Mikel Merino: "Me gustaría conocer a Lillard"

deseos Amante de la NBA, Merino sueña con fotografiarse con alguna estrella del Dream Team

07.07.2021 | 01:14
Martín Zubimendi y Mikel Merino posan espalda con espalada. Foto: N.G.

madrid – El sueño de todo deportista que va a participar en unos Juegos Olímpicos es tomar parte de la ceremonia inaugural. El estadio olímpico se convierte, por unas horas, en un espectáculo de luz y sonido, que tiene su culmen con el desfile de los participantes. Tanto Mikel Merino como Martín Zubimendi se van a quedar con las ganas de tomar parte en esa serpiente multicolor. La ceremonia tendrá lugar el día 23 de julio y ellos, junto con el resto de futbolistas olímpicos, jugarán su segundo partido del campeonato el 22, en Sapporo frente a Egipto. No hay tiempo material para asistir.

Los dos realistas lo comprenden y lo asumen pese a la pequeña decepción que supone no poder asistir al evento. "Es una pena, porque es un momento único. Intentaremos pelear para ver si conseguimos que nos metan por algún lado. Ya sabemos que será difícil. Nos tendremos que conformar con verla por la televisión", asume el centrocampista navarro, que, echando la vista atrás, a sus primeros recuerdos olímpicos le vienen a la memoria pequeños flahses de Barcelona '92, aunque ni siquiera había nacido. "El primer recuerdo que puedo tener es de haber visto imágenes en la televisión de Barcelona '92, que yo ni había nacido entonces. Pero de haber visto algo con mi padre, con el arco, la flecha y el pebetero encendiéndose... Luego, ya más reciente, tengo imágenes de Michael Phelps, Usain Bolt, dos grandes figuras que han sido los reyes de la competición".

Zubimendi, tres años más joven que Merino, también recuerda "alguna de las muchas exhibiciones" realizadas por el velocista jamaicano o por el medallista olímpico de Baltimore, que cuenta con 28 preseas, siendo el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos. Asimismo vibró "como un aficionado más" con la final de baloncesto entre España y Estados Unidos de Londres 2012, que cayó del lado americano por un tanteador de 107 a 100. "Estuvieron muy cerca de ganar", recuerda un por aquel entonces imberbe Martín Zubimendi, que contaba con apenas 13 años.

Pese a no poder acudir a la ceremonia inaugural, ambos sueñan con poder conocer o fotografiarse durante su estancia en la Villa Olímpica o en Tokio con alguno de los miembros del nuevo Dream Team que entrenará Gregg Popovich, que ya dirigió al equipo en China, y que tendrá como ayudantes a Steve Kerr (Golden State Warriors), Lloyd Pierce y Jay Wright (Universidad de Villanova). "Soy muy de baloncesto, muy de NBA y me gustaría ver a los jugadores del equipo americano. Soy muy seguidor de Damian Lillard y de Kevin Durant, que también estará por ahí. Todos ellos son referentes para mí en lo que me gusta el baloncesto", declara Merino, a quien también le gustaría compartir momentos con "Craviotto, Mireya Belmonte, Pau Gasol, Marc Gasol... Son leyendas vivas del deporte y si tenemos la oportunidad de estar cerca de ellos, se lo haremos saber todo lo orgulloso que estamos de ellos", asegura el navarro.

Michael jordan, un icono


Tal es la pasión de Merino por el basket que a la hora de elegir un ídolo en un deporte diferente al fútbol, el navarro se decanta, como no podía ser de otra manera, por Michael Jordan: "Es un icono a nivel mundial. Cuando dices ese nombre, todo el mundo sabe de quién estás hablando. Representa los valores del deportista que me gusta. Esa ambición, esas ganas por mejorar, ese hambre por ganar siempre, no darse nunca por vencido, ser competitivo. Son cosas que a mí me motivan, me hacen seguir creciendo". Sin olvidarse, claro está, de "todo lo que supone a nivel de marketing, a nivel de cómo era, del estilo que tenía jugando y de lo que supuso a nivel mundial".

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdegipuzkoa