Real Sociedad - Huesca | Partido amistoso: Beñat Turrientes brilla en la goleada txuri-urdin (6-1)

Turrientes sobresale en la goleada txuri-urdin para inaugurar la temporada, con dianas de Guridi, Januzaj, Carlos, Willian, Robert y Le Normand

17.07.2021 | 22:00
Beñat Turrientes, durante el partido de este sábado en Zubieta contra el Huesca.

Esto ya ha arrancado. Con goleada. La Real Sociedad le metió seis al Huesca en Zubieta, en un partido amistoso de cuya segunda mitad se pueden sacar más conclusiones en lo colectivo y que se vio también marcado por una actuación individual, esta previa al descanso. La de Beñat Turrientes. Tenemos al planeta futbolístico escandalizado, en clave positiva, por la cantidad de mediocentros que produce la cantera txuri-urdin. Conviven en la primera plantilla Illarramendi, Guevara y Zubimendi, además de un Igor Zubeldia reconvertido a central. A ver qué dicen por ahí cuando descubran, más pronto que tarde, que viene otro desde abajo, pisando fuerte además. Hablamos de un chaval de Beasain que en enero cumplió 19 años, internacional en categorías inferiores y que en el estreno del verano blanquiazul firmó 45 minutos para enmarcar. Menudo proyecto de jugador.

Para encarar el primer amistoso del curso, Imanol apostó por Turrientes en eje de la medular, habida cuenta de que los citados Illarramendi y Guevara causaron baja con sendas sobrecargas, y que Zubimendi está en Japón para competir en los Juegos. El oriotarra rodeó además al potrillo de buenos compañeros de orquesta: el privilegiado pie de Pacheco por detrás, el despliegue de Guridi y el faro de Silva por delante, y en el flanco diestro del campo el rubio platino de Januzaj ofreciendo soluciones. Así resulta más fácil jugar bien. Pero luego hay que trasladar la teoría a la práctica, cosa que Beñat hizo con creces, demostrando que es futbolista para todo. Sabe recibir de espaldas y girarse en situaciones de presión. Ve bien el juego cuando puede actuar de cara. Se atreve a pisar la frontal del área, incorporándose al ataque por sorpresa. Y también es capaz de acudir a la zona para ejecutar esa voraz presión tras pérdida que tanto demanda Imanol. Ayer contra el Huesca lo hizo todo. Todo bien.

Partido abierto

¿Le ayudó el contexto que se encontró? Sí, también puede ser. Enfrente había un rival de buenas intenciones con el esférico, y atrevido en la presión. Así que la Real, visto el panorama, dedicó la primera mitad a poner el cebo con los centrales para forzar el salto de algún adversario. Cuando los aragoneses se atrevían, casi siempre con un extremo, el cuadro txuri-urdin acertaba muy a menudo a la hora de encontrar al hombre libre. Y ahí emergía todo el potencial de los de Imanol. Con Januzaj haciendo diabluras mediante diagonales a pie cambiado. Con Silva alumbrando las ofensivas. Con Guridi activando una banda izquierda de funcionamiento mucho más directo, en la que Bautista actuó de extremo. Y con Carlos Fernández cayendo a ejercer de cuarto centrocampista. La Real, Turrientes mediante, claro, aprovechó para hacer tres goles y para fallar alguno que otro más, destacando el espectacular zurdazo del propio Januzaj para el 2-0. El belga le puso el tercero a Carlos, mientras que el primero, en el minuto inaugural de la pretemporada, lo hizo Guridi a centro de Bautista.


El festival de ocasiones en el primer tiempo, en cualquier caso, también contó con oportunidades del Huesca, digámoslo todo. Y es que el conjunto aragonés se las arregló por momentos para hacer daño a la Real, volcando sus ofensivas en la banda izquierda. Estuvo bien Imanol a la hora de cerrar ese grifo, cosa que logró ajustando la presión txuri-urdin a la media hora de encuentro. Ordenó a Januzaj que apretara al central zurdo rival. Mantuvo así a Silva en la medular durante la fase defensiva. Y pudo contrarrestar, con Turrientes y Guridi más protegidos, un movimiento interior de Ferreiro que estaba haciendo bastante pupa. Mejoraron los guipuzcoanos en la contención con esta actitud más agresiva, circunstancia que también hay que poner en valor. La pretemporada está para ir engrasando todas las maquinarias, incluida la cintura táctica del entrenador, que parece seguir a punto.

Tras el descanso

Después, para la segunda parte, el míster apostó por el habitual carrusel de cambios. Respecto a la primera mitad, solo mantuvo sobre el césped a Remiro (sería relevado por Ayesa en el minuto 60) y a Aihen Muñoz (había sustituido antes del descanso al lesionado Kevin). Pero la principal variante residió, más que en los nombres propios, que también, en la vía desde la que la Real buscó hacer daño al rival. Para empezar, dio la sensación de que el Huesca del segundo acto, igualmente con muchas caras nuevas, resultó algo más conservador a la hora de defender, menos presionante. Y gustó a partir de ahí cómo atacaron los blanquiazules ese bloque visitante menos agresivo. Imanol mantuvo siempre muy atrasados a los laterales, Gorosabel y Aihen. Estiró el campo con los extremos Barrenetxea y Portu, también bastante bajos. Y dio rienda suelta para que los interiores, Robert Navarro y Merquelanz, trazaran dañinas diagonales a la espalda de los laterales aragoneses, que mordían el anzuelo.

Dentro de un encuentro en el que el potrillo Pokorny brilló más en la presión que en la circulación, la Real siguió creando oportunidades. Oportunidades de naturaleza distinta a las de la primera mitad. Pero oportunidades al fin y al cabo. Una de ellas, tras buen pase de Robert Navarro, la culminó Willian José para lograr lo que no podíamos imaginar hace unas semanas, que volvería a ver puerta con la txuri-urdin. El propio Navarro y Le Normand se terminarían sumando a la fiesta anotadora, que dejó otros dos nombres a destacar. El de Portu, que sigue a lo suyo, con el hambre del primer día. Y el de Martín Merquelanz, un jugador muy aprovechable al que se le abrió un huequito en el trío de centrocampistas. Fue solo un amistoso, cierto. Pero las pretemporadas siempre dejan detalles interesantes.

Ficha técnica

REAL SOCIEDAD Primera parte: Remiro; Zaldua, Aritz, Pacheco, Kevin Rodrigues (Aihen, m. 29); Turrientes, Guridi, Silva; Januzaj, Carlos Fernández, Bautista. Segunda parte: Remiro (Ayesa, m. 57); Gorosabel, Zubeldia, Le Normand, Aihen; Pokorny, Merquelanz, Robert Navarro; Portu, Willian José, Barrenetxea.
HUESCA Andrés Fernández; Val, Pulido, Siovas, Marc Mateu; Salvador, Mikel Rico, Seoane; Ferreiro, Joaquín Muñoz, Escriche. En la segunda parte jugaron Abizanda, Ronald, Anglada, Barba, Tomeo, Carrasco, Nwakali, Peñaloza, Enzo Lombardo Carlos Kevin y Gasca.
Goles 1-0, m. 2: Guridi. 2-0, m. 7: Januzaj. 3-0, m. 33: Carlos Fernández. 3-1, m. 35: Escriche. 4-1, m. 71: Willian José. 5-1, m. 82: Robert Navarro. 6-1, m. 87: Le Normand.
Árbitro Aitor Gorostegui. Amonestó a Le Normand y a Barrenetxea.
Incidencias Partido disputado a puerta cerrada en el campo José Luis Orbegozo, en las instalaciones de Zubieta.

noticias de noticiasdegipuzkoa