kirolak

Copa | Real Sociedad - Atlético Madrid: Esta Tamborrada no se suspende

la real, sin isak, busca convertir su partido copero contra el atlético en el gran acto festivo de un nuevo san sebastián frustrado por el virus

19.01.2022 | 00:41
Oyarzabal ensaya el pase en presencia de Merino, durante el entrenamiento de ayer martes en Zubieta.

donostia – Cuando la pandemia golpeaba todavía con más fuerza, allá por marzo de 2020, quien no se consolaba era porque no quería. "Al menos salvamos San Sebastián", pensaban muchos donostiarras, con el recuerdo de su fiesta todavía fresco en la memoria. Dos años después, sin embargo, el maldito virus sigue presente y ya ha frustrado dos ediciones de la Tamborrada, con la consiguiente tristeza generada por cada suspensión. Dicen que el fútbol es la cosa más importante de entre las menos importantes. Y esto incluye el carácter de antídoto que puede tener en determinados momentos: en plena no celebración del día del patrón, emerge esta noche la Real para intentar convertir su partido copero contra el Atlético de Madrid en lo más parecido al cancelado festejo popular. Nada les valdrá a los más puristas, pero en caso de triunfo Anoeta ejercerá de Plaza de la Constitución y el equipo simulará lucir la indumentaria de Gaztelubide. ¿Quién sabe? Si toca acudir a la tanda de penaltis, el subidón final podría coincidir incluso con la medianoche.

sin isak


Imanol no quiso ocultar sus cartas ayer para un partido que, más allá de lo que implica a nivel social para los donostiarras, tiene trascendencia deportiva para dar y regalar. Hablamos de unos octavos de final de Copa, en casa, a partido único y contra un rival de categoría, cita que los txuri-urdin encaran con hasta 24 efectivos. El técnico deberá efectuar un descarte esta noche antes del encuentro, tras citar de inicio a todos los disponibles del primer equipo y a los potrillos Turrientes, Naïs y Lobete. En el capítulo de bajas, mientras, figuran los cuatro futbolistas esperados, todos ausentes por lesión: Nacho Monreal, Ander Barrenetxea, Carlos Fernández y Alexander Isak. Mención especial para la situación del sueco, quien llevó a cabo una prueba durante el entrenamiento del lunes para ver si su esguince de tobillo le permitía ser de la partida. Según explicó ayer Imanol, Isak dudó a la hora de decidir si podía echar una mano sobre el campo, pero finalmente primó la prudencia. Por muy importante que resulte el encuentro de hoy, la temporada es larga y quedan más frentes abiertos, comenzando por el de la Liga. El domingo visita Anoeta el Getafe en la 22ª jornada del campeonato, y todo apunta a que el delantero escandinavo ya estará entonces en condiciones de participar.

once de gala


Sobre el papel, el lugar de Isak en la alineación lo ocupará Alexander Sorloth. Y tras el noruego figurará el que podemos considerar once de gala txuri-urdin, dejando de lado el interrogante de la portería, que no es poca cosa. Ryan ha jugado hasta la fecha los tres partidos de la Copa del Rey, por lo que en teoría parte como favorito sobre Remiro. Sin embargo, Imanol ha defendido siempre que él alinea al guardameta que más idóneo considera para intentar ganar, palabras que cabe unir a las declaraciones de ayer en las que apuntó a una posible presión alta del Atlético. En contextos como este, el meta australiano sufre más que el navarro, como pudo comprobarse contra el Leganés, cuyos dos goles nacieron de malos envíos de Ryan. Lo de Butarque equilibraría la balanza de los pronósticos, aunque podría pesar más la continuidad que, celebradas ya tres rondas de la competición, ha adquirido el ex del Brighton.

un rival herido


Siempre es mejor jugar contra un equipo que no atraviesa su mejor momento, el Atlético de Madrid en este caso. Pero no tienen pinta los colchoneros de ser una escuadra de esas que bajan los brazos cuando les vienen mal dadas. Hace tiempo que en la Liga perdieron comba en la lucha por el título, y en la Supercopa cayeron en semifinales la semana pasada contra el Athletic. Además, sufren las bajas de Giménez (sancionado), Kondogbia, Marcos Llorente y Griezmann (lesionados), además de Savic (sin ritmo de competición aún), por lo que Simeone solo dispone de 17 jugadores del primer equipo. Sin embargo, el ADN que el técnico argentino ha imprimido durante años en este Atlético no se pierde de la noche a la mañana, y a la Real le espera un hueso duro de roer.

noticias de noticiasdegipuzkoa