kirolak

Real Sociedad-Cádiz | Un guiño del destino

la real busca alzar el vuelo liguero ante el cádiz, contra quien cerró su racha inicial, y con silva, que se lesionó en aquel duelo del carranza

07.02.2021 | 00:26
David Silva completa un ejercicio durante el entrenamiento del pasado martes en las instalaciones de Zubieta. Foto: Ruben Plaza

donostia – La Real Sociedad está viviendo una temporada de emociones fuertes y variadas. No cabe duda. Se trata de una campaña ya especial de por sí, por todo lo que tiene de extraordinario competir en cinco frentes distintos. Y el contexto sanitario en el que vive el mundo en general, con efectos drásticos en todos los ámbitos, también está poniendo de su parte. Aún permanece reciente en la memoria un enero peculiar, con Copa del Rey y Supercopa. Ahora aparece en el horizonte la eliminatoria europea contra el Manchester United, cuyo encuentro de ida apunta a disputarse en terreno neutral y no en Anoeta. En medio de tantas circunstancias fuera de lo común, el equipo de Imanol se esfuerza en recuperar el rumbo liguero, ese que comenzó a perderse, al menos en cuanto a resultados, precisamente contra el rival de esta tarde. Los txuri-urdin ganaron en Cádiz el 22 de noviembre (0-1, gol de Isak). Desde entonces, su balance en el campeonato es de diez partidos disputados, con solo una victoria, seis empates y cuatro derrotas. Es decir, nueve puntos sobre 33 posibles.

convocatoria

La Real vuelve a medirse hoy al cuadro amarillo. Esta vez en Anoeta. Y lo hace con David Silva en la convocatoria, factor que termina por completar los guiños que el destino ofrece. Toca remontar el vuelo en la Liga ante el rival contra el que se cerró el esplendoroso arranque. Toca hacerlo, además, en lo que todos esperamos que suponga el regreso definitivo del canario. Se lesionó precisamente en el Ramón de Carranza, hace dos meses y medio, tiempo durante el que ha llegado a reaparecer en tres ocasiones. Todas resultaron fallidas y desembocaron en recaídas de algún tipo. Por ello Imanol ha obrado con mucho tiento durante las últimas semanas. Es de suponer, así, que a la cuarta irá la vencida, con el de Arguineguín sumándose a la causa en una plantilla cuyas bajas hoy son tres. Moyá y Sangalli se encuentran lesionados. Le Normand, sancionado. Los demás están disponibles y figuran en la lista, incluido Zubeldia.

posible once

Precisamente la de Zubeldia podría ser hoy una de las novedades en la alineación, respecto a la visita al Villarreal. En La Cerámica, el galo vio su quinta amarilla del curso, dejando una vacante en el eje de la zaga que apunta a cubrir el azkoitiarra, formando tándem con Aritz. En lo referido al resto del once, y teniendo siempre en cuenta que Silva esperaría su oportunidad en el banquillo, otro posible cambio residiría en la suplencia de Guevara y la titularidad de Guridi, con Illarramendi bajando a la demarcación de pivote. En el ataque, finalmente, Januzaj opta a sentar a Portu, con los demás compañeros manteniendo su sitio en el equipo inicial. Seguirían en él Remiro, Gorosabel, el citado Aritz, Monreal, Illarra, Merino, Isak y Oyarzabal.

el rival

Enfrente estará un Cádiz con el que el recuerdo del partido de la primera vuelta no debe llevarnos a engaño. Los de Álvaro Cervera afrontaron aquel duelo con bajas importantes. Y además se encontraron con una Real en racha y en plenitud física, con la mayoría de sus futbolistas descansados tras un parón internacional. El hermético 4-4-2 del Cádiz, rocoso y difícil de penetrar, supone el vehículo que les ha traído hasta aquí. Y debemos dar por hecho que la maquinaria lucirá esta vez mucho más engrasada que el pasado otoño. Sin José Mari ni Augusto Fernández, ambos lesionados, el cuadro de la Tacita de Plata aterriza en Donostia dispuesto a recuperar aquella racha que tanto sorprendió en el inicio liguero: ganó sus primeros cuatro partidos a domicilio. Desde que logró el último de aquellos triunfos, sin embargo, no ha vuelto a vencer como visitante.