kirolak

Panadería Pulido - Real Sociedad: no está el horno para bollos

La Real tratará de revertir la racha de dos derrotas seguidas ante un Panadería Pulido que llega con la ilusión por bandera a la primera ronda

01.12.2021 | 00:17
Imanol Alguacil, con cara de circunstancias, en un momento del entrenamiento de ayer en Zubieta. Foto: Gorka Estrada

donostia Mateu Lahoz es pasado. Así tiene que serlo, como también las derrotas ante el Mónaco y el Espanyol. Hoy la Real empieza una nueva andadura en la Copa, un torneo especial de un tiempo a esta parte, en concreto desde el pasado 3 de abril, fecha en la que el conjunto blanquiazul volvió a saborear las mieles de la gloria. Las imágenes del gol de Oyarzabal y de la celebración están marcadas a sangre y fuego en el corazón de la parroquia realzale, muy quemada, todo hay que decirlo, tras lo acontecido este fin de semana, con el trencilla valenciano como protagonista. Hoy es el día en el que la hinchada sigue sin saber la razón por la que el afamado trencilla decidió invalidar el gol de Isak. Mucho se ha hablado de ello. Tiempo perdido. Ya no se puede dar marcha atrás. Hoy la Real tiene que dar el primer paso hacia el sueño de otro título.

Polémicas al margen, la Real está obligada a revertir la situación en la que se encuentra inmersa tras encajar dos derrotas seguidas. El conjunto blanquiazul perdió el jueves pasado en Mónaco, quizá en uno de los peores partidos jugados por los de Imanol Alguacil en el presente campeonato, y este domingo cayó también en Cornellà, aunque la imagen mejoró mucho respecto a lo acontecido en el Estadio Luis II. Hoy, enfrente estará el Panadería Pulido San Mateo, un equipo canario de la Segunda RFEF, que viene con la moral por las nubes tras conseguir la primera victoria de la temporada ante el Antequera el pasado domingo, gracias a los goles de Quintero y Martínez (1-2).

Vega de San Mateo está viviendo este enfrentamiento como un acontecimiento histórico pese a que el partido no se juega en el campo local. Será el Estadio Gran Canaria donde se dispute una eliminatoria de ensueño. Tanto a los habitantes como a los jugadores les cayó el gordo antes de tiempo, y pondrán todo su empeño en complicarle las cosas a los dirigidos por Imanol Alguacil, que, en principio, no deberían tener ningún problema para estar en la siguiente ronda del torneo del KO.

Para el encuentro de esta noche, todo hace indicar que el de Orio dejará los experimentos a un lado y jugará con sus mejores armas. Merino y Silva seguirán siendo baja, al igual que Asier Illarramendi, expulsado injustamente la temporada pasada por Mateu Lahoz en el duelo ante el Betis y que tiene que cumplir hoy la sanción. Tampoco serán de la partida Nacho Monreal y Carlos Fernández, lesionados de larga duración, ni Igor Zubeldia ni Turrientes. Ryan, Guridi, Pacheco o Robert Navarro podrían tener su oportunidad saliendo de inicio. Quizá Aritz, ausente el domingo y que también se perderá el duelo ante el Real Madrid por sanción, sea de la partida inicial, formando en el eje de la zaga junto al defensor de Elizondo.

Lo que está claro es que en la Real Sociedad no está el horno para bollos, y menos después de lo sucedido este pasado domingo con Mateu Lahoz como principal protagonista. La mejor manera de revertir la situación será sumando un triunfo ante el Panadería Pulido, para después centrarse de lleno en el partidazo de este sábado ante el Real Madrid.

noticias de noticiasdegipuzkoa