Real Sociedad: las notas de la temporada

26.05.2021 | 01:11
Illarramendi y Oyarzabal, al unísono, levantan la Copa en compañía del resto de la plantilla, en el estadio de La Cartuja.

LIGA: sobresaliente

Se vuelve a clasificar para Europa


La Real acaba quinta en la clasificación, el mejor puesto de los equipos terrenales

Con sufrimiento, en los instantes finales, pero la Real consiguió la clasificación para la Europa League por segunda temporada consecutiva, tras ganar a Osasuna en El Sadar con un gol de Isak en el minuto 87. Así, el equipo txuri-urdin finalizó en la quinta posición de la tabla, el primer puesto de la otra Liga después de que los cuatro de arriba, Atlético, Real Madrid, Barcelona y Sevilla, demostraran que están a otro nivel. De ahí que su calificación no pueda ser otra que la de sobresaliente.

Imanol ha vuelto a dirigir a un conjunto que se está acostumbrando a competir por cotas mayores que las de hace algunos años, y en la competición liguera, en la que se ha mantenido en el quinto puesto durante casi toda la campaña (sobre todo en su parte final), ha exhibido un fútbol vistoso con el que ha sido capaz de obtener muchos triunfos. Los 62 puntos logrados, seis más que el curso anterior, lo dicen todo. La Real mira hacia arriba.
 

Copa 2020-21: aprobado

El Betis, en la prórroga, evitó su avance


La Real no pasó de octavos en un partido igualado disputado en el Villamarín

La Real no pudo repetir la gesta de la campaña anterior en la Copa al no pasar de los octavos de final. En esta ocasión quedó apeada antes de lo deseado en una eliminatoria de octavos de final disputada a partido único en el estadio del rival, el Benito Villamarín, tras eliminar al Córdoba en los dieciseisavos. A decir verdad, cualquiera de los dos contendientes pudo acceder a cuartos, habida cuenta de la igualdad que reinó en el choque; de ahí que hubiera que disputarse la prórroga tras los goles marcados por Oyarzabal, en la primera parte, y el exrealista Canales, en la segunda. Eso sí, antes fue expulsado de manera injusta Illarra.

En el tiempo de prolongación fue cuando la Real mostró su peor cara y Borja Iglesias, que saltó al terreno de juego en el minuto 85 y que durante la temporada había pasado casi inadvertido, fue decisivo al anotar los dos tantos que dieron la victoria al conjunto bético. Al final, la Real perdió contra un equipo de su nivel.
 

Copa 2019-20: matrícula de honor

La Real logra el título copero 34 años después


En época de pandemia, un año tuvo que esperar el equipo txuri-urdin para disputar la ansiada final

El 3 de abril de 2021 ya ha quedado grabado en la historia de la Real como la fecha en la que logró su tercer título de Copa. Entre las cinco competiciones que afrontaba la plantilla txuri-urdin en la recién finalizada temporada, la final de la edición copera 2019-20 era el objetivo prioritario, sin ningún tipo de duda. Se trataba de la mejor oportunidad para volver a lograr un título después de quedarse a las puertas en el torneo del KO 2013-14, al caer en las semifinales frente al Barcelona de Messi, Xavi, Iniesta y compañía, que además fueron favorecidos por la actuación arbitral; al igual que en el campeonato liguero 2002-03, que perdió el liderato en la penúltima jornada, en el también inolvidable partido en Vigo por el éxodo de unos 10.000 realzales; y antes, en 1988, en la final que perdió la Real frente al Barça en el Bernabéu.

Por tanto, transcurridos 34 años en los que toda una generación de aficionados blanquiazules no habían podido ver a su equipo ganar un título, era el momento de que el conjunto guipuzcoano alcanzara la gloria y correspondiera a su hinchada con tan inmensa alegría. La única pena fue que la afición no pudiera celebrar su tercer título copero, tras el de 1909 y el de 1987, como merecía la ocasión, abrazado a su equipo. En este sentido, la pandemia del covid-19 ha cambiado hasta la forma de disfrutar del deporte y de los éxitos de tu equipo.

En cualquier caso, la Real no desaprovechó la ocasión y se impuso, además, en la final al Athletic, en lo que significó el primer derbi entre ellos en una final copera. Y, a diferencia de la vez anterior, no hubo que esperar ni a la prórroga ni a los penaltis para satisfacción de todos.

En un partido raro, porque la Real no pudo exhibir el fútbol vistoso al que nos tiene acostumbrados, el equipo de Imanol, que también pasa a la historia del club txuri-urdin, supo realizar una mejor lectura que su rival de la final y manejó los tiempos del choque tal y como le convenía. Oyarzabal, capitán en el campo, anotó el penalti que les dio el triunfo en la segunda parte (m. 63); e Illarra, capitán en el vestuario y que no pudo jugar por lesión, recogió un trofeo que en el estrado de La Cartuja levantaron los dos al unísono.
 

Europa League: aprobado

Le apeó uno de los 'cocos' de la Premier


El Manchester United, finalista del torneo, resolvió la eliminatoria en la ida de Turín

En el torneo europeo, que disputó tres años después, la Real llegó hasta donde se le podía exigir. En los dieciseisavos de final se cruzó uno de los favoritos al título, un Manchester United con figuras como Rashford, Bruno Fernandes y Greenwood que alcanzó la final, que disputará hoy ante el Villarreal. En una eliminatoria como esta la derrota no es un fracaso, aunque hay que incidir en que la Real cavó su propia tumba al no querer renunciar a su estilo ofensivo frente a un United que es mortal a la contra. Y así se demostró en la ida, celebrada en Turín, en la que los de Solskjaer le endosaron una abultada goleada de 0-4. En la vuelta, los de Imanol sí dieron la cara y empataron a cero en Old Trafford.

Antes, en la liguilla, la Real quedó segunda en el grupo de la muerte, a dos puntos del poderoso Nápoles, tras perder (en Anoeta) y empatar con la escuadra italiana; ganar (Anoeta) e igualar con el AZ Alkmaar; y vencer y empatar (Anoeta) también con el Rijeka. Un buen torneo, en líneas generales.

Supercopa: bien

Una fatídica tanda de penaltis


Tras una gran semifinal ante el Barça, el equipo txuri-urdin cayó desde los once metros

La Real también fue a por todas en la Supercopa, cuyo trofeo de la primera edición luce en sus vitrinas, pero solo una fatídica tanda de penaltis le apartó de la final. Los de Imanol disputaron un buen partido ante un Barça que estaba ofreciendo las mejores sensaciones de la temporada, pero no estuvieron del todo acertados desde los once metros. En esta faceta Oyarzabal también fue protagonista después de empatar de penalti, en la segunda parte, el tanto que logró en la primera De Jong. Esta igualada provocó que el partido se reanudara en una prórroga en la que no hubo goles.

Tuvieron que ser los penaltis los que decidieron el equipo que pasaba a la final. La tanda empezó con el fallo de Bautista, al que acompañó otro de De Jong; Oyarzabal protagonizó su primer error de penalti, tras haber convertido 17, y Dembélé marcó; Willian lo tiró al palo y anotó Pjanic; Merino acertó y Griezmann falló; Janu marcó y Riqui hizo el definitivo.

noticias de noticiasdegipuzkoa