del Libro. En él hablan sobre cómo un pueblo como el de Urueña, un pueblo con 191 habitantes censados, puede tener más librerías que estudiantes. Raphael Minder, su redactor, plasma la decadencia de habitantes que ha sufrido estos últimos años, aunque lo que no se pierde siguen siendo las librerías. "A pesar de su belleza escarpada, Urueña, al igual que muchos pueblos de las zonas rurales de España, en las últimas décadas ha tenido dificultades con una población envejecida y en disminución que dejó a la población estancada en un centanar de residentes a tiempo completo. No hay carnicero ni panadero: ambos se jubilaron en los últimos meses. La escuela solo tiene nueve alumnos", señala el artículo.

Vista exterior de las murallas.

Fácilmente accesible desde Valladolid, a 50 kilómetros, la pasión por los libros reporta a Urueña muchos beneficios derivados de las visitas de turistas: según los datos de la Oficina de Turismo de Urueña recopilados por el diario de EEUU, en 2021 se registraron 19.000 visitantes, una cifra notable más si se tiene en cuenta que fue un año muy marcado por la pandemia. Asimismo, la localidad recibe alrededor de 70.000 euros al año de dinero público para organizar eventos culturales.

Además Urueña tiene variados atractivos lugares y edificios para visitar como el castillo, que Fernando I El Magno ordenó construir en el siglo XI, aunque actualmente no se puede visitar su interior.

También destaca la muralla medieval que rodea el pueblo, de forma ovalada y construida entre los siglos XII y XIII.

La

Ermita de Nuestra Señora de la Anunciada.
​y la iglesia de Nuestra Señora del Azogue son los principales enclaves religiosos, ambas con vario siglos de existencia a sus espaldas.

Tampoco está mal dotada la localidad vallisoletana de museos, cinco, dedicados a la música y la lectura. Posiblemente el más importante de todos ellos es el Centro Etonográfico Joaquín Díaz, donde el folklorista Joaquín Díaz deja cedidas sus colecciones de grabados de trajes, pliegos de cordel, biblioteca, fonoteca e instrumentos.

El Centro e-Lea Miguel Delibes alberga un área expositiva para mostrar y explicar los elementos y aparatos que han secuenciado la escritura, lectura y soportes a lo largo del tiempo. Es el corazón de Urueña la Villa del Libro, un lugar para potenciar el libro y la cultura a través de una biblioteca, talleres, sala de exposiciones y un pequeño jardín. 

El castillo medieval.

Otro interesante espacio es el museo del cuento que expone representaciones de los más conocidos relatos infantiles.

No podía faltar el museo de la música con 500 instrumentos musicales de todas las formas y lugares del mundo, una colección cedida por Luis Delgado.

En el museo de las campanas encontraremos una colección con una veintena de piezas de todos los tipos y tamaños, comprendida entre los siglos XV y XX.

Tres casas rurales y un hotel rural hablan más que bien de su infraestructura para recibir a los visitantes. Otros tres restaurantes, un mesón y una cafetería aplacarán el apetito de los turistas, donde podrá degustar el típico lechazo al horno de la localidad y le ofrecerán los espectaculares caldos de la Ribera del Duero.

noticias de noticiasdegipuzkoa