Gipuzkoa: Los otros reyes de Copas

02.04.2021 | 21:24
Iñaki Puyadena, del Ordizia Rugby Taldea.

Al margen del fútbol, en los últimos años el Torneo del KO ha dado varios títulos a clubes de Gipuzkoa de otras modalidades deportivas

Patrick Fuentes (Txuri Urdin): "Lo vivimos como un oro en un Mundial"

El Txuri Urdin es uno de los clubes más laureados del hockey hielo estatal, con 16 títulos de liga y 11 de Copa. Sin embargo, cuando el conjunto donostiarra ganó el torneo copero en 2016, ya habían pasado 16 años sin haber conquistado ningún trofeo. Patrick Fuentes, capitán del Txuri, recuerda que aquel éxito supuso "algo muy importante" para el equipo. "Fue de los mejores momentos para toda mi generación, que entró en el equipo entre 2010 y 2012. Fue la primera recompensa al esfuerzo y al buen juego. Es un título importante" en la historia del club. "Lo vivimos como si hubiera sido una medalla de oro en un Mundial o un ascenso de categoría, o como cuando ganamos la liga al año siguiente. Fue algo muy bonito y creo que a todos nos ilusionó muchísimo".

Fuentes reconoce que "a nivel nacional, la Copa es un título bastante inferior a la liga. Puede estar bien para dejarte un mejor sabor de boca si no te has podido clasificar para la final, pero el objetivo real de todos los equipos de hockey hielo es ganar la liga". "Como son muchos menos partidos, y no es la recompensa de una buena temporada, el título de liga tiene más valor que la Copa para los equipos de hockey, pero sigue siendo un título y la verdad es que ganarla trae felicidad a todos".

Fuentes muestra la Copa en el Palacio de Hielo. Foto: Iker Azurmendi

La victoria de 2016 fue el inicio de una época triunfal para el Txuri: "Cuando ganamos esa Copa empezamos una fase en la que ganamos tres ligas –2017, 2018 y 2019– y otra Copa –2018–, y pasamos de ronda en la competición continental... Fue el inicio de un ciclo muy bonito que se terminó hace poco". El equipo donostiarra, además, disputó la final copera de 2017.

El torneo del KO también ha dado algún disgusto al capitán del Txuri: "En la última edición que jugamos –en 2019–, perdimos contra el Barcelona por un gol y estuvimos muy cerca de haber ganado, porque perdimos 5-4 (con un gol de oro). Yo estaba convencidísimo de que íbamos a ganar, porque íbamos por delante a falta de diez minutos".

Al afrontar una final, Fuentes intenta "enfocarla de la misma forma que enfocamos el resto de partidos, intentando pensar que es un partido más, aunque obviamente la gente está más nerviosa y todo adquiere un poco más de valor, porque los errores o las cosas que te salgan bien valen más. Al final, lo importante es que el equipo sea consciente de que no deja de ser otro partido, y de que si estás tranquilo y si confías en tus habilidades tendrás más posibilidades de que te salgan bien las cosas".

El capitán del Txuri se declara aficionado realista. "De pequeño era muy forofo, y luego lo dejé un poco porque mi deporte es el hockey hielo y es lo que más veo, pero este año lo estoy siguiendo más porque estoy en una liga fantástica de fútbol. Aunque allí dicen que soy del Athletic porque tengo varios jugadores de ese equipo".

Fuentes ve la final "bastante abierta, sobre todo con los altibajos que está teniendo la Real a lo largo de la temporada. El Athletic empezó muy mal, pero ahora, con el cambio de entrenador, está mucho mejor. Creo que la puede ganar cualquiera, pero prefiero que gane la Real, que es el equipo de mi casa y voy con ellos".

El capitán del Txuri no cree que pueda dar algún consejo a los jugadores realistas, salvo "que afronten la final como un partido más, porque es un partido más de algo a lo que has jugado desde que éramos pequeños, e intentar jugar relajado y hacerlo lo mejor posible. No creo que pueda decir nada que no sepan ya. Al final, son profesionales del deporte. Incluso habrá cosas que me puedan decir ellos a mí. Tienen todo de su lado: psicología deportiva y todo lo que el deporte profesional conlleva."


Maitane Etxeberria (Bera Bera): "La Real va a tener el apoyo de todos"

Con tan solo 24 años, Maitane Etxeberria ya ha disputado seis finales de la Copa de la Reina con la sección de balonmano del Bera Bera. La extremo de Lezo ha conquistado tres títulos en este torneo, y ha caído en otras tantas ocasiones. Etxeberria no se ha perdido una sola edición de "una competición diferente, que hace especial ilusión jugar. Desde que estoy en el primer equipo he tenido la oportunidad de jugar todas las copas". Su debut en el torneo del KO se produjo en 2014, y ese mismo año levantó su primer trofeo: "La verdad es que no sabía ni dónde estaba en ese momento, porque era súper joven, era una final de Copa€ fue increíble". La guipuzcoana recomienda a los jugadores de la Real "que disfruten, porque una final de Copa no se juega todos los días, y menos siendo un derbi. Y, aunque no haya público, van a tener el apoyo de todo el mundo".

La Copa es una competición que no permite errores: "En pocos días juegas varios partidos y es o todo o nada. No es como la liga, que tienes partidos todos los fines de semana y si pierdes un encuentro puedes recuperar los partidos o el otro equipo puede perder. En el ambiente del banquillo y de la grada se nota muchísimo".

Etxeberria recuerda que "todas la copas han sido diferentes, en diferentes sitios, y el ambiente ha sido distinto. No podría decir una".

Maitane Etxeberria posa con la Copa de la Reina en Bidebieta. Foto: Gorka Estrada

La extremo no tiene ninguna rutina especial antes de jugarse un título: "No soy nada maniática. Me meto en mi mundo. Es verdad que estoy más nerviosa de lo normal, pero también tengo más ilusión de lo normal".

La lezoarra reconoce que no es "muy futbolera", pero piensa ver la final entre Real y Athletic, y ya ha sentido la expectación de la gente: "Yo estoy concentrada en el balonmano, pero por la calle, en la tele o en la radio ya se nota que se va a jugar la final, que encima es un derbi, y se nota el ambiente que hay. Al ser un derbi, creo que va a ser un partido muy bonito, y supongo que bastante igualado".

La final se jugará sin público, una circunstancia que "se nota muchísimo". Las jugadoras del Bera Bera tampoco pueden contar con el apoyo de su hinchada: "Todas mis compañeras y yo lo hemos notado, porque al final el ánimo y el calor de la gente, sobre todo en los partidos de casa, nos dan ese empujón. En momentos en los que el partido va un poco igualado, el ánimo de la gente se nota. Pero yo creo que en esta final se nota muchísimo el ambiente y están todos con ellos".


Iñaki Puyadena (Ordizia Rugby): "Estaba todo el mundo esperándonos"

Iñaki Puyadena participó en las dos finales de Copa que ganó el Ordizia Rugby Elkartea en 2012 y 2013. El ala reconoce que la conquista del primer trofeo fue para él una sorpresa: "Fue el primer título que conseguíamos y fue un poco inesperado; una alegría muy grande. No te lo esperas, porque es una competición difícil, a partido único, y si fallas una vez te quedas fuera. En la segunda final igual cambias la mentalidad, porque habiendo ganado el año anterior vas a por ello con más convicción, sabiendo que se puede ganar".

El ordiziarra guarda un recuerdo inolvidable de aquellas finales: "Lo mejor fue cuando llegamos al pueblo y estaba todo el mundo esperándonos. Los dos años. Fue increíble. Fuimos hasta el ayuntamiento con la Copa y no sé cuánto tardamos, porque estuvimos saludando a todos".

Puyadena recuerda que los días previos a las dos finales "fue todo bastante normal. En esa semana todo el mundo te anima, te comenta y te pregunta por el partido, pero entrenamos bastante normal; sabíamos lo que queríamos y cómo íbamos a jugar. Tampoco creo que convenga cambiar mucho la rutina habitual. Hay que seguir con el trabajo que ya tienes en la mochila, y ya está. No se pueden hacer milagros. El trabajo ya está hecho de antes".

Iñaki Puyadena, con los galardones de vencedor de la Copa de rugby. Foto: Iker Azurmendi

La final de mañana entre la Real y el Athletic ha cogido a Puyadena "un poco despistado, porque se aplazó. Cuando me enteré de cuándo jugaban ya pensé que había que ver ese partido. No sigo demasiado el fútbol, pero me gusta, como todos los deportes. Veo los partidos un poco especiales". Si tuviera que elegir", el ordiziarra prefiere que gane la Real y se moja pronosticando un 2-1 a favor de los txuri-urdin, aunque cree que en la final "puede pasar cualquier cosa. Es una pena que sea sin público. Hubiera sido bonito que pudiera ir gente, porque que jueguen Real y Athletic en una final no pasa todos los días".

El tres cuartos recuerda que, en las finales que jugó el Ampo Ordizia, la presencia de aficionados ordiziarras les influyó "un montón. Para nosotros, eso fue impresionante, se te pone la piel de gallina. Salir a dos estadios así –La Balastera de Palencia y El Sardinero de Santander–, con toda la gente animándote, fue increíble; te empuja. Encima, en las dos finales empezamos perdiendo por bastante e hicimos dos remontadas. El público ayuda mucho".