kirolak

Apenas había fechas para la recibir al Granada

si se llega a aplazar el partido del domingo, jugar el 27 de diciembre era la única solución

14.11.2020 | 01:25

donostia – Consecuencia directa del apretado calendario es la dificultad máxima para encontrar acomodo a los partidos aplazados. En semejante contexto, cancelar el encuentro ante el Granada del pasado fin de semana habría supuesto un problema de dimensiones mayúsculas, hasta el punto de que jugar el domingo 27 de diciembre se antojaba como única opción cien por cien segura.

Era probable que, conforme avanzara la campaña, hipotéticas eliminaciones de txuri-urdin y andaluces en Copa o Europa League despejaran fechas para la disputa del encuentro. Pero, en el muy difícil caso de que alguno de los dos equipos alcanzara las finales de ambos torneos, celebrar el duelo en Navidad era la única posibilidad. Es muy probable que tal solución habría salido adelante, pues este año la Liga no descansará en las mencionadas fechas. La Real recibirá al Atlético de Madrid el 23 de diciembre, y visitará al Athletic el día 30.