kirolak

Distinto sistema en la Europa League, donde únicamente viajarán abonados

el funcionamiento en el torneo continental aún debe concretarse

08.09.2021 | 00:45

donostia – El funcionamiento de asignación de entradas que comunicó ayer la Real afecta únicamente a los partidos de Liga del primer equipo durante septiembre. El Sanse, pese a que cada vez tiene más tirón, no está alcanzando el máximo aforo permitido. De cara a octubre, se espera que las condiciones en cuanto a asientos disponibles hayan cambiado para mejor. Y luego está la Europa League, que celebrará un partido en Donostia en el presente mes, el día 30 contra el Mónaco. El club no ha incluido este encuentro en su nueva forma de proceder porque va a dar al torneo continental otro tratamiento.

El gran objetivo de los gestores txuri-urdin a este último respecto consiste en que todos los socios con bono europeo hayan tenido la oportunidad de acudir a Anoeta para ver al menos uno de los dos primeros encuentros de la competición: el día 30 contra el Mónaco y el 4 de noviembre contra el Sturm Graz austríaco. El tercero y último se jugará el 9 de diciembre ante el PSV Eindhoven, y parece lo suficientemente lejano como para plantear ahora metas propias de un aforo reducido. Existe la esperanza de que dicho partido se juegue ya dentro de un marco de relativa normalidad.

En lo que respecta a los viajes continentales de la liguilla, a Países Bajos, Mónaco y Austria, la Real solo asignará entradas a personas que acrediten ser abonadas de la entidad. Si el número de solicitudes superara al de localidades disponibles, se procedería a un sorteo, en el que únicamente podrían participar socios. Eso sí, el club ha decidido que cada abonado con entrada para un viaje continental tenga la opción de invitar también a un acompañante, que no tiene por qué ser socio. Durante las próximas horas trascenderán ya las cifras (número de asientos, precios...) para la visita al PSV, el jueves de la semana que viene.

noticias de noticiasdegipuzkoa