kirolak

Imanol: "Queremos ser aún más competitivos"

Evalúa la campaña de la Real: "En el día a día, pongo un 10 a los jugadores"

23.07.2020 | 00:11
Imanol acaba el año con una sonrisa tras clasificar a la Real para la próxima Europa League y para la final de Copa.

donostia – Cuando la resaca del domingo todavía dura en las caras alegres de los aficionados txuri-urdin, la Real ya está trabajando en los próximos retos que se le presentan. Este próximo curso el equipo debe "seguir evolucionando para poder ser competitivos en las cinco competiciones que tenemos por delante", recordó ayer Imanol Alguacil en una distendida comparecencia de prensa que sirvió como despedida de la temporada. El oriotarra se sentó –él en Zubieta; el resto, cada uno desde sus casas u oficinas– con los medios y departió con los presentes con esa sonrisa de quien sabe haber cumplido con su objetivo. Por la parte profesional, y también por la parte personal, como acérrimo aficionado que es de la Real.

El técnico guipuzcoano hizo un balance de la temporada y echó la vista atrás, buceando en los recuerdos y pasajes de una temporada que pasará a la historia del club y en la que, sin duda, él tiene buena parte de culpa. ¿Quién si no devolvió del ostracismo y lo recuperó para la causa a un rebelde Willian José? Acabaron abrazados en el Wanda, donde el brasileño parecía un jugador salido de Zubieta. ¿Quien le inoculó de nuevo a Januzaj la confianza en su juego? El extraterrestre belga bajó a la tierra para marcar el gol que vale un viaje por Europa, sí, pero hace siete meses orbitaba sin un rumbo fijo. Sin magia. Sin ganas. Ahora es el héroe de la afición.

Imanol esquiva esas calificaciones. Agradece las loas, pero él solo quiere ser ejemplo en "trabajo y humildad". El oriotarra tiene "muchas ganas y confianza ante lo que nos viene el próximo año", que no es otra cosa que cinco competiciones: Liga, Europa League, Copa, Supercopa de Europa y la ansiada final de Copa de la temporada ya extinta. Un escenario dulce, por supuesto, para la Real y para la afición, pero que dará trabajo extra a Imanol y sus ayudantes en el staff técnico.

Temporada 2019-2020

"Premio merecido"

Han pasado solo cuatro días desde el pitido final en el Wanda Metropolitano, pero ya hay que hablar en pasado de la temporada 2019-2020. También lo hace Imanol, que considera que la clasificación europea fue un "premio merecido por todo lo que hicimos durante la temporada".

Imanol, que aún sigue viendo repeticiones del gol de Januzaj –"hoy mismo (por ayer) en Zubieta", comentaba con una sonrisa–, insiste en "la regularidad del equipo: solo estuvo cuatro jornadas fuera de Europa en toda la temporada". "Eso es lo más importante" para el míster, que se mostró orgulloso del carácter y la fuerza que demostró el equipo, el más joven de la Liga, durante la parte final de la competición. "Los jugadores, de cabeza, estaban muy bien. Estaban cansados, sí, pero ya visteis cómo llegaron a esa última semana...", apuntó el oriotarra.

El técnico se acordó también de los lesionados de larga duración que han caído durante esta temporada. "Es una pena por Illarra, Luca (Sangalli), Ander Guevara o Zuru", reconoce, pero las circunstancias generadas "también han sido oportunidades para otros jugadores. Y más en nuestro caso, con la cantera que tenemos: los jóvenes han aprovechado su oportunidad".

Sobre su situación particular, Imanol se mostró agradecido: "He acabado bastante tranquilo la temporada, creo que he gestionado este reto mucho mejor de lo que pensaba, sobre todo en los malos momentos. A pesar de jugarnos cosas importantes y de que la responsabilidad era grande, estaba sereno". En ello le ha ayudado estar "rodeado de gente que me ha transmitido tranquilidad, seguridad y mucha confianza en lo que estaba haciendo".

Preguntado por este periódico, el entrenador oriotarra tiene en la cabeza varios partidos que marcaron parte del éxito de esta campaña. El partido contra el Getafe en Anoeta es uno de ellos –"aunque se perdió, el cómo jugamos, cómo respondió la afición ante el equipo, que disputó una buena primera parte tras quedarnos con diez..."–, y claro, el de Miranda: "Nos sirvió para crecer. Somos un equipo joven que sentía la responsabilidad de dar el callo por toda Gipuzkoa y, sin embargo, estaba más convenido que nunca que íbamos a ser capaces".

Eso en la antigua normalidad. En la vuelta al césped, Imanol no olvida la derrota en casa ante el Granada, "que fue un mazazo", pero en el que, ya en vestuarios tras el encuentro, "hubo un grito de rabia y emoción de que lo íbamos a conseguir (el objetivo europeo), y así fue". De hecho, el técnico aseguró que "en el posconfinamiento hemos perdido algunos partidos en los que el equipo ha estado mejor que en encuentros de la primera vuelta que sacamos adelante". Por todo ello, Imanol le pone una "buena nota a la temporada; y en el día a día, un 10 al equipo".

Equipo comprometido

"Estoy muy orgulloso"

Del equipo que ha liderado hasta Europa, el míster tiene "un gran orgullo, por cómo ha tirado para adelante y su compromiso". Y recordó: "Mirad Espanyol, Celta o Betis, con plantillones, cómo lo han pasado€". Y es que la unión del vestuario ha sido clave para el desenlace liguero. A pesar de las mil y una zancadillas que se le pusieron a la Real.

Europa es una realidad, pero no estuvo lejos de quedarse en sueño. Al respecto, el técnico reconoció que "espero que todos hubierais –en alusión a la prensa presente– pensado lo mismo si hubiéramos quedado séptimos u octavos. Creo que tenemos que estar muy orgullosos de lo que ha hecho el equipo". En materia más técnica, Imanol justificó su esquema de cinco defensas, tan utilizado en las últimas jornadas, que "te puede hacer más defensivo, u ofensivo. Ya se vio contra el Sevilla".

Precisamente, ese partido, el último del año de la Real en Zubieta, fue el inicio de una jocosa anécdota que tiene como protagonista a Januzaj. "Aquel día, Janu estaba reventado, y no había entrenado, y aquí saben que, si no entrenas, no juegas. No jugó y dijo entonces que no jugaría en Madrid. Recuerdo que yo me reía y le hacía la gracia a Mikel Labaka. Le dije: Este va a viajar a Madrid y nos va a meter en Europa".

Cinco competiciones

"Será un año duro"

Como decíamos, Imanol ya habla en un presente con mirada a futuro. Un futuro que está a la vuelta de la esquina, porque el 14 de agosto volverán a Zubieta los txuri-urdin.

Será un año diferente, con mayor carga de partidos por las cinco competiciones en las que tomará parte el equipo. "Será un año duro. Todos somos conscientes de la dificultad que tiene porque voy a trabajar para ser competitivos en todos los torneos", aseguró Imanol.

En este sentido, valora como "un buen test" la Liga exprés que se ha disputado en este último mes, con partidos cada tres o cuatro días. "Hemos demostrado este año que a nivel físico estamos preparados, que podemos conseguir competir cada tres días con una plantilla joven y que no está acostumbrada a ello", insistió el oriotarra. Respecto a los posibles rivales en Europa y el calendario, aseguró que "todavía no hemos pensado en eso", aunque sí que "trabajamos ya en que, por ejemplo, habrá muchos viajes y menos entrenamientos". Para Imanol, lo más importante es que este nuevo escenario "no nos pille en fuera de juego, porque puede pasarte como al Espanyol".

Canteranos

"Tienen que derribar la puerta"

Los canteranos han sido uno más de la plantilla txuri-urdin en el rush final de Liga. Así los consideró Imanol, llevándolos a todos a Madrid en la jornada decisiva. Sobre ellos, explicó ayer que "han hecho un gran trabajo", pero, preguntado por la posible incorporación de varios de ellos al primer equipo, destacó que "no es fácil que los jóvenes den ya un nivel continuado en competiciones tan potentes como las que tenemos por delante el próximo año". "Cuando yo les entrenaba, ya les decía: No vale con tocar la puerta, hay que derribarla". Y si hablamos de cantera, había que preguntarle a Imanol sobre el acuerdo Antiguoko-Athletic. No pestañeó: "La Real está muy por encima del Antiguoko. Es una pena, pero no creo que afecte a la captación de futbolistas en Gipuzkoa. No quiero darle más bombo: si han decidido irse, hay que aceptarlo y nosotros seguiremos trabajando con quienes están con nosotros, que son muchos y son los que importan".

evaluación del curso

"Le pongo una buena nota a la temporada; y al equipo, un 10 en el día a día"

vuelta a europa

"Tengo muchas ganas y confianza ante los retos que tenemos por delante la temporada que viene"

cinco competiciones

"Somos conscientes de la dificultad: voy a trabajar para ser competitivos en todos los torneos"

ascenso de canteranos

"Han hecho un gran trabajo, pero no es fácil que los jóvenes den ya un buen nivel continuado"